sábado, 20 de diciembre de 2008

Ciudad de la Furia Anuncia la Salida de Algún Vuelo...hopefully!



Por fin llega la única época del año en la que podemos escaparnos. Nos vamos a hacer un recorrido interesante. Una de las cosas que más me gusta hacer, viajar en carro.
Pero primero hay que agarrar un avión, y ya sabemos lo que agarrar un avión significa en la ciudad de la furia.
Colas. Caras de Culo. Paranoia por los choros de aeropuerto. Colas. Colas. Colas. Esperar en tu silla con tu libro y desarrollar una clase de paciencia que sólo deben tener paquidermos, marsupiales y algunos moluscos, por supuesto también los corales.
Yo sólo pido, que por favor no se me siente un luchador de sumo al lado, ni un chino hediondo con uñas de arpista profesional (algunos sólo tienen larga la del dedo chiquito y es algo que desequilibra el cerebro), ni una de esas personas que se baña solamente en luna llena y que huelen como a trapo húmedo, y Diosito también aunque sé que te debo full, plis que no se me siente al lado alguien con una peste como me pasó una vez. Una hindú que la pobre mujer tenía algo así como la gripe aviar mezclada con un ataque de pulmonía.
Espero también que no se mueva mucho. ¿Qué puedo decir? No me gusta. Es como dice Jerry Sinfield, nunca has visto a un pez manejando un carro, entonces pedirle a un ser humano que se sienta cómodo en un avión es como too much. Pero bueno, esta vez nos resbala, porque tenemos otras prioridades y otras preocupaciones.
Así que off we go. Nos volveremos a ver en otra ciudad. Otro aire. Otro cielo. Una de mis ciudades favoritas, donde una freak como yo pasa desapercibida y uno puede ser simplemente lo que es y mientras más raro eres, más común te ves.
Vacaciones de la ciudad de la furia. Lo más bizarro es que uno termina por extrañarla. Por sentirse tan parte de ella que a los pocos días extrañas el caos y la sinceridad asqueante de la anarquía. Así como extrañaré a Helga, Tomás, Astro y Catalina. No hay nada como entrar a la casa y que se hagan pipí sólo de verte. Bueno mis mininos caninos, hasta dentro de tres semanas. Me verán volver a la ciudad de la furia.
Y como nos hace decir mi hermana:
¿Con quién vamos?
Con Dios y la Virgen.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Almorzando con el Chavo del 8


Ayer prendí la televisión durante mi hora de almuerzo. Que la verdad que almorzar sola viendo tele es quizás uno de los placeres más grandes, no sé por qué, pero me encanta, además repetí gratén de berenjenas, sin que nadie me dijera nada. Lo cierto es que me quedé viéndolo un rato y antes de que me diera cuenta me estaba riendo de una estupidez tal como:

- Ni me llamo maestro, ni me apellido longaniza. Me llamo Longaniza y me apellido Maestro.

Risas.

- E, e. Digo me llamo profesor y me apellido Girafales.

Por supuesto que no pasaron ni cinco minutos antes de que saliera Doña Florinda con lo de:

- Ven, Quico, no te juntes con eeessta chuuusma.

- Chusma. Chuma. ¡Ppprrrrttt!

Empujón a Don Ramón.

La verdad es que por un lado uno ve el Chavo del 8 como la idiotez más grande del mundo. Unos chistes bobos hechos por unos tipos que parecen ser unos gafos. Pero algo tiene que tener ese programa, porque yo lo veía cuando estaba como en 6to grado y no le podía quitar la vista de encima, igual que mi hermana (que ya estaba en la universidad), nos moríamos de la risa y hoy, 16 años más tarde, ese programa que para ese entonces ya era viejo, lo siguen pasando como si fuera la última temporada de Héroes.

Entonces pienso en Roberto Gómez Bolaños, el creador e intérprete del Chavo del 8 y en que realmente es genial. Si hay algo que yo admiro es cuando en las cosas más sencillas se logra alcanzar una profundidad considerable, y se tocan temas que de otra forma, sobre todo para públicos tan básicos como el latinoamericano, serían demasiado áridos.

El Chavo del 8, un niño que vive en un barril y va al colegio e interactúa con sus amigos y con adultos que ante su situación se conmueven pero no hacen nada, pareciera algo sencillo y hasta trivial. Después de todo, situaciones como esas las vemos a diario en los países de México hasta Argentina. La pobreza, la indiferencia, los vecinos como Doña Florinda que tienen más que los demás y no sé preguntan por qué, ni cómo hacer para que sus vecinos mejoren, porque no se dan cuenta que el bien de uno está en el bien de todos. Allí está la genialidad de Gómez Bolaños, que además, logra algo que es muy difícil para quien trata de contar una historia, que es hacernos reír y no se trata de un humor tonto, de una risa superflua como puede ser la que produce un programa como Friends (que también adoro pero por otras razones) sino que la risa que produce el Chavo del 8 viene de la ternura, de la compasión y hasta de la pena. La pena que se siente cuando uno ve a un ser tan desvalido, tan inocente y que no se pregunta por qué sus condiciones no son como las de los demás, sino que simplemente se deja llevar por la vida, sin esperar mucho de ella, pero tampoco dispuesto a darle demasiado. Y lo que es más, el Chavo del 8 siempre encontró una ocasión para darles lecciones a los adultos, y ente caso recuerdo la mirada apesadumbrada del Sr. Barriga, que iba a cobrar la renta y siempre recibía un golpe del Chavo, y que en el fondo iban dirigidas al televidente. Lo que demuestra que el Chavo tiene potencial, como lo tienen todas esas personas que viven en condiciones de desventaja en nuestro continente y que simplemente nadie ni los tomó en serio, ni les dio una oportunidad. No debemos olvidar que creer en nosotros mismos y en la capacidad que tenemos para salir adelante no es algo innato, es algo que nos enseñaron.

Me llama la atención el personaje de Doña Florinda. A mi ella nunca me cayó tan mal, debe ser porque en el fondo todas las mujeres nos reconocemos en una cuaima que levanta sola a su hijo, que es responsable y que está enamorada de un hombre que aparenta ser bueno con ella. Sin embargo, es tan cuestionable la manera injusta y clasista como trata a Don Ramón, sin detenerse a pensar que ella vive en el mismo lugar y que a pesar de que vivan vidas distintas y vean las cosas de manera diametralmente opuestas, quizás es mucho más lo que tienen en común que lo que se los hace diferentes. La bruja del 71 era otro personaje peculiar, enamorada como estaba de Don Ramón, que lo perseguía hasta la desfachatez y con su antipatía por los niños, pero que en el fondo era buena. El clásico ejemplo de los resultados del machismo, las mujeres que se quedan solas, que luego de cierta edad no se les toma en serio y que deben seguir los patrones que dicta el estereotipo al que pertenecen. Ñoño, era lo máximo, el propio niño insoportable, que sabe que sus papás tienen una posición privilegiada sobre los demás, lo que además representaba de forma excelente con sus dimensiones de gargantúa.

Claro, que igualmente la interpretación que uno haga del programa dependerá del nivel educacional, pero igual, el calibre de reflexión está allí. Y el programa sin duda toca fibras que trascienden los países y las generaciones y eso habla de la naturaleza humana, de que en el fondo, pobres o ricos, felices o deprimidos, exitosos o fracasados, todos tenemos algo que nos une. Yo pienso que es la bondad, el gusto por el humor sincero, la capacidad de pensar y de enternecernos por los demás. Son cosas que me devuelven la fe en el ser humano.

martes, 16 de diciembre de 2008

Surrealismos de Moto Taxi


Cuando alguien te cuenta que una persona del trabajo estaba montada en moto taxi y que el conductor se para en un momento, saca una pistola y le dice:

- Tranquila que esto no es contigo. Es el bicho que está allá que me debe una.

Acto seguido comienza a disparar tratando de matar a un tipo que iba pasando por la calle.

Esa misma persona me contó que a otra persona de su trabajo que osó montarse en moto taxi, la dejaron parada frente a un semáforo mientras el motorizado se bajaba, corría a donde estaba una señora y le robaba la cartera. La mucha salió corriendo. El motorizado al percatarse le grita:

- Eyyyy no te vayas vale.

Ella se devuelve, le paga la carrera y le dice:

- Pana, le estabas robando la cartera a la señora. Toma tu plata pero no me hagas nada.

Y sale corriendo.

Lo más sórdido de todo: es que en ambos casos había cola, peatones, hasta policías cerca. Nadie hizo nada. Hoy en día los disparos son para la Ciudad de la Furia como las gotas de agua. Caen en cualquier lado, en cualquier momento, sin que nadie los pueda predecir, ni detener.

Creo que lo único que queda son las palabras de Conan Doyle:

"Si queremos efectos extraños y combinaciones extraordinarias, debemos buscarlos en la vida misma, que siempre llega mucho más lejos que cualquier esfuerzo de la imaginación. […]La vida es infinitamente más extraña que cualquier cosa que pueda inventar la mente humana. No nos atreveríamos a imaginar ciertas cosas que en realidad son de lo más corriente. Si pudiéramos salir volando por esa ventana, tomados de la mano, sobrevolar esta gran ciudad, levantar con cuidado los tejados y espiar todas las cosas raras que pasan, las extrañas coincidencias, las intrigas, los engaños, los prodigiosos encadenamientos de circunstancias que se extienden de generación en generación y acaban conduciendo a los resultados más extravagantes, nos parecería que las historias de ficción, con sus convencionalismos y sus conclusiones sabidas de antemano, son algo trasnochado e insípido."

Es como si un cuadro surrealista tomase vida de repente, con todo su desorden y su sin sentido. Definitivamente para quien escuche los cuentos de la Ciudad de la Furia los encontrará poco creíbles. No hay mente humana que pueda atreverse a imaginar nuestra realidad, menos aún, llegar a creer que es verdad.

Pero amigo, lo verás en la Ciudad de la Furia.

lunes, 15 de diciembre de 2008

La Obra


De Émile Zola. Se dice que esta es la obra más autobiográfica de Zola, donde entre otras cosas plasma su relación con el gran pintor impresionista Manet. Lo cierto es que Manet se enfureció con Zola a leer la obra y tiene toda la razón. Zola, como escritor, hace en este sentido gala de una prepotencia extraordinaria y deja al género de la pintura como un género artístico prácticamente desahuciado, a merced de las academias y de la ignorancia no sólo del público burgués, incapaz de entender el arte y su significado, sino además incapaz de sensibilizarse ante prácticamente nada. Zola además castiga a los grupos de artistas que luego de compartir ideales de genio y grandeza terminan por odiarse en su madurez, culpándose unos a otros por sus fracasos, sobre todo económicos y sociales, sin que quedase ningún tipo de respeto artístico. El personaje del pintor, Claude Lantier, quien es el personaje principal de la obra queda como un incapaz, que a pesar de su gran genio, su talento y su visión artística no logra consagrar ninguna tela y se suicida. El personaje del escritor, Sandoz, al final triunfa y se hace famoso y aunque menos genial es más sensato. Parte interesante de este libro es la descripción de las obras, la interacción entre los artistas y sus visiones sobre cosas como la música "el primer idioma" y ese Paris tan añorado del siglo XIX. Este es un libro que puede ser apasionante para quienes aman el arte y se sienten atraídos por la mística de los artistas bohemios.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Waisted Megas del Cerebro


Yo no puedo creer la cantidad de basura que uno guarda en el cerebro. Si yo hubiera utilizado ese espacio para otras cosas a lo mejor ahorita sería técnico de la Nasa, a lo mejor me hubiera ganado un Pulitzer o estaría en Oslo recibiendo un premio nobel, no sé de qué, pero de algo, porque hubiera utilizado ese espacio para cosas más productivas para la humanidad.

