jueves, 9 de octubre de 2008

Mujer Verde

Hay días en que la ciudad de la furia es uno. Días como hoy. El día está lindo, los pajaritos cantan y uno sale con ganas de morderle a alguien la cara pero como si fuera Mike Tyson. No es ni siquiera una nube negra y que todo es gris y todo sale mal. Es más bien como si el cielo fuera rojo y lo que hay son rayos y centellas, y uno lo que siente es rabia.
Días en lo que estoy brava. Lograré calmarme. Pero necesito alguien que me diga, cómo