jueves, 3 de julio de 2008

Ovarios de Naomi CAMPBELL


Navegado por la web encontré este artículo del pana de los Helados estos ni un rollo de grasa más o algo así. Léanlo y díganme si ahora no les da miedo ir a zamparse la dichosa golocina:
Los ovarios de Naomi Campbell
Cuando una mujer come mucho azúcar (carbohidratos) los ovarios empiezan a fabricar mucha Testosterona (la hormona masculina). Estas mujeres empiezan a tener síntomas "de hombres" como:Tenía quistes en los ovarios y Naomi Campbell viajó especialmente a Brasil para ser operada, el único problema es... que los ovarios políquísticos
no se deben operar.
- caída del cabello y raíz grasosa
- pelitos debajo del ombligo y en el pecho
- cara grasosa (acné)

hasta ganas de pelear (cómo los hombres)
Si siguen comiendo azúcar y la hormona masculina les sube más aún pueden tener problemas para ovular y empiezan a salir quistes en los ovarios. Estos inofensivos quistes se pueden quitar en una operación pero si sigue comiendo mucho azúcar vuelven a salir en unos meses.
Naomi Campbell le debería preguntar a su médico cómo curarse de los quistes en los ovarios.

Ok. Primero que nada, Naomi Campbell, es asquerosa. Poco me importa si tiene divertículos en el orto, si se la violó un elefante o si Chávez le pegó una enfermedad venérea. Esa mujer es el mejor ejemplo de que la mona aunque se vista de seda mona se queda. Así que la próxima vez escriba algo sobre Sofía Loren o Catherine Deneuve.
Segundo, soy defensora de los carbs. No hay nada mejor que un pan dulce, que un chachito o que un plato de pasta. Sí, fui una bola rodante por varios años de mi vida, pero jamás tuve raíz grasosa, ni cara de cebo, ni se me cayó el pelo (de hecho tengo una mata). En cuanto a las ganas de pelear, a mucha honra, son innatas o culpa de los demás. Las he tenido durante las dietas, durante los momentos felices, cuando salí mal en el colegio, apenas me empaté con un novio y cuando ya llegaba la hora de terminar. Las tengo cada vez que me monto en el carro y veo que un animal se quiere comer una flecha para adelantarse la cola que yo llevo media hora haciendo. Yo he pasado meses a punta de Splenda, carpaccio y tomate y sigo teniendo un carácter que parece diseñado por el creador del Mawashigeri. Yo he logrado dejar de comer azúcar señor, pero nunca estuve cerca de convertirme en la novicia voladora.
Tercero, yo soy pro mercadeo. Pero me parece patético poner cosas tan apocalípticas sobre el consumo de azúcar. Más de un bulímico debe estar vomitado por su artículo pensando “ahora no sólo voy a engordar, sino que voy a producir testosterona y en vez de parecerme a Roseanne me voy a convertir en Luciano Pavarotti.” Osea, que irresponsable artículo para alguien que está en el negocio de las dietas.
Por último, cite una fuente. ¿De dónde vienen esas conclusiones? Del laboratorio de sus helados anticarbohidratos (son muy buenos por cierto), pero ¿Cuál es el estudio que dice eso? No me venga a decir que esa es la verdad sobre lo que le pasó a Michael Jackson.
De verdad, saltar de los ovarios poliquísticos de Naomi Campbell a los pelos en el ombligo y en el pecho es demasiado para un viernes, demasiado para un blog que debería ser sobre como vivir mejor supuestamente. Lo peor son los animales que escriben "qué artículo tan informativo, gracias, hoy aprendí algo".
Yo también aprendí algo, hay mucha bestia suelta por ahí. Incluida Naomi Campbell.

1 comentario:

maranga dijo...

POr cierto... sabes que cerraron una de las famosas heladerías? la de Los Naranjos... aparentemente un señor diabético que consumía con mucha frecuencia esos helados maravillosos (justamente porque en teoría estaban recomendados para su condición), se murió... y la señora dueña del local comenzó a perseguir a este médico para que le explicara ese asunto y la responsabilidad que ellos asumirían y no la atendieron... no solo eso sino que aparentemente comenzaron como a cazar una pelea (eso me comentaron), y le ofrecieron a la tipa devolverle el dinero que invirtió en la heladería para evitar que armara un escándalo... pregúntale a Chicho que lo escuchó de la misma señora!!! es más cuéntaselo a tu amiga la catirita nutricionista que creo que le puede interesar averiguar con precisión cómo fue este asunto...