Yo no puedo creer que en menos de un minuto pude recordarme que Carmen María Montiel es la ex miss que vive en Houston. Que además casi que me acuerdo cuando ganó. Yo sé que Astrid Carolina Herrera fue Miss Mundo, con un vestido azul. Yo sé que Pilín León también fue Miss Mundo. También sé que Martiza Zayalero fue Miss Universo en el 79 y que fue la primera. Después vino Irene Sáez, con su vestidito rosado, en el 81 el mismo año que Pilín. Yo sé que el montaje del Miss Venezuela lo hace Joaquín Riviera y que las coreografías son de Maryori Flores, con el gran Ballet de Venevisión. Además me acuerdo que en esa época los trajes de baño para el desfile los hacía Africa. Me recuerdo que Bárbara Palacios, es Bárbara Palacios Teide y que además ella pasó a animar el concurso junto con Gilberto Correa. Y lo que es peor, tengo guardado que en Radio Rochela hacían el Miss Chocozuela donde Bárbara era Tártara y Gilberto era Gilberto Chorrea.

Yo sé que Mariela Alcalá era la protagonista de Rubí Rebelde donde hacía un doble papel, al lado de Jaime Araque (a quién yo amaba, yo visualizaba así el hombre de mi vida) que manejaba un Ford sierra amarillo. Victor Cámara protagonizó una novela con Karina. Víctor Cámara hermano de Carlos Cámara, que era Cirilo en Topacio que era Grecia Colmenares. Además está Carlos Mata, que trató de ser cantante, que cantaba "que por qué te quiero, culpable es tu corazón, es buscar tu abrigo cuando tienes frío es un no sé qué" y esa canción era el tema de la telenovela Topacio.

Yo recuerdo que Pecos Cambas era un asiduo de Sábado Sensacional, cuando animaba Amador Bendayán y que el grito era "¡Ánimo Amador!" También iba Nelson Ned, que le decían el gigante de la canción. Así mismo me recuerdo de Contesta por tío Simón, que los lunes eran de coquito (con su respectiva canción), martes de Zurima (Zurima con tío Simón, yooo, pondré mi corazón, ustedes la sintoníaaaa), miércoles de Chusmita y Jueves de Teresita. Después de Tío Simón venía la pequeña maravilla y después Ponky Brewster cuyo perro se llamaba Brandon.

Cosas como que Miguel Angel Landa animó Bienvenidos durante toda nuestra infancia y la cancioncita siempre era la misma (Bienvenido esta noche a la casa de usted…). Ni hablar de las propagandas de Dee Dee Jean y de Minelli, que todas las hacían las ex misses y protagonistas de novelas en lo que era la cosa más guarra del universo.

Estaban las propagandas de Top Sailor y las de Peper Peper, cortos y cortos y cortos y más cortos. Están nombres como Henry Galué, Esperanza Magaz, Tomás Henriquez, Carlos Marques, Doña Amalia Pérez Díaz, Flor Núñez y Caridad Canelón, yo no puedo creer que yo llegué a ver a Caridad Canelón protagonizar una novela.

El mundo de los deportes también viene con carga de basura para el cerebro. Yo sé que el segundo nombre de Gabriel Batistuta es Omar, que el arquero del equipo de Italia cuando Brasil le ganó el mundial se llamaba Gianlucca Pagliuca, que después vino Francesco Toldo.

De verdad, que cantidad de basura la que uno guarda en el cerebro…y lo peor de todo es que eso es nada más el comienzo.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Gritos de Carro

La hermana de Charles va por la calle y escuchar gritando a cuatro tipos en un carro:

- ¡Aaaaaaa Cóño e´la madre!!! ¡Lo odio! ¡Lo odio!!!!! ¡Teeee oooooddiooooooo!!! Chaaaveeezzzzzz teee Oooooddiooooooooo!!!!!!!!

Sentimiento que muchos quisieran expresar. Y no pueden.

Sí. En plena cadena.

martes, 9 de diciembre de 2008

Casos Especiales


Así que me toca ir a resolver el tema del carro de mi mamá que según el INTTT (o lo que sea) tenía como status "borrado en pantalla." Nada más llegar a la puerta del INTTT es como un aeropuerto en semana santa. Colas. Gente sentada en filas de sillas (por lo menos tienen) y en la puerta recibiendo un tipo que dice: "Número pol el que telmina su ceúla." Llego yo con la carita de perdida que pongo siempre que voy a uno de estos lugares esperando ganarme la buena voluntad del funcionario. Le digo que mi carro no aparece en pantalla. Me dice: "pase pol taquilla uno."

Paso por un pasillo y ya cuando voy a entrar al lugar donde están las taquillas me paran en la puerta. Echo mi cuento y dicen. "Taquilla 18." Eso no puede faltar. Parte de la emoción. Uno nunca sabe si está en el lugar correcto.

Llego a la taquilla 18, que es un escritorio con un papel que dice: Taquilla 18 SOLO PROPIETARIOS.

El señor me atiende con cara de qué fastidio que te apareciste me iba a ir fumar un cigarrito. Yo le echo mi cuento. Le digo que mi carro no aparece en sistema. Él no entiende cómo es que eso es así. Yo le digo que eso fue porque se quemaron las torres del Parque Central y con cada de culo me dice: "Eso no tiene nada que ver."

Acto seguido se pone pana. Me dice, lleva el papel allí a la PTJ (todavía le dicen así, hay cosas que no cambian) le dices al funcionario que te verifique el título y las copias. Me lo traes y me lo dejas. Eso sí. Lo buscas mañana en la tarde.

La PTJ es un lugar bizarro. La puerta está forrada como si fuese un regalo. Pero está cerrada. Yo la abro y el policía me ve con cara de abusadora y me dice que espere afuera. Espero. Por fin sale y me dice que pase. Me siento. Empieza a revisar los papeles. Cada dos segundos tocan la puerta y él se para abrir y la cuestión tarda porque el hombre no puede concentrarse. Por fin ve los papeles. Mete unos números en una computadora y me dice que el carro es una Blazer Azul a nombre de alguien así como Aquilino Hernández. No señor. Ese no es. Vuelve a meter los números y aparece el carro. El carro aparece en la computadora, pero dice: No aparece en sistema.

No entiendo. Está en la computadora. Pero no está en el sistema. Después me pregunta: "¿Cómo es posible que el carro que no esté en sistema?". No sé señor, ni idea. Eso es que nunca lo registraron, me dice. Eso quiere decir que el papel este que tienes aquí es chimbo. Nada, ya me vi en Globovisión. Atrapan a líder de banda roba carros, todo por un bicho del 1997 que cuando lo ves feo se apaga. El pana me dice, pues este papel es chimbo. No sé como lo tienes. Eso es un delito.

En eso tocan la puerta entra un tipo. El policía le dice que se espere, pero el pana insiste y lo atienden a él. Me da rabia pero no me puedo quejar porque capaz voy presa. Así que sigo esperando. Calladita. No sé si sacar el blackberry y decirle a mi hermana que a lo mejor me tiene que ir a buscar a Cotiza. No sé si llamar a mi abogado. A lo mejor hago tipo Joey en Friends, me paro y salgo corriendo, pero tengo tacones y eso está full de policías. Así que sigo pensando que quién coño me mando a meterme en ese peo.

Se va el tipo. Entra un señor y el policía le dice, ya tenemos a la primera presa de hoy. Se me quedan viendo. Yo me río. Qué más voy a hacer. El policía sigue chequeando algo en la computadora. Le hablan por radio y tocan la puerta. Entra una tipa con credenciales de la policía y una señora. Una gestora seguro. Las mandan a esperar. El policía chequea mi hoja. La firma y le pone un sello. Me dice: Está listo pasa por casos especiales para que lo metan en sistema.

No pregunto. Agarro mis papales y me voy. Pienso que es algo surreal.

Cuando salgo a casos especiales y voy a dejar los papeles el que me había atendido no está. Así que espero un rato en la silla y veo que la otra señora de la taquilla 18, que está atendiendo a alguien en realidad no la está atendiendo. Están viendo fotos. Fotos extrañas. Unos tipos fumando. Con pelo largo, con el cigarro grandote. Un tipo y una tipa que parecen los Caramelos de Cianuro recién levantados fumando. Yo espero. Suena un celular a todo volumen que dice "Goooooooooooooooooooollll" y me rio con una señora. Al rato se cansan de ver las fotos y se va a acercar un señor, así que me levanto porque no me gusta que se me coleen y le digo a la señora que me mandaron de PTJ para que ingresen el título al sistema.

En qué número termina tu cédula. Me dice ella. En 2. Ah no. Hoy no lo puedes hacer. Tienes que venir el lunes. Hoy es 3 y 4. Yo le digo, pero el señor me dijo que pasara por aquí. Sí, pero sólo trabajamos hoy con 3 y 4.

Surreal. Bizarro. Sórdido. Así es un trámite en la Ciudad de la Furia.

lunes, 8 de diciembre de 2008

To Be or Not To Be

That it the question.

Verga. La incertidumbre es la peor sensación del mundo. Con esa nos jodieron. Esa es la hallaca de toda la mierda que uno puede sentir: Miedo, angustía, resignación, tristeza, ansiedad, locura, impaciencia, obsesión, incredulidad, fe, tranquilidad, pánico, terror, olvido. Se queda algo afuera? Te sientes vivo sí. Pero a veces dan ganas de estar muerto.

Camino de los Sueños


Anoche soñé que una tipa que tengo fácil 5 años sin ver me estaba dando un masaje porque me dolía full la espalda. Entonces, por una razón de esas que los sueños no aclaran, tuvimos que salir del lugar del masaje. Fuimos caminando por un centro comercial, yo tenía nada más una sábana de flores amarrada para taparme, pero nadie le paraba. Llegamos a un restorán y allí íbamos a hacer el masaje cuando identifiqué a un amigo, que tengo tiempo sin ver, que jamás me devuelve la llamada y que me embarcó hace como dos meses cuando lo llamé a pedirle una ayuda. Yo lo saludé con pena, me vio como si yo fuera una recoge latas y siguió hablando con unas tipas que estaban con él. Me levanté indignada.

Estoy pensando si lo llamo o no. Si el sueño a lo mejor sea una señal, de que por más inmamable que esté mi amigo hay algo que lo puso en mi subconsciente y debo contactarlo. Quizás una de las cosas que más nos intriga como seres humanos son los sueños, por eso el tema ha sido objeto de estudio, especulación, ciencia y misticismo. Hay quienes utilizan los sueños para persuadirse de algo o para dejar de hacerlo, incluso están algunos escritores que escriben lo que sueñan a penas se despiertan para utilizarlo como fuente de inspiración literaria.

He tenido mis épocas con los sueños. Definitivamente cuando estás pensando mucho en algo se presenta en tus sueños. Como la vez que yo adoraba a un hombre, que por supuesto no daba ni medio por mí, y se me aparecía en sueños, de mil formas y entonces despertarse era todavía más doloroso. También he soñado cosas como que estaba almorzando con el Papa. He soñado que me estoy agarrando a golpes, que ponen preso a mi papá, que fusilan a mi mamá, que discuto con mis amigas. Incluso antes de casarme soñé que con quien me iba a casar era de nuevo con mi ex esposo.

Ese sueño fue uno de esos que duran unos 10 segundos después de que te levantas y te llegan a generar una ansiedad horrible. Me levanté y casi me da un infarto. Pensaba, " ¿Cómo coño me salgo de esto? ¿Pero yo estoy loca, cómo hice para meterme en este peo? ¿Este hombre sigue en mi vida? ¿Pero cómo?" Hasta que caí en cuenta, que no. Que no era él. Eso mismo me pasó con un trabajo que era agotador. Soñé una noche que tenía que corregir cuadernos. Yo corregía los cuadernos acostada en mi cama. De un lado ponía los que iba corrigiendo y así los iba tomando hasta que me vencía el sueño. Una noche soñé que me faltaban como 70 cuadernos para entregar al día siguiente. Me levanto busco a ambos lados de mi cama y no veo nada y pienso: "¡Mierda! ¡Perdí los cuadernos!" Salté de la cama buscando las llaves del carro para ir a ver si era que no los había bajado, cuando de repente me dije a mi misma: "Hace dos años que renuncié a ese trabajo."

En fin. He soñado tantas cosas, una vez soñé que era negra. Me dio pánico. He soñado que soy actriz, que me matan, que un pitufo me tuerce el brazo, (me levanté y tenía el brazo en mala posición) y ni hablar de los sueños eróticos que también están por ahí, recuerdo una amiga que le encantaba la serie E.R. y tuvo un sueño erótico con el calvo en vez de con Dr. Carter que era el que le gustaba. Estaba furiosa. Con todos esos médicos bellos viene a soñar con el calvo.

Dígame los sueños de perro. Me da mucha risa ver sobre todo al grande que llora y mueve las paticas. Yo siempre pienso que sueña que está corriendo por algún lugar y no puede alcanzar algo que quiere cazar, o a lo mejor recuerda un antiguo dueño que le hacía daño. Lo más cómico es que si alguien hace ruido se levanta y ladra furioso, molesto de que le interrumpan su sueño.

Hay sueños que marcan. Yo una vez soñé que mi papá se moría un 24 de julio y desde ese día le tengo tirria a esa fecha. Cada vez que llega quiero que se acabe rápido el día. O una vez que soñé que me casaba con mi primer novio y pude ver el vestido y todo, la cosa más cursi del universo. Recuerdo un sueño que contó un amigo donde yo hacía un montón de cosas locas, como llevarle helados y regalarle un cassette que se enrollaba, entonces nos pusimos a interpretar el sueño. Cada cosa tomaba un significado.

También están los sueños con números que usa la gente para jugar a lotería, soñé con el 33 juégalo. O soñé con tres perros, ah eso es el 15 juégalo.

Hay miles de teorías sobre el origen de los sueños. Desde la clarividencia hasta simple desorden neurológico. Igual, es impactante cuando de repente vas por la calle, tienes años que no ves una persona, te la encuentras y recuerdas que la noche anterior soñaste con ella.

sábado, 6 de diciembre de 2008

La Familia Normal


Yo quisiera por favor que me llevaran a conocer a la “Familia Normal.” Claro que según las monjas del colegio donde estudié esos éramos nosotros, hasta que cuando cumples cierta edad te das cuenta de que vives con un grupo de freaks y haces tu primer reality check. Claro, es difícil aceptar el hecho de que tus padres, dicen mentiras, tienen manías insólitas como echarle jugo de naranja al cereal, etc…Lo que es más, el punto de que te dicen que vienes de la cigüeña, que te buscaron en Paris, o que te sacaron de un repollo, para que después te enteres cómo fue que hicieron tus papás para tenerte es vergatario. Y lo que es peor es que pasas una pila de años más escuchando que si lo haces tú te vas al infierno, te va a dar una enfermedad y todo el mundo te va a llamar de ramera para abajo. Esto constituye a mi modo de ver otra de las razones por la cual sosos seres humanos totalmente jodidos y confundidos.

En todo caso el punto es que somos seres raros y por ende las familias todas son raras. Yo recuerdo la vez que tuve un accidente de carro y me tuvieron que llevar al Centro Médico simplemente para agarrarme unos puntos. Ya habíamos pasado por el amargo trayecto en la ambulancia de Salud Chacao donde mi hermana le decía a la médico que fuéramos a la Clínica Ávila y mi mamá decía que no. Yo trataba de hablar pero me mandaban a callar. Mi hermana y mi mamá pelearon tanto que la médico las amenazó con bajarlas y sólo así se callaron.
Una vez en emergencia en menos de 45 minutos habían llegado, mis tres hermanas, mi cuñado, el novio de otra de mis hermanas, mi primo y la esposa y otra pareja de primos que estaban cerca, ah por supuesto, mi papá y mi mamá. Los 9 discutían afuera, a viva voz, sobre si los puntos los debería coger un traumatólogo o un cirujano plástico. Yo no hice sino pelear con mi mamá que estaba de mal humor, porque creo que no estaba contenta por lo del accidente y por no sé qué, que había dicho mi hermana. Así que después de un rato se fue. Luego las enfermeras terminaron de botar al resto de la familia que seguía hablando a todo gañote en plena emergencia y que lo que le faltaba era una punta trasera y una botella de whisky. Mientras todo esto sucedía mi hermana se quedaba mirando a una señora y un señor que estaban sentaditos en la sala de espera viendo aquello. Pensó:
- ¡Qué pena con esa gente! Deben pensar que esta familia es de locos.
Por fin se fueron todos, el cirujano me terminaba de coger los puntos y mi hermana me esperaba afuera para pasar la noche conmigo. Ella entonces descansaba tranquila porque ya no hay el ruido vergonzoso de los familiares histéricos, pero igual se sentía un poco apenada frente a la pareja que estaba en silencio. En ese instante sonó el celular de la mujer. Ella atendió y escuchó brevemente, a lo que respondió a viva voz:
- Mira dile a ese coño de su madre, que si quiere saber como está el enfermo, que agarre un carro y se venga hasta acá, no joda.
A lo que se levantó le dio el teléfono al hombre y le dijo:
- ¡Toma! Te paso a tu hermano.

Se levantó y se fue. Mi hermana se quedó mucho más tranquila pensando. “Todas, absolutamente todas las familias son de locos.”
Aunque cierta persona me hizo creer a mi que la suya era la única familia normal, pude comprobar que por creerse eso, precisamente era de las más peculiares. Igual insisto, ¿Existe la familia normal? Yo quiero conocerla. Aunque las navidades con ellos deben ser una ladilla.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Progesterona Diaries


¡Motherfocker! Es la única palabra para este momento del mes. La progesterona sube. Me acabo de enterar de que es por eso que uno se vuelve una especie de engendro. Lo pienso porque hace cinco minutos tranqué el teléfono. Me quedo pensando y lo poco que queda de mi lado masculino dice: Bicho pana. ¡Qué cuaima! A lo que mi lado femenino: Responde, Síiii. Síii. Soy cuiaima, ¿ y?? ¿ YYYYYY???? A pesar de que lloro por absolutamente todo, (es uno de mis trademarks así como la facilidad para el drama), en realidad como me dijo una vez un gran amigo: soy una gran racional. Eso lo heredé de mi papá, una de las personas más racionales y prácticas que conozco.

Sin embargo no puedo escapar a la focking progesterona y lo que hace con uno. No puede ser, lloras hasta con la propaganda más inútil, como la de Ford Explorer, con el tipo que daba el discurso de algo así trilladísimo como "vive cada día como si fuera el último." Lloras con canciones de Roque Valero, dígame las novelas mexicanas, cuando sale la chole diciéndole a la protagonista con sus pestañotas falsas y la boca más grande y roja que si la hubiera atacado un enjambre de abejas africanas: "aayy miiiijaaa, pa´que le voy a mentir, Malvina se llevó su chamaco" y aquella tipa llora y uno también llora. Como una imbécil. Tu lado racional te dice: El coño de tu madre, estás llorando con una novela mexicana. Pero no hay nada que hacer.

Después está el hambre que te da. Primero retienes agua como si fueras una represa. Te sientes como si te estuvieran inflando como un caucho de bicicleta y aún así te da un hambre descomunal. Y no es hambre cualquiera, no es que puedes comerte unas galleticas de soda, un cambur y matas la ansiedad. No. Es hambre de algo sustancioso. Algo así como espagueti con carne y con burda, burda de salsa. Otra maravilla, el cutis horroroso. Como si le hubieras ido a meter la cara al tubo de escape. No hay nada que hacer. Te echas cuanta mierda inventó Lancome, Helena Rubistein, quien sea, nada. Es un horror. No se puede contra ella. Te salen justo debajo del cuello, en la espalda y una que otra en la cara.

Por todos lados la hormona te bombardea con lo que te viene en un par de días, que no es tampoco un pic-nic, por más alivio que traiga a estos síntomas. Además te duelen las lolas. Si trotas, como yo, los primeros 9 minutos te sientes como si fueras un cocotero corriendo para el mar. Yo siempre llego a un punto en el que pienso: "Tengo algo. Esto no puede ser normal." Y el mal humor, la rabia infundada, la depre, el agotamiento y a veces el dolor de cabeza. Y uno todavía se pregunta por qué a veces las mujeres somos difíciles de entender. Nosotras, que no podemos ni entendernos a nosotras mismas, que muchas veces somos esclavas de nuestras hormonas, que son algo totalmente incontrolable.

Hoy encima me toca escuchar a Eros Ramazotti cantar…"Otra no puede haber…es la cosa más preocupante"

Verga Eros. Yo también pensaría que no hay otra que pase por esto, pero sí, creo que somos todas. Y en cuanto a lo otro, sí. Es preocupante. Es desesperante. Y lo que viene. Tres días de agotamiento, dolor de vientre y caminar por ahí con un pañal. ¡Mierda, qué mal humor! ¡Qué progesterona por las nubes! ¡Motherfocker!

jueves, 4 de diciembre de 2008

Borrado de la Pantalla

Parece algo que uno dice al hablar de algún programa de computación. Pero no. Borrado de la Pantalla es el status oficial del carro de mi mamá. Desde el año 97 ha aguantado cosas como los gritos de Martha Colomina a diario, mi manejada hasta Puerto La Cruz (con mi poca pericia al volante) a toda velocidad persiguiendo a una amiga que tenía una Prado nueva y aparentemente ningún miedo a la muerte, cerca de El Guapo la vaguada del 2005 y hace menos de un año cuando mi mamá se decidió a venderlo y lo mandó al taller para arreglarlo llegó pintadito y mi hermana en menos de una hora le aboyó una puerta contra un muro y al día siguiente me llevé un poste amarillo que re-decoró, por decirlo de alguna manera, el parachoques.

Ahora por fin ha llegado un comprador y resulta que el carro está "borrado de la pantalla" en la jerga de la gente del INTTT, todo porque cuando se quemaron las torres del Parque Central se quemaron los archivos que confirmaban la existencia del pobre y fiel carrito.

Las diligencias son un chiste, tienes que ir a casa de mil funcionarios para que vean el carro y escriban en otra pantalla, que tarde o temprano por algo también se borrará, que efectivamente existe. Típicos funcionarios que si les dices que vienes porque el carro aparentemente no existe en los archivos del INTTT o cómo se llame, te miran con cara de que te acabas de bajar del perro de Historia sin Fin. Luego les dices: El carro está borrado en pantalla y te atienden. Si les ofreces "pal cafecito" la diligencia dura 20 minutos. Si no ofreces cafecito, puedes esperar tus papeles en tres días hábiles, como estamos en diciembre son ocho y como ya cae después del diez te lanzarán la frase favorita: "Mi amor. Eso es pa´Enero."

Me pregunto ¿Qué otras cosas, además de la cordura, tendremos en status Borrado de la Pantalla?

Me parece escucharlo decir: "Me verás volver, a la Ciudad de la Furia."

¿Lleagaría el Capín Melao?

Esta mañana amanecí con un frío que me llega hasta los huesos. Nunca había sentido hasta los pelitos de las piernas erizados del frío. Por más que me puse una chaqueta, que me acurruqué un rato debajo de una montaña de cojines, sigo viendo mi piel como la de un gallo a punto de convertirse en olleta. ¿Será el Capín Melao? O como le dicen en mi casa "esa vaina que baja todos los años del Ávila." O será el virus que "está dando." Siempre la gente habla del virus que "está dando" como si fuera algo extraño. No recuerdo un época del año que no estuviese "dando" un virus del estómago, o un virus de esos con flema y fiebre, que alguien que te cuenta que lo tuvo, que su tío lo tuvo, que su mejor amigo lo tuvo y que el jefe de él también lo tuvo.

Siempre hay algo que tiene la culpa de los que está "dando," si no es el Capín Melao, culpamos a las lluvias, a los cambios de temperatura, a mojarse (está científicamente comprobado que los cambios de temperatura y mojarte en la lluvia no te enferman, pero, los cuentos de abuela son más poderosos que nada).

Tengo dos años que no me da gripe. Que no sé lo que es encamarse con piyama, los ojos vidriosos, viendo tele, con la cabeza a reventar, tomando tecitos, sin apetito. Espero que seas tú Capín Melao, y mi violenta alergia hacia ti, y no la gripe que viene a cobrarse su ausencia de estos años.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Locos de Parque


Los parques son lugares de una dualidad extraña. Yo antes pensaba que esta dualidad se limitaba a lo que es un parque de día y lo que es de noche. Es que un parque de día, cuando el sol brilla y las plantas esparcen su oxígeno es una cosa. En cambio de noche es otra muy diferente, todo él sumido en una especie de fingida muerte, en la que no hay respiración; entonces se vuelve un lugar solitario y casi diabólico. Como admiradora de parques, intento ir seguido al Parque del Este que es quizás el único como tal en la Ciudad de la Furia, al menos del lado este. Allí pasan cosas tan absurdas, tan propias de la Furia que nos invade, como la pitón que mató a su devoto guardián, hasta la construcción sin sentido que están haciendo.

Este tiempo de ir al parque, de correr y respirar, también me ha dado la oportunidad de ir observando la vida del mismo. De darme cuenta que la dualidad también existe de día. Por un lado, el parque pareciera pura belleza y tranquilidad, y lo que un amigo llama "puro Ipod," una especie de gimnasio público al aire libre. Pero poco a poco me he dado cuenta que hay algo que lo envuelve de misterio. Los personajes que día tras día se sumergen en él buscando no se sabe qué cosa.

Por un lado está la muchacha casi anoréxica que llega a pie. Uno puede ver su piel estirándose sobre sus huesos que están casi a punto de quebrarse a cada paso que da. Luego están los que corren en grupo, como una manada dando vueltas por la grama a un mismo ritmo, y en la distancia un entrenador que toma el tiempo. Ellos quieren aparentar que son corredores profesionales, y por ello van hablando, como si nada. Están las viejitas que van caminando juntas, conversando. Otras que están totalmente concentradas a paso rápido. Están los viejos que pelan bola y los que se encuentran con un amigo y hablan de política a todo gañote. Están los trabajadores de camisa roja, que uno no sabe bien qué hacen, y unos militares que salen con pantalones de camuflaje y unas camisas sucias de una casa que no sé para que utiliza. Está la fachada de las casitas del barrio que da hacia el parque, y no puedo dejar de pensar lo que costaría esa vista si fuese un edificio o si fuésemos un país desarrollado, fuese el bien raíz más caro de la ciudad.

También están los viejos que te pasan por al lado, igual que los maratonistas, que con su vestimenta, su velocidad, su manera de correr, te hacen saber que no están allí nada más que para trotar. Están las que están comenzando, trotando despacio, luchando a cada paso, sudando, con el rojo subido a los cachetes. Los gorditos, muchas veces en pareja, se nota que apenas comienzan por la mirada larga con que ven pasar a los corredores expertos, a veces los ves rendirse en seco. Una vez, se detuvo uno al lado mío y puede escuchar cuando le dijo a su compañero, agotado "Pana, ¡Es jodido!"

Quizás uno de los seres más extraños que he visto en mis días de parque es un señor que corre de un lado a otro de la pista de correr. Va como si estuviera rodando sobre patines, y se acerca a los árboles, toca los troncos o brinca para tocar las hojas y luego se lleva las manos a la nariz, como para sentir el olor de la naturaleza. Una vez se detuvo por completo y abrazó el tronco de un árbol muy grande, de esos que tienen un óvalo en todo el centro y allí le dio un beso, y después siguió corriendo. Me dejó pensando que en la ciudad cabemos todos y que sin excepción cada persona tiene un mundo entero en su cabeza, con sus razones, sus dudas, sus creencias. Yo me reconozco espíritu libre y así sentí a ese señor. Totalmente libre, totalmente feliz, sin pararse a pensar en lo que iban a decir los demás trotadores, ni los niños que juegan en las canchas, ni los muchachos que se aburren en la taquilla de pago del estacionamiento.

También está la muchacha que vende el periódico en la puerta, dejando incluso a una señora a quien no se le puede ver la cara, pues la lleva toda tapada con una toalla y encima se protege con un paraguas y me recuerdo de la suerte que tengo de no tener que esconderme del sol. Hay algunas criaturas que no hacen nada en el parque, simplemente espían y uno se pregunta si esos hombres con su ropa gastada son criminales, son locos, son flojos u olvidados por la ciudad. Por último, están a un lado del estacionamiento las jaulas de los perros de la división canina de la policía. Algunas, la mayoría, están vacías, otras en cambio tienen habitantes que al sentirte cerca ladran con una rabia escalofriante, entonces recuerdas que es mejor irse, porque el parque esconde misterios que uno no comprende y que a lo mejor te puede tragar algún día. Así que como la vida misma uno lo que hace es no mirar fijamente a nada y seguir.


 

Ya que no tiene maleta...

A vender lo que queda.

La verdad es que uno en la Ciudad de la Furia ve unas cosas!!

martes, 2 de diciembre de 2008

Síndrome de la Mujer Caraqueña del 2000

Según Charles esta enfermedad se basa en:

- Tener el segundo niño cuando el primero todavía no camina.
- El 95.5% de los niños se llaman Santiago.
- No pueden sino hablar de los pezones, las placentas y las pañaleras.
- Planean los eventos cómo si fueran los matrimonios de los niños. Todos son con sushi y whisky, atrás quedó el pabellón, incluso tenemos pruebas de que han habido cortejos en bautizos.
- Piñatas con whisky y sushi, la torta que es casi que un Cruz Diez y un show producido por Evenpro de la última película de Disney.
- Hay una cosa que se llama "Baby Gym". De los 6 meses al gimnasio. Yoga, Pilates, etc...sino o se considera obeso o no pasa el examen de admisión al kinder.
- Play Date: Las mamás toman té, los niños juegan.
- Absolutamente toda la vida del niñito está en Facebook. Las fotos del messenger son del vástago, porsupuesto.
- La inscripción en el colegio: tiran y salen corriendo para el colegio. Así que si metio la pata además de un hijo sin padre va a tener que estudiar en un colegio Bolivariano.

Pensado en esto empezó mi día

Esta mañana me desperté sin poder dejar de pensar en una frase de Albert Einstein que escuché en un discursho anoche...

Si una idea no es absurda al principio, entonces no vale la pena.

Se lo comento a mi esposo.
Él me dice: Por eso me empaté contigo,porque me parecías absurda.
Yo pienso: Tal vez todavía lo sea.
Al rato vuelve y me dice: Sabes qué? Todavía creo que eres absurda.
Estamos compenetrados, no hay duda.

Yo, al menos tengo esperanzas de llegar a valer la pena.
Letras ayúdenme.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Atención Recursos Humanos

Le estamos enviando una solicitud a "Recursos Humanos", que es la nueva forma de decir a todos los santos, al cielo y a Quién Pueda Interesar entre los seres celestiales:

Por favor, no manden más lluvia.

Gracias,


Sindicato de Humanos Miembros del Tercer Mundo.

¡Bien Cuidaito!


Definitivamente la Ciudad de la Furia se destaca entre otras cosas por su creatividad, aunque a veces la utilicemos en nuestro propio detrimento. La semana pasada nos percatamos de que el Guachiman del Centro Comercial La Pirámide, a quien llamaremos Wilmer, es un maniquí (o un albino con severas atrofias musculares). Bueno, esto definitivamente resuelve el problema de tener que darle propina a cualquiera que te dice cuando te bajas del carro: "Bien Cuidaaitoo."

Lo triste del caso es que Wilmer el maniquí probablemente resulte mejor guachimán que el de carne y hueso. Entre otras cosas no vende información, no repite a qué hora sales y a qué hora entras, no va a vender el arma de fuego, jamás se queda dormido, no llega tarde y no se va temprano. No dice groserías, no escupe, no se pone hablar por celular, ni a ver tele, ni a silbarle a las mamitas que pasan. Eso sí, como todos los guachimanes deja pasar a todo el mundo, eso de que realmente dice que esto es propiedad privada y si no se identifica no lo puedo dejar pasar, no se cumple, como en todos lados. Después de todo Wilmer también es ciudadano de la Furia. Pero la verdad, es que el pana Wilmer, es hasta buen mozo.

A eso hemos llegado. Nos sentimos más tranquilos con policías de plástico. Dígame el día que sople el viento y nos deshagamos del presidente de paja, del Tribunal Supremo Cobarde y de la Asamblea Nacional que no tiene corazón.


domingo, 30 de noviembre de 2008

La Ciudad de la Furia: Muda.

Hoy, o ayer mejor dicho, en la ciudad de la furia, mataron al hermano de Unai Amenabar, el conocido narrador de las noticias. Alguien que de tanto oírlo en la radio ya es parte de nuestras vidas, como si lo conociéramos.
Se siente como una lluvia constante en el alma. Como esa lluvia que nos acecha desde hace tiempo. Como la lluvia de Inglaterra. Con el cielo cubierto. Las nubes grises. La niebla baja. Constantemente todo empapado. Un cementerio enorme. Un lugar donde la vida se pierde por las razones más estúpidas. Sin motivos. Sin respuestas.
Dicen que un cura en México, en vista de la ola de crímenes que azotaban a su pueblo decidió escribir los nombres de cada persona que era asesinada en la pared de su iglesia. Pronto, al ver todos los nombres, al darse cuenta de la cantidad de gente que moría de forma tan sórdida, la ciudad se movilizó. Poco a poco se retomó el control de la ciudad.
¿Qué tendrá que pasar aquí para que nos movilicemos? La constitución, la Declaración de los Derechos del Hombre, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Carta de la OEA, los tratados de la ONU, de la UNESCU, el Pacto de San José, todos esos instrumentos hablan de vida y de integridad física como el derecho supremo de cada ser humano. En la realidad la vida en este país es lo más importante que tiene una persona, pero el bien de menor valor que posee. Más vale su carro, que su vida. Más valen sus zapatos, que pareciera que el día que deje de estar en ellos, simplemente se guardarán y en poco tiempo los titulares del periódico habrán cambiado y todos habrán olvidado lo que pasó. Y se hablará de otra cosa:
Es como lo dice Soda Stereo:
“Cuando el mundo enmudece,
Y las promesas engañan,
Nos revolcamos en el jardín,
Por donde nadie pasa.”

Savonarola Vive


Tú estás sentado en tu banco, acompañando a tus amigos que se están casando. Te fijas en el vestido de una señora, piensas que estás viendo una mosca pasar y de repente estás debatiendo contigo mismo si Yoko Ono tuvo realmente la culpa de que Lennon y McCartney se odiaran, cuando escuchas un grito:
- ¡Qué el fotógrafo por favor no distraiga a los novios!
La gente se ríe. Esperan que el padre eche un chiste como para aliviar la tensión. Nada. La ceremonia sigue. Empiezas a recordarte de lo coño e madres que eran los curas cuando eras chama. Llega el momento de las lecturas. Una suave voz de mujer dice:
- Primera lectura. Carta de San Pablo a los...-
- ¡Esa no es!- Interrumpe el cura. Se oyen las risas generalizadas en toda la iglesia. Dos niños empiezan a gritar. Un pequeño desorden en la sala. La mujer vuelve a leer algo. Tampoco es. El cura se para de su silla y cruza el altar hasta el atril, con una cara de que está pensando algo como “pero qué clase de mema, impía, piensa que la primera lectura puede ser una Carta de San Pablo. Gilipollas, joder. Qué lo mío es una iglesilla de las sierras de MadriZ (Madrid). ¿Y el cabrón este se acerca a tomar fotos? Qué piensan que son RoJ Estars. Es que estos venezolanos no se enteran."
Se logra encontrar la lectura correspondiente y llega la hora del Evangelio. Nos ponemos de pie. El cura va a comenzar a leer apoteósicamente, mientras el fotógrafo que obedece al mandato de no distraer a los novios, camina por la nave central de la iglesia tomando fotos de los invitados. Fue entonces cuando el cura con una voz, que se afincaba en su acento español un tanto gastado por el roce tropical, lanzó una especie de grito, que más que grito fue como el rumor de un deslave:
- Hombre, fotógrafo. ¿Es que tú no vas a escuchar la palabra de Dios? ¿No entiendes que durante este momento, nadie puede ser más importante para quienes estamos aquí que Dios? Que, ¿No puedes estarte quieto y escuchar el Evangelio? Te advierto que si no le das entrada a Dios en tu trabajo no serás tan próspero como esperas, y cuando se saca a Dios de algo entonces ese espacio lo toma: EL DIABLO.
Tú piensas ¡Mierda! El cura dijo diablo en plena iglesia. Es como decir bomba en un avión. Te dices mejor chequeo el celular porque si suena vas pa´la hoguera. El fotógrafo como un fantasma se fue a sentar en una de las naves laterales, probablemente pensando ¿Qué coño se cree ese cura? Ahora estos pobres carajos van a tener tres fotos de su matrimonio y todas de los pajuos que están aquí sentados, ninguna de los dos, y de alguna forma u otra va a ser culpa mía. ¡Qué bolas! Calarme este guevon y no voy a poder cobrar el trabajo completo.

Tú sigues en tu banco. Escuchas al cura. Ves que un par de tus amigos se levantan y se van porque hay algo que no soportan. Huyen de la posibilidad de que pase algo y que el cura les grite. Una indignación que sirve para salir a y hablar paja.
Adentro la ceremonia sigue. El sermón matrimonial empieza por detallar los males del mundo: La crisis económica, el atentado terrorista de la India, cataclismos, desastres, faltó mencionar algo como, si usted calienta envases de plástico en el microondas le va a dar cáncer. Por un momento piensas que el tipo está allí para inducirnos al suicidio colectivo. Después lo oyes hablar de lo difícil que es creer en el amor. Piensas una geva le hizo algo a este pana, porque ese comentario huele a despecho. Sigue hablando y empieza a criticar a la gente que no quiere tener hijos. Dice que es egoísmo no procrear por querer superarse. Piensas, claro, unámonos a la campaña: El Condón Mata, con su imagen principal: Los Niños Hambrientos de Etiopía. Cuando va a terminar mejora la cosa y termina por decir que la lección es que cada día tiene sus preocupaciones. Verga verdad. Hoy sábado me preocupo por comprar los regalos de navidad, el lunes me estreso por lo de Globovisión. Gracias curita, dijiste algo bueno.
La ceremonia va a terminar. Los novios van a comulgar y otra vez se le recuerda al fotógrafo que está allí para todo menos para tomar fotos:
- ¡No haga fotografías durante la comunión!
Cuando los novios salieron se sintió un alivio generalizado.
Todo el mundo hablaba del cura. El cuento comenzó a degenerarse hasta el punto que alguien dijo: Ese cura es un vómito. Algo un tanto exagerado. Lo cierto es que para muchos agnósticos ese día fue una especie de renovación de votos. Para el fotógrafo la confirmación de que, Savonarola vive, El Papa se hartó de los paparazzi, y por eso él como fotógrafo de ahora en adelante se va a dedicar exclusivamente al mercado judío. Shalom.
A Chucho y Raquelita, que van a ser los más felices del mundo y cuyo matrimonio pasará para la historia, porque la mejor forma para celebrar es riendo.

sábado, 29 de noviembre de 2008

What it takes not to go?

Viernes.2:10 PM.

Charles: Ya sé. Tengo una idea para llegar más rápido.

Marca un teléfono.

Charles: Toseronero, estás en la casa? Ok. Buenísimo te voy a pedir un favor que es una ladilla. Estamos en una cola entre El Country y Altamira. Necesitamos urgente unos papeles, tú puedes agarrar chola la moto y traerlos, te esperamos tipo por la casa gigante que están construyendo!

Pausa. Toseronero dice algo.

Charles: Ah. Bueno no le pares. Esto de alguna forma se está moviendo. Nosotros llegamos antes. Chao.

Manuela: Qué pasó? No puede venir?

Charles: No. Si puede, pero va a cagar primero. Nosotros llegamos más rápido.

Manuela: Recuérdale que el cuerpo humano viene equipado con esfínteres.

Risas.

Manuela: Mejor no se lo recuerdes. Típica broma que sale aguantándose. Pasa algo. Se caga encima y te lo saca en cara toda la vida.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Run Forest Run


Yo no sé si debería escribir sobre esto, porque es un tanto: “out there.” Pero bueno, el drama del que escribe es que tiene una absurda necesidad de contar lo que le pasa. Además, esta mañana confirmé que este drama no es sólo mío y quiero compartirlo con mis fellow lectoras.
Es que resulta que me he dado cuenta que soy una matrona siciliana, soy una vieja cultivadora de “patatas” de algún pueblo del Mediterráneo. Me mojonié en algún momento de mi vida pensando que era una chama moderna, full siglo XXI, tipo mi sobrinita que le dice al novio cosas como: Pinta un bosque y piérdete, multiplícate por cero. Resulta que esta semana fui a hacer lo más insensato que hacen las mujeres. Es algo que aunque llevo haciéndo durante varios años no logro comprender: depilarme.
Sí, todo el concepto de echarse cera caliente para luego proceder a jalar lo más duro que se pueda, arrancando de esta forma el pelo, que además está cerca de terminaciones nerviosas que producen ardor, dolor, picor entre otros, es la prueba de que seguimos siendo bárbaros. Estoy segura que cuando sucumba nuestra civilización, y los arqueólogos descubran las ruinas de las ciudades occidentales y se encuentren los indicios de este proceso, dirán algo así como: De esta forma se castigaba a aquellas mujeres que violaban las reglas elementales de la sociedad.
Lo cierto es que esta semana la muchacha que me depila se agarró vacaciones. Como no pienso jugar para el Inter de Milán y por ende no tengo razón para parecer uno de sus futbolistas, opté por ir con el reemplazo, su mamá, que además una amiga me había recomendado. La señora empezó a darme todo un sermón de cómo hoy en día, mujeres (y hombres papito, yyyy hombres!!!) se depilan todo. SÍ TODO. Cómo Dios los trajo al mundo. Lo cierto es que hubo una discusión entre ella y yo, hubo cera en lugares donde sólo debe estar la mano de un médico, y yo me sentía como un experimento. Creo que no he sudado tanto en toda mi vida y no se me ocurrió armar un rollo porque la señora todavía tenía la cera en la mano. Lo cierto es que puedo ir a cualquier puti-club y me contratarían porque parezco una más del montón, aunque logré salvar parte de mi vergüenza.
Lo peor de todo es que al salir de la broma y contar mi historia me dicen que hoy en día las chamas de 20 y piquito para abajo no sólo lo hacen, sino que: “ aaayyy desde hace tiempo mija, tu de que época eres!” Eso me lo contó una amiga a quién llamaremos Eva. Eva estaba impresionada igual que yo. Me vengo ahora a acordar de un date que tuve hace años. Fue tan creepy que lo llamamos: El Dentista Higiénico. El Dentista Higiénico me invitó a cenar. Yo me estaba metiendo un pedazo de carne en la boca, después de haberme dicho que, “qué asco tener un perro, es lo más antihigiénico”, cuando soltó:
- Yo me afeito abajo. Completo. Es higiénico.
No se diga más. El concepto de indigestión esa noche dio un vuelco en mi vida. Me pareció información innecesaria, demasiada para el poco tiempo de conocernos y además, pensé, ¿Quién coño hace eso?
¿Pues quién coño hace eso, además de las cabareteras? Como que la respuesta es todos menos yo. Incluidos los ellos.
Yo no sé, la broma no me convence. Mi manera de pensar es: si Dios lo puso ahí fue por algo. Es mejor no alterar a la naturaleza demasiado. Capaz ese es el motivo del calentamiento global.

Back to Basics

Entro a mi casa y mi mamá me dice:

- ¡Aayyy, hola! Estábamos hablando de tí...claro, que nos referíamos a tí como: La Carajita.

No wonder we ended up like this.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Acción de Gracias


Thanksgiving:
Hoy Charles me cuenta que va a ir a celebrar Thanksgiving y yo le digo que no entiendo el por qué si el más criollo que el pastel de chucho. De verdad que el tema de ser lo menos “bolivarianos” posible nos está pegando, cada día nos creemos más gringos y ahora aquí hay haloween, etc…
Sin embargo esta tarde, Cris me dijo algo que me dejó pensando: “Thanksgiving es mi fiesta favorita, porque das las gracias por lo que tienes.”
Es verdad. Uno nunca da la gracias o muy poco. Así que no lo voy a celebrar formalmente pero sí pienso dar gracias. Dar gracias llena de optimismo y te ayuda a ver todo lo bueno que tienes en la vida.
Mi Catire. Siempre será mi San Bernardo.
Mi familia: Locos. Sí. Joden. Too much. Pero es lo más grande que tengo en la vida.
Mis Empresas: Tengo la suerte de trabajar en algo que amo…aunque todos los lunes sean una ladilla y los viernes el mejor día de la semana.
Mis Socios: Charls, Selvs, Cris y Cats: no sé a dónde llegaremos, pero cómo me he reído.
Mis Güilililinkilis: Catalina, Tomás, Astro y Helga. Es demasiado tener 4 seres que jamás te van a juzgar. Que estarán allí no matter what.
Mis amigos: Sin ellos jamás hubiera sobrevivido los momentos difíciles.
El resultado de las elecciones: Poco a poco, es como dijo Churchill, no es el comienzo del fin, pero es el fin del comienzo.
Poder Correr: Quién iba a decir en mis días de ballena que algún día correría 10k…cualquier cosa más allá de 30 minutos de trote siempre será ganancia.
El Parque del Este: Que no lo jodan por favor.
Mi Cama: Siempre al acostarme me he sentido privilegiada, que con tanta gente que pasa trabajo, con las lluvias, con la pobreza uno se puede ir a dormir en un lugar seguro.
Boston Bakery: Qué panquecas tan buenas!!!
Friends: Es mi prozac.
Vacunas de la Alergia: Algún día seré libre.
Chocolate Caliente KKO Real: No engorda y llena burda, un regalo del cielo.
Chocolate Negro el Rey: Mi diente dulce todos los días.
Internet: Cuando se cae es como si se cayera el mundo. Ya no es la súper autopista de la información, es la ventana del mundo, de la humanidad.
Google: ¿Quién coño es Susana Müller? Búscalo en Google. ¡El hijo de Ana Obregón no es del Conde Lequio! Métete en Google para que veas. ¿Qué es un Pleonasmo? Búscalo en Google.
Los libros. No sé qué haría sin los libros. Sin las historias, los personajes, las tramas, la belleza de las palabras, el poder de la expresión. Sería la aridez intolerable del alma.
Mi computadora y mis cuadernos. Extensión de mí. Medio para escribir.
Lápices Mongol: No hay mejor forma de escribir.
Música. No puedo vivir ni un día sin ella.
El Sistema Juvenil de Orquestas. Me recuerda todos los días que sí se puede.
La Vida. A veces es una ladilla, no importa cuán corta o cuán larga, cuan dolorosa, cuán triste, cuán fuerte, cuán alegre. No estamos aquí para entender nada, sino para hacernos un camino y sobre todo, disfrutarlo.
A Dios. Al cosmos: Dankeshen, Darling Dankeshen.

52 Cosas Buenas

Las 52 cosas buenas son una decisión que tomé luego que el 2 de diciembre de 2007 prometeria ir a misa un año sin ganábamos el referendum.
Como no fui ni una sola vez y ya comenzaban a decirme que Chavez no se iba a ir por mis negocios celestiales inconclusos, decidí practicar MI religión. La de tratar de hacer cosas buenas por los demás. Que bastante falta que hacen...

Cualquier cosa aquí esta la historia completa:

http://manuelazarate.blogspot.com/2008/10/52-cosas-buenas-3.html

Obesion

Esta mañana me levanté pensando, que tengo que dejar de pensar en lo que estoy pensando.
Todo el tiempo pensando. Y sé que no debo pensar en lo que estoy pensando.
Odio ser exclava de mi pensamiento. Es como la marea. Por más que quisieras empujarla, vuelve. A veces sube. Otras baja. Pero las olas siempre, siempre están allí.
Tengo que dejar de pensar en lo que estoy pensando.
Me regalo entonces este provervio chino:
Si lo deseas, nunca llega.
Si no le temes, no llegará.

Ya sea con libros. Con trabajo. Con ideas. Tengo que dejar de pensar en lo que estoy pensando.
El día que consiga dominar el pensamiento será como descubrir el fuego.

52 Cosas Buenas - 7,8 ,9 y 10

Sé que estoy atrasada en mis cosas buenas. Ni modo. Quiero aclarar a quienes han estado haciendo presión que no tengo un límite de tiempo. Adicionalmente aclaro que todavía no he nombrado a nadie Pepe Grillo de mi vida...aunque debería.

Estas cosas buenas fueron "electorales":
7. Hice mi taller de Testigo (Dos horas un sábado, un bodrio, pero valió la pena).
8. Fui a la instalación de mi mesa.
9. Como vi que habían muchos testigos en mi centro me voluntarié para trabajar de 10 a 6 am en otra cosa, y volví otro sábado para entrenarme para esa otra tarea.
10. Trabajé de 10 a 6 am de domingo a lunes.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Bye Bye Cola de Cochino


Yo tengo que admitir que soy adicta al Splenda, al edulcorante artificial. Cuanta porquería hay que diga light, low-fat, no contiene azúcar, dietético, diet, libre de azúcar, sin azúcar, todo eso yo me lo compro como las embarazadas compraban leche durante la escases. Además, hace ya un par de meses descubrí gracias a una amiga los productos de NI UNA DIETA MÁS. Un sueño hecho realidad, aunque nunca me comí los helados, descubrí unos chocolates, que son tal cual como los famosos Pin-Pon, y que por consecuencia pasé a llamar: Pin-Pones Psicodélicos. Esos bichos se supone que son pura proteína. Lo cierto es que la cajita no dice qué ingredientes contiene lo que no has llevado a sospechar que a lo mejor allí están desde los restos que estaban en las tumbas profanadas del Cementerio General del Sur hasta polvo proveniente del otrora Muro de Berlín.
Según yo, comer esa porquería no engordaba. Era perfecto. Lo cierto es que desde un tiempo para acá el gran Charles, el Ídolo de esta Generación (después de Guillermo Dávila), me convenció de que comer ese tipo de comida basura disfrazada de sana y no engordante, pero que en realidad es radioactiva, iba a hacer que me saliera la colita de cochino o el tercer ojo.
Lo logró. De un tiempo para acá cada vez que me como un producto infestado de Splenda, Nutrasweet o cualquier cosa me siento mal. Me dan desde retorcijones hasta otras cosas de las que prefiero no hablar, por más de que mi hermana diga que a mí me encantan las historias de pupú. No estoy segura de si es un efecto fisiológico o psicológico, pero he decidido dejar las chucherías psicodélicas.
No sé si engordaré, según Charles, voy a adelgazar, eso ya lo veremos. Por lo pronto volveremos al mundo de las chucherías de verdad. Se supone que yo quiero hacer al Casting de The Amazing Race, espero no terminar haciendo el de Perder para Ganar o terminar en la columna de Mundo Singular en la Hola, como uno de esos gordos que necesitan maquinaria hidráulica para ir al baño.
Así que Bye bye cola de cochino, aunque estoy segura de que tarde o temprano vendrá una dieta o un episodio de gordura que me llevará más cerca de mi tercer ojo.

Palabras del Día

FISIQUISTA: Dícise del hombre o mujer que está pendiente del físico de aquellas personas con las que quiere salir.

BELLITO: Dícese del muñequito de torta, huevo sin sal, que tiene las facciones perfectas.

martes, 25 de noviembre de 2008

Después de Paris

Hay momentos en que una simple idea golpea. Verdades. Cosas que son. Cosas de las que deberías estar consciente y resulta que no te das cuenta. Que como dicen los españoles no te enteras. Eso me pasó en Maiquetía. A punto de montarme en el avión, viendo el mar arrancar a correr detrás de la pista. Viendo los aviones despegar. Acababa de trancar el teléfono. De despedirme de algún amigo o amiga. Casualmente. Decía adiós, hasta luego, como si fuera cualquier cosa. Sin darme cuenta que ese día escapaba de ti. Y fue allí, cuando me di cuenta de que en efecto trataba de escapar de ti y que en realidad no podría hacerlo nunca.
Estuviste en cada tarde de Paris. Estuviste en cada verso. En cada frase. Estuviste en las miradas. Estuviste en las bocas. Estuviste en el humo. Estuviste en los bares. Estuviste en los desconocidos. Estuviste en el ardor del alcohol. Estuviste en las mentiras. Estuviste en las tardes, cuando el sol se desangraba para no dejarme, porque la noche siempre fue más dura sin ti. Estuviste en mis inventos. Estuviste en mi soledad. Estuviste en mi compañía. Estuviste en mí. Estuviste en mi deseo. Estuviste en la mentira que fabriqué. Estuviste en la pasión. Estuviste en todos lados menos en la realidad. Y sin embargo, por más que intenté negarlo todo fue verdad.
No puedo sino condenarte a ser el fantasma que ronde estás letras. Vagarás por la prosa. Y algún día, cuando cumplas tu condena mi prosa encontrará tus versos. Y sin embargo, ese día, será igualmente imposible. Estaré en tus tardes de Mar Caribe con infinito horizonte. Estaré en tus mañans de alcohol y sal. Estaré en tu cama vacía. Estaré en el sueño que sueñas despierto. Estaré en los sueños absurdos. Estaré en tu soledad. Estaré en lo que nunca quisiste que fuera. Estaré en tu miedo. Estaré esperándote en la oscuridad y viajaremos hacia la luz que se encuentra en la gloria de las palabras.
Pero no sin que antes cumplas tu sentencia. Y que quede bien claro que no rompo mi promesa de no abandonarte. Simplemente no puedo evitar esta sentencia. Me robo de nuevo la frase del final: “Hay silencios que no hay como interpretarlos.”

lunes, 24 de noviembre de 2008

Los Que Perdieron...Y Ahora Qué????

Casi siempre cuando un político pierde una elección, se van a hacer “cursos” al exterior. No sé si es que los harán en universidades majunches, si es que el exterior quiere decir el Parque del Este y los cursos son de Tai Chi, pero cuando regresan, lo único que queda claro es que parece que no aprendieron nada. Así que le vamos a dar 10 opciones a algunos de los ex-candidatos que ayer quedaron fuera de cosas interesantes para hacer con su tiempo. La idea es ayudarlos a crecer como personas, como profesionales y ayudar a Venezuela manteniéndolos ocupados en otra cosa.

TOP 10 COSAS QUE PUEDE HACER LILIANA HERNÁNDEZ A PARTIR DEL 24N:

10. Asesorar a la oposición de Lesotho para la elección del alcalde de Maseru.
9. Convertirse en la imagen de Adobe Photo Shop para los países del CARICOM.
8. Hacer un curso de cocina con Nury de Sucre.
7. Hacer el Curso Profesional de Transporte Público y certificarse como Transportista Bolivariano.
6. Unirse al grupo de coristas de las banda musical del barco Freedom of the Seas de línea de cruceros Carnival Cruise.
5. Llenar una de las vacantes del Parque Zoológico El Pinar en alimentación e higiene del área de Primates.
4. Convertirse en modelo del “antes” de los productos para adelgazar de www.soloentv.com
3. Volverse guía turística de Sabaneta, Estado Barinas (nota: se requiere que los guías estén vestidos con traje safari).
2. Participar en la Primera Temporada de “Bailando con los Políticos” junto a Aristóbulo Isturiz.
1. Echarle los perros a Chávez, empatarse con él y montarle una barriga. (En dos años fundar el club de madres solidarias con Marisabel Rodríguez).

TOP 10 COSAS QUE PUEDE HACER ARISTÓBULO ISTÚRIZ A PARTIR DEL 24N:

10. Meterse como voluntario en Súmate.
9. Montar un negocio de venta de alfajores y bombones.
8. Volverse uno de los “sweater rojos” del Teresa Carreño y los días de semana promotor de algún whisky 18 años en El Alazán.
7. Unirse al elenco del Circo de los Hermanos Gasca como Ari el Payaso.
6. Hacer un curso de Peluquería y volverse peluquero personal de Ramón Muchacho.
5. Hablar con Simón Díaz para sacar al aire “Contesta por Tío Simón del Siglo XXI”. Él sería Coquito. Liliana Harnández Zurima. Diosdado Cabello tomaría el lugar de Chusmita. Tibisay Lucena sería Tersita.
4. Meterse en un curso de danza árabe.
3. Irse a hacer todos los seminarios de Deepak Chopra.
2. Ir a Dr.90210 y pedir las mismas operaciones que le hicieron a Michael Jackson.
1. Ser el próximo protagonista de una novela de Leonardo Padrón.

TOP 10 COSAS QUE PUEDE HACER JULIO BORGES A PARTIR DEL 24N:

10. Meterse en un torneo de golf padre e hijo con Caldera.
9. Pedirle al Grupo Televisa Ser Editor en Jefe para Venzuela, junto con Caldera, de la Revista: “Padre e Hijo.”
8. Pedirle a Beto Arvelo que haga un documental que se llame: Daddy Day Care, sobre Caldera y él.
7. Hablar con Mattel para que saquen al Ken Abuelo: Caldera; y al Ken: Julio Borges. (La Barbie sería sin duda Samantha Quintero).
6. Convencer al Biography Channel que lo saquen a él y a Caldera en el espacio: Famous Fathers.
5. Convencer de Caldera de que sea el Austin Powers Venezolano para el poder ser Mini-me.
4. Gravar un cover de la canción Father and Son the Cat Stevens con Caldera.
3. Convencer a Joaquín Riviera de que lo deje animar junto a Caldera el especial del Día del Padre de Sábado Sensacional.
2. Comprarle los derechos a Guillermo Fantástico González para hacer un remake de la serie: Crecer con Papá, junto a Caldera.
1. Hacer que en los nacimientos vivientes de este año él sea Cristo y Caldera sea San José.

TOP 10 COSAS QUE PUEDE HACER CLAUDIO FERMÍN A PARTIR DEL 24N:
10. Irse pal coño y comprar tente-allá.
9. Irse pal coño y comprar tente-allá.
8. Irse pal coño y comprar tente-allá.
7. Irse pal coño y comprar tente-allá.
6. Irse pal coño y comprar tente-allá.
5. Irse pal coño y comprar tente-allá.
4. Irse pal coño y comprar tente-allá.
3. Irse pal coño y comprar tente-allá.
2. Irse pal coño y comprar tente-allá.
1. Irse pal coño y comprar tente-allá.

SEGUID EL EJEMPLO QUE CARACAS DIO

domingo, 23 de noviembre de 2008

La Democracia es lo Peor que Tenemos,

Pero es lo único que tenemos. Creo que fue Winston Churchill quien lo dijo.Viene como anillo al dedo la noche de hoy.
Yo estoy al borde del vómito. No me provoca comer chocolate.
Me llega un mensajito que dice que la oposición perdió en casi todo y que sólo se ganaron 6 estados.
Un mail que dice que se ganaron 11.
Una página toda sospechosa que habla de tendencias y que Primero Justicia fue el gran perderedor. Sospechoso. Pero la info está allí.
Llega otro mensaje que dice que se ganó como en 8.
Llega otro mensaje más que dice que el gobierno no quiere reconocer que perdió en lugares emblemáticos.
En la casa cada quien adopta la posición más incoherente. Más primitiva. Nos volvemos seres extraños. Unos caminan de un lado al otro. Sin parar. Pensando. Pensando. Pensando. Otros se pegan a la tele esperando el mensaje. La señal. Se entregan al deporte de leer las caras:
- Ajaaa. Fulano tiene cara de felicidad. Se está riendo. Mira lo dice con cara de risa.
- Ajaaa. Mira al otro tiene cara de cagaoo. Está desecanjado. Mira. Mira. Mira.
Un deporte. Todo se analiza. Desde los movimientos de la cámara, hasta la cara de los locutores. Todo es una señal. Todo el mundo tiene una teoría. Una idea. Una sensación. Un feeling. Todo el mundo está preparando su: Yo sabía. Te lo dije. Eso era así porque sí.
No puedo más. No me da el alma. Si no me hubiera voluntariado para trabajar, porque creo que es mi responsabilidad me hubiera tomado un taffil y una vodka. Un buen palo y mañana a seguir, porque seguir seguimos siempre.
El celular no pierde. Todo el mundo está al borde.
Vivimos unas vidas a veces demsaiado exitantes. No sé que karma estamos pagando. Creo que lo que más pesa la noche de hoy es que estamos pagando justos por pecadores. Pero no terminamos de darnos cuenta de cuál es el pecado y realmente quiénes son los pecadores. Quizás de cierta forma seamos todos. Después de todo el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.
El problema con estos procesos no es lo que se gana o lo que se pierde. Porque por más cursi que sea algo siemrpe se gana por mucho que se pierda. El problema de estos procesos es lo que uno aprende del ser humano. Lo que uno descubre de la gente que tiene cerca. Los solidarios. Los que hablan y no hacen nada, que son la gran mayoría. El problema de este proceso es que nada termina por saberse porque no se confía en nadie. Y realmente eso es lo triste. Eso es lo que desilusiona, lo que enerva. No sólo que se juegan muchas cosas, sino que el juego no está claro y que nos damos cuenta que no exigimos que así lo sea. Que no somos ciegos. Somos mudos.

Elecciones en La Ciudad de la Furia II


Cuando son las 6:09 PM estamos llenos de las mismas frases electorales.

- 12:34. Los primeros resultados que hicieron a boca de urna que le llegaron a un pana a través de un tipo burda de conectado. Dicen que la fuente es fidedigna. Lo leí y me pareció que la única fuente posible para esos resultados es: Walt Disney.

- Hora de almuerzo: De nuevo 10 razones por qué odiamos a Liliana Hernández. 10 razones por qué nos cae mal Grateron. 1 sola razón por la al final terminamos votando por Acción Democrática o Copei: Nos cagamos delante de la máquina. Sólo de uno de nosotros le dio el voto a Podemos, toda familia tiene su comunista.

- El resto de la tarde...Kung Fu de Mensajes de Texto:
- ¿Cómo vamos? ¿Qué sabes?
- Hay un lío parado en el CNE.
- Los chavistas están haciendo propagandas por todos lados.
- En las máquinas está la trampa. Pásalo.
- La Virgen María quiere que recemos por Venezuela. 1000 Ave Marías (Mi mamá hizo rezarlas)
- Hay tanquetas en Petare.
- Tengo resultados optimistas.

- Ahorita la Tele con el poco de denuncias y no cierran los centros de votación.

Yo no sé cuándo llegará la justicia aquí. Pero como cansa esto. Agota. Y pareciera que no hay nada que hacer.
Algún día odiarán lo que hoy dicen amar tanto...esperemos que no sea demasiado tarde.

Habla la Generación Globovisión



Habla la nueva generación. La Generación Globovisión. Para nosotros Jaime Lusinchi era importante porque los lunes en Radio Rochela era Jaime Bochinche. Ellas viven en la ciudad de la Furia. Aquí sus comentarios:

Edad: 10 años.
¿Sabes a quienes se eligen hoy?
- Alcalde de Chaco. Alcalde Baruta. Todas las Alcaldías.
Si tú pudieras votar, ¿Por quién votarías?
- Por Ramón Muchacho.
¿Por qué?
- Bueno porque Emilio Graterón le cerró la tienda a mi madrina. Además en mi colegio hay un familiar de Ramón Muchacho, entonces quiero votar por él.

Edad: 7 años
¿Sabes a quienes se eligen hoy?
- Ramón Muchacho. Liliana. Sé otros pero no me acuerdo.
Si tú pudieras votar, ¿Por quién votarías?
- Por Ramón Muchacho.
¿Por qué?
-Porque le cerró la tienda a mi tía. Además en mi colegio hay un familiar de Ramón Muchacho.


No está mal: Porque es panita y porque le conviene al negocio. Voto castigo, voto amigo.

Ay Serati, las verás crecer, en la Ciudad de la Furia.

Elecciones en la Ciudad de la Furia

Cuando son las 10:42 AM, estamos llegando de votar.
El día empezó a las 4:00 am ya estaban sonando cohetones y dianas por todos lados. En la cola del centro de votación, la cual fue muy lenta por múltiples razones, hubo toda una discusión sobre el fulano "despertador".

Muy a lo ciudad de la furia, 3/4 partes de las personas de la cola no sabían a quién iban a elegir, deja tú, cómo es el proceso de votación.
Las mesas se abrieron tarde, no por flojera de la gente, sino porque estas son las elecciones de la furia. Si votar le parece un enredo, instalar la mesa, constituir la mesa, explicarle a cada miembro lo que tiene que hacer es más complicado que pedirle una muestra de semen a una Carmelita Descalza.

Hubo motín cuando dejaron pasar a la gente de la tercera edad, que no fue que no hizo cola, sino que tenía su cola aparte. Se escuchaban cosas como "Eeeppaaa peeelooo pintaaooo, tú no pasas de 50" En fin. Mi mamá salió casi disfrazada de Esperanza Magaz y mi papá se puso el atuendo que lo hace ver como Mr. Magoo. Elsa y Fred listos para adoctrinar a medio mundo con su chuleta. Yo voté antes para evitar la vergüenza.

Lo más lindo de la mañana de hoy es que en la mesa 1 de mi centro apretabas al candidato de la oposición y te salía un voto por el oficialista. Como la gente no tiene idea de lo que está haciendo no se dieron cuenta sino hasta que habían votado como 50 personas. El pana del CNE prácticamente se comió el acta y se fueron a buscar otra máquina.

Llego a la casa y los reportes de la tele son casi todos iguales. Máquinas que están "aliñadas" fue el término que usaron en la cola. Como que los cielos nos querían decir algo el miércoles pasado.

¿Qué se derrumbará hoy?

Seguiremos de cerca las elecciones en la Ciudad de la Furia.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Tocar y Luchar



Hace un par de días me contaron cómo fue que surgió le lema: Tocar y Luchar. La verdad es que llegamos a hablar de eso porque estaba comentando con unos amigos que, hace ya unas cuantas semanas cuando José Antonio Abreu recibió el premio Príncipe de Asturias lo escuché en la radio y me eché a llorar. En pleno tráfico haciendo tremendo papelón. Pero la verdad es que me conmovió lo humilde de sus palabras, y a la vez lo precisas y poderosas que fueron. Le preguntaron diez mil cosas y el simplemente terminó la entrevista diciendo: “Yo simplemente les pido que no olviden que nuestro lema es: Tocar y Luchar.”
Mi conmoción vino porque recordé el documental que lleva ese nombre. Eso me hizo ponerle cara e historia al lema, más la voz emocionada de orgullo, de logro y esfuerzo del Maestro Abreu que le puso realidad, mezclada con locura y con sueños. Una combinación muy rara y muy emocionante.
En ese instante pude ver el poder que tiene la pasión. El sentir que hay algo en esta vida que es más grande que uno mismo, que nos mueve hasta el punto de permitirnos sacrificar todo. Es ella la que hace que hombres comunes y corrientes logren cosas extraordinarias.
Es por eso que José Antonio Abreu lo logró. Me contaron que cuando empezó el proyecto del Sistema de Orquestas, tuvo los retos que tiene cualquier comienzo. En una de esas tardes de café entre amigos se sentó a desahogar sus penas y dijo:

- “Creo que voy a dejar esto hasta aquí. Nadie me para. No tenemos dinero. Esto no se va a poder.”
Uno de los presentes, emocionado le contestó:
- “¡Nada de eso mi pana! Usted concéntrese, que lo suyo es tocar y luchar, tocar y luchar. Más nada.”

Hay que recordar eso, en los momentos en que uno piensa que la travesía no vale la pena. Que la meta es inalcanzable.

Tu Pasión Y Luchar. Tu Pasión Y Luchar. Tu Pasión Y Luchar.
Luchar. Luchar Y Luchar.

viernes, 21 de noviembre de 2008

¿Van a contar tu voto?

¿Cómo saber si realmente van a contar nuestro voto el 23N? ¿Será que realmente las actas imprimen lo que uno selecciona en la máquina? ¿Se harán las auditorías? ¿Será que realmente alguien estilo Súmate, Los Partidos, la OEA o los Observadores Electorales hacen algo para que nuestro voto sea tomando en cuenta? ¿Será que hay un Plan B?
Si alguien me diera 10 bolos (de los viejos) para el cochinito, por cada persona que me llama durante un proceso electoral a pedirme las respuestas a estas preguntas (y otras como las impelabes: “¿Qué sabes? ¿Cómo vamos?”) estaría ahorita tomando una piña colada en el Caribe con Paris Hilton esperando a Tom Cruise, Katie y Suri para ir de shopping.
Somos expertos para hacernos preguntas. Además para formular complicadas respuestas, que al final no responden un carrizo. Es decir, hablamos mucho, pensamos demasiado y terminamos por no decir nada y por hacer todavía menos. Siempre hay “alguien” que está haciendo “algo”. Se llama oposición, se llama partido, se llama candidato, se llama miembro de mesa, se llama operador de la máquina y finalmente cuando todo sale mal pues son ellos, rojos rojitos, y una lista de apelativos que no tengo que recodarle a nadie.
Lo cierto es que en estas elecciones yo me harté de jugar banca y de quedarme en mi casa llamando, propagando rumores absurdos, porque a uno lo llaman a decirle desde que los gringos se están bajando de un portaviones en La Güaira, hasta que las máquinas de votación tienen un polvito encima de los candidatos de oposición que si te cae en los ojos te quedas ciego.
Si usáramos esa misma creatividad y energía para participar un poquito, no digo que tendríamos de presidente a Obama, pero si habrían algunas marcadas diferencias en nuestra realidad. Al menos les pondríamos el juego más difícil a los enemigos de la transparencia. Lo que sucede es que el proceso de votación es tan complicado y los ciudadanos somos tan apáticos que no hay que hacerle mucho vudú electrónico a las máquinas, simplemente hay que exagerar el protocolo de votación un poco a fin de que por el camino queden cabos sueltos y ya. Total, el resultado final no tiene dolientes.
¿Es que acaso alguno de nosotros se ha molestado, realmente molestado, por verificar que su voto del 2D 2007 haya contado? Tres gatos. Hay millones de cabos sueltos y el resultado nos lo tragamos, por primera vez nos gustó, pero igual nos lo tragamos. Como nos hubiéramos tragado algo distinto de no ser por una mano negra militar que nadie entiende bien.
La verdadera pregunta es ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo vamos a culpar a los demás de lo que no hacemos nosotros? Excusas hay millones. No tengo tiempo. Tengo full trabajo. No veo nunca a mi familia. Me cansé de marchar. No creo que la oposición. No creo en los partidos. Yo soy apolítico. Soy fotosensible y no puedo hacer largas colas al sol. Tengo una vomitona. Estoy en estado. Tengo casi 90 años. Ese día tengo que hacerle el almuerzo a toda mi familia. No hay liderazgo. Olvídate nos van a dar una felpa. En mi centro no se fuma. Me rasparon burda en el colegio y la idea de un salón de clase me enferma. En ese colegio vota mi ex. En mi centro nunca hay máquina. Odio las computadoras. Eso no va a contar, el gobierno hace lo que le da la gana. Epidemia de dengue, en mi centro hay full mosquitos. Tengo pasajes para irme a Margarita. Tengo un congreso de Idiotas Anónimos que no puedo faltar. Soy un borracho y la ley seca me deprime. No me gustan los bululús. Casi nadie vota y la apatía me pone triste. Me hace mal el clima. Es noviembre y baja el Capín Melao del Avila, me da alergia. Mi candidato no tiene chane. Mi candidato está sobrado. Yo no me inscribí a tiempo en el registro. Al menos esas son las que yo me he inventado.
Esta vez me dije a mí misma NO. Se acabó. Y si no voy a hacer nada pues me levanto el lunes y para adelante como el elefante, pero sin andar hablando pestes de los demás, sin reclamar que otros no hicieron lo que es mi responsabilidad. ¿Qué yo no estoy en un partido? ¿Qué yo no trabajo para un organismo, político, público o independiente vinculado con las elecciones? Sí. Pero el día en que alguien me dio una cédula, con un número y una estampa que leía VENEZOLANO, eso bastó para que lo que pase en este país se convirtiera en mi responsabilidad. Mi problema. Mi problemón, que ni Irene Saez, ni Primero Justicia, ni Juan Bimba, ni Mandrake van a resolver por mí, mucho menos que si un grupo de gringos o misionarios Holandeses.
Hay gente que piensa, que si a Venezuela se la lleva una hecatombe agarrarán sus maletas y cambiarán sus cédulas por un Social Security Number o por un D.N.I. Pero no es así de fácil. Uno no pierde la memoria, a menos que se dé un golpe bien duro en la cabeza y aún así duele mucho y quedan cicatrices.
Así que la respuesta a todas las preguntas mencionadas al principio son: No sé, y la única forma de saber es ir yo misma y verlo con mis propios ojos. No dejar que otro lo haga por mí. No me tiene que dar permiso un partido, ni una organización, ni el presidente, ni los círculos bolivarianos. Al demonio con todos ellos, si no quieren contar mi voto, no importa, lo contaré yo.
(Normativa Art. 45-46.51.59)
“La etapa del proceso comicial que se denomina escrutinio es un acto público que se realiza una vez cerrado el proceso de votación. Consiste en la contabilización (electrónica o manual de acuerdo a cada caso en particular) de todos los votos que hayan obtenido los diferentes candidatos o hubiesen resultado nulos…” El acto de escrutinio es público, no habiendo otra restricción para presenciarlo que las derivadas de la capacidad física del local donde se realiza el acto. Los observadores deben mantener dos metros de distancia de la mesa electoral.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Llora Venezuela


Puede que sea una expresión totalmente cursi. Y sí, lo es. Pero hay veces es que no hay otra cosa que hacer sino recurrir a la cursilería para expresar las cosas que pasan. La verdad es que hubo un tiempo en que la intensidad de la lluvia era puro frescor, era algo sabroso. Ahora el sonido de gotas a granel, ronroneando sobre el techo, es más bien amenazador.
Cada gota que cae esconde un secreto. Posiblemente un secreto terrible. Así como ella caerán millones y millones más, que se unirán todas en ríos y cascadas desordenadas. Locas. Que irán formando masas que se abrirán paso por las calles. Que mojarán todo. Que dañarán, tumabarán, oxidarán la vida de una capital que ya no aguanta mucho más. Que ya está al borde. Al borde de la locura o quizás, quién sabe, si al borde de la clarividencia.
Cada vez que hay elecciones el país llora. A veces es un llanto tenue y silencioso como ese llanto tranquilo de quien busca resignarse, de quien sabe que la causa de su dolor no es el fin del mundo. Otras veces, como en el 99, como hoy, es un llanto profundo. Que viene de la médula del alma. Un llanto de gritos. De rabia. De miedo. El llanto de alguien que está perdido. El llanto de la desesperación. El llanto del desasosiego.
Estas noches de lluvia amarga me revuelven el alma. Me obligan a acordarme de que hay una parte de la tristeza que es oscura y maligna, que está llena de perturbación y angustia. No hay un lugar de mi extensa imaginación donde quepa una descripción de la tierra colándose por las rendijas de un hogar construido con la toda la fuerza de bloques de nada. Que se sostiene por el suspiro de quienes moran en él. Que para unos se llama casa. Otros lo llamarán rancho. Pero, para mañana quizás sea simplemente lo que el agua se llevó.
Lo sórdido de este asunto, es que mientras aquí el cielo se desangra, hay una gran masa que no se entera. Que no hace absolutamente nada. Seguimos nuestras vidas, como si la tragedia que nos envuelve fuese sólo una incomodidad. Como si aquí la vida valiera lo suficiente como para vivir en base a minucias. Las del trabajo. Las de casa. Las de la televisión. El presidente habla. Seco, con su corbata delante de un cuadro. Como si afuera de ese salón no existiera más nada. Y uno lo apaga o cambia el canal. Se aturde con mucha indiferencia, como si al callarlo dejara de existir. Dejara de importar. Así como si al abrir el paraguas dejara de llover.
Yo no tomaría la lluvia como un simple capricho del clima. Quizás estaré interpretando los acontecimientos mucho más de lo que cabe. Lo cierto es que creo que la lluvia busca decirnos algo, busca empapar nuestra sensibilidad y recordarnos, que así como el sol sale para todos por igual, la lluvia, el deslave, la desesperación no excluyen, ni discriminan, ni eligen antes de arrasar.
Entonces, para salvarse habrá que construir en terreno sólido. Tendremos que hacer un muro de contención y dar la mano a quien no tiene los recursos para hacerlo. Eso mismo habrá que hacer por el país el domingo. Ayudar a crear un muro de contención, a decir algo por quien no tiene voz. A buscar un lugar donde podamos estár firmes y resguardados de las rabias torrenciales del cielo. Así quizás volvamos a ser, poco a poco un país donde cuando llueve, simplemente llueve.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

La de la foto soy yo. La poesía me recuerda a Charles.



Queda Prohibido llorar sin aprender,
Levantarte un día sin saber qué hacer,
Tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
No luchar por lo que quieres,
Abandonarlo todo por miedo,
No convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no intentar comprender
A las personas,
Pensar que sus vidas valen menos que la tuya,
No saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,
No tener un momento para la gente que te necesita,
No comprender que lo que la vida te da,
También te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
No vivir tu vida con una actitud positiva,
No pensar en que podemos ser mejores,
No sentir que sin ti, este mundo no sería igual.

Pablo Neruda.

"Vamos, a buscarle tres pies al gato"

lunes, 17 de noviembre de 2008

Premio Mundial a la Paranoia 2008: Venezuela



Creo que los Venezolanos nos vamos a ganar el Premio Mundial a la Paranoia. No sin sobradas razones. El otro día venía bajando del Cota Mil y veo un taxi estacionado a un lado de la calle. Mil cosas pasaron por mi mente. Cosas como:
Es un choro que me va a sacar una navaja para robarme el Ipod. Es un matón, secuestrador, que pertenece al crimen organizado. Es un violador que no me va a hacer nada por el perro. Es un "secuestrador express". Es un burundanguero. Es un vivo estafador que me va a venir con un cuento chino para sacarme algo de plata, y pienso "buena suerte amigo" ojalá en el proceso me enseñe como.
Le pasé por al lado y no pasó nada. La verdad es que era un taxista que estaba haciéndole algo a su carro. No sé qué sería, porque ni si quiera me volteé para mirarlo. Mi estrategia fue hacer como si no existiera.
Al pasar me di cuenta de que en eso nos hemos convertido. Una gran masa de seres aterrados. Paranoicos. Creemos que ya nada nos sorprende, pero no es verdad. Cada historia que nos cuentan sobre los horrores del hampa, sobre la viveza descarada de personas que buscan dinero por vías inmorales y muchas veces violentas, nos crispa los pelos. Habremos visto muchas cosas, quizás lo hemos visto todo, pero no hemos perdido la capacidad de asombro.
El otro día me contaron que ahora hay una banda que se mete en las universidades y en los restoranes. Hace que todo el mundo se desnude (dejan la ropa interior al menos) y roban absolutamente todo. Desde la caja del lugar, hasta el reloj más pedorro. Lo contaron con horror. Lo escuché con asombro.
Aunque intentamos reponernos y seguir la vida como siempre. Como siempre no significa que no tenemos miedo, simplemente que aprendemos a vivir con él. Para no paralizarnos recurrimos a la paranoia. Ya no hablamos con extraños. Desconfiamos de todo el mundo. Medimos lo que hacemos a dónde vamos, las cosas que llevamos, lo que decimos.
Dar un teléfono, responder la llamada a la puerta, ya no son cosas cotidianas. La mirada que cruzamos con un extraño está llena de incógnitas, de pregunta peligrosas, de interpretaciones. Ya ni si quiera dejamos que el instinto nos hable. Ya preferimos dudar de una vez, irnos por lo seguro y asumir que el ladrón, el malo, son todos.
Es que en el fondo es verdad. Están en todos lados. Cada moto que pasa. Cada carro por más viejo o por más último modelo que sea pude ser el de un choro. Cada persona que se nos acerca en la calle. Que nos mira. Que nos determina. Que a lo mejor identifica algún objeto que quisiera tener por ambición, por necesidad o por rabia. Están en las esquinas, en los taxis. Son los cajeros de banco. Son los de las tiendas. Cualquier persona que te ve puede ser. Y como no queremos enfrentarnos a ellos, entonces es mejor recurrir a la desconfianza. A la duda. Entonces mejor no salir. Evitar lo oscuro, la calle. Evitar la mirada, el contacto. Mejor no ayudar a alguien que lo necesita. Mejor no bajar el vidrio. No respirar el aire. Mejor aislarse, tener cuidado. Mejor arroparse hasta el cuello en un lugar seguro. Cerrar la puerta y vivir tras las rejas.
Una vez escuché una de las frases más estúpidas que pueden emitido: “Sólo los paranoicos sobreviven.” La paranoia no es una forma de supervivencia. Es una manera de sufrir. Es una duda. Es una enfermedad. Es una tragedia. La gran tragedia de este país. De la masa que somos y que sin darnos cuenta nos puede llevar a ser hombres y mujeres sombríos y cerrados. Y dudaremos un día hasta de nuestra sombra. Empezaremos a convivir solo con fantasmas y aún de ellos dudaremos.