jueves, 14 de agosto de 2008

Ciudad de la Furia II


Son las 2:41 PM.
Llamo al 0500-película.
Me atienden como "que fastidio que me llamas durante la hora del burro".
Me regañan porque le di a la opción de reservar y para Los Naranjos "no existe opción de reservar, tiene que comprar la entrada con su tarjeda de crédito señora." Osea que bruta soy como no sé eso...hasta E.T. sabe eso.
Ok, está bien.
Para la función de las 6:40 sólo quedan asientos en la fila A.
La fila A es la que está pegada a la pantalla, me aclaran.
Es la fila que uno no entiende por qué existe. Será para financiar a los fisiatras, masajistas, quiroprácticos y cirujanos de columna? No sé. Pero dos horas y media ahí ni de vaina.
Le digo que como que prefiero mantener la cabeza pegada al cuello, cuando le voy a preguntar por otra función...me tranca el teléfono.
Al rato vuelvo a llamar.
Me atiende un pana, mucho más simpático. No me regaña.
Me aclara que la proxíma función de mi película es a las 9:45.
Cuánto dura quiero saber.
No sabe. Averigua.
150 minutos me dice.
Y yo....eeee...si mi pana yo no debería tener ni título de bachiller, qué te puedo decir?
Me dice, 1 hora 50 minutos.
Y yo....wait, creo que no papáaaaa yo soy brutaza pero no animal....(papá no lo dije, pero sí lo pensé como buena sifrinonga hipocritonga).
No sí...es verdad, son casi tres horas.
Y yo...e bueno deja le pregunto a mi esposo.
Este último me dice por messenger, que está reunido, que haga lo que quiera, que sí, que vamos...que bueno que el trasnocho que X...y mientras yo estoy en ese rollo entre el 0500 PELICULA respirando como Darth Vader y el messenger como loco de todos colores. Y vamos. Y la hora. Y mañana la levantada. Y los ladrones en la calle después de las 11.
El pana me dice...Igual no se moleste. No quedan butacas juntas en la función de las 9:45.
Y yo...ya va...tú me estás diciendo que es jueves a las 2:41 PM y ya no quedan butacas para la función de las 9:45 de la noche del cine de Los Naranjos? Domingo te lo acepto. Pero jueves?
No. No es que no quedan butacas, es que no quedan butacas juntas.
Y yo, mira amigo (amigo si lo dije) es como si no quedaran butacas porque igual, yo no me voy a sentar tres horas al lado de Pecos Cambas o quien sea, no le estoy reclamando, lo estoy felicitando porque tremendo negocio (papá pensado también).
...lo que te quiero decir es que no puede ser que uno para ir al cine tenga que ponerse pilas el primero de Enero y reservar para el resto del año todas las películas que quiere ver
porque...o mutas para que cambie la rotación de tu cuello (también se podría hacer una operación para que los ojos estén en el tope de la cabeza) o vas y te sientas al lado de Fulano que puede ser aliento de perro, sobaco de cebolla, una viejita que todo le parece inmoral o una parejita que le parece muy cool jamonearse al ritmo de Almodovar, o esa gente que se compra mil chucherías y no deja de hacer el ruidito agudo fastidioso, que además te recuerda que el Cocosette es pasta de azúcar con galletica de carbohidratos, y uno mucho más alla del cuarto de siglo encima luchando por no ser Pavarotti super star, con su fucking pepsi light.
Pues no, yo me siento con mis amigos que comen cotufas, o con mi esposo que me regaña porque yo comento todo y digo que me quiero ir para la casa cuando algo me da miedo y me pongo a llorar por cualquier cosa.
El punto es que hoy nos quedaremos viendo carrera olímpica de algo así como Apúntale a la Poceta, o un programa todo pavoso como Quién Quiere Ser Lupita Ferrer.
Todo por no haber llamado a tiempo.
Al final el pana me dice apenado.
Amiga, pero hay otras películas, quiere que le diga?
Y yo, no gracias de verdad. Kung Fu Panda es como me voy a sentir esta noche cuando tenga que esperar hora y media por comerme un sushi en Los Palos Grandes.
Pero corazón (ya éramos de la intimidad), hay otras salas de cine!!!
Y yo no amigo. Gracias estoy en shock ahorita.
Qué pasa aquí????!!!!!!!!!!

1 comentario:

Manuel Andrés Casas dijo...

todo es demasiado cierto, ir al cine se ha vuelto toda una odisea, no se que es peor: ver la película en la primera fila y despúes caerte porqué te llevas todo por delante por no poder bajar la cabeza que claramente quedó petrificada con tus ojos 45° más arriba de lo que deberían estar, o ver una película sentado separado de la gente con la que fuiste, lo cual te arruina la mitad del entretenimiento que es comentar la película (especialmente si es mala)