jueves, 12 de junio de 2008

Panstrongylus geniculates


Como si fuera poco...no es nada más la cola, el hampa, Chavez, el hampa, los huecos, el hampa, la escasez, el Seniat, Cilia Flores, el hampa, el anarquismo de la gente, la casa, el trabajo, el deporte, la celulitis, la cocina, la tarea y los hobbies si no que ahora tenemos que estar en constante paranoia porque resulta ser que: hay chipos...y chipo tiene Mal de Chagas.
Suena como una especie de llaga horrible. Pero no, Chagas es el apellido del brasilero que descubrió la enfermedad. Esta tiene tres fases, dos de las cuales porsupuesto son casi asintomáticas, hasta que en la tercera, que puede llegar años más tarde de que el bicho nos picó aparecen síntomas como demencia, trastornos nerviosos y musculares (será eso lo que tiene Chávez? Just a thought) entre otras cosas horribles. Claro, si uno se da cuenta que no tiene los síntomas pero sí la enfermedad (¿¿¿¿¿¿?) entonces se puede tomar dos medicamentos, que por supuesto no se consiguen y la cosa "se controla."
Lo mejor, es que no le pique el chipo. Para esto, sumado a todas las actividades de paranoia cotidiana a las que vivimos sometidos tenemos que ahora rebuscar los "huecos debajo del piso donde les gusta vivir" para ver si efectivamente están cerca de nuestra casa. Es decir, ahora no sólo esté pendiente de los choros y malandros sino que rebusque el mundo de las cucarachas y las chiripas. Lo más lindo de todo es que el insecto en cuestión prefiere alimentarse de rabipelados, ratas y cachicamos, así que si tiene un gato mátelo o bótelo, porque si elimina las ratas al chipo no le va a quedar otro remedio que picarlo a usted.
Pero todo tiene su lado bueno, si uno no se rasca la picada uno no se infecta. Resulta ser que la picada no es lo que transmite la enfermedad, sino es el excremento del chipo el cual este expulsa mientras se alimenta, (qué eficiente!), de modo que la clave está en no rascarse para que este deshecho no entre en nuestro cuerpo...y después uno se queja de que todo es malo.

1 comentario:

maranga dijo...

Como para estar más tranquilos... NO HAY VACUNAS!!!!!! ayer traté de vacunar al coquito contra el sarampión, rubeola y parotiditis (SRP) y me dijeron: no te vistas que no vas!!!! vamos a ver cuánto me toca esperar a que aparezcan las benditas vacunas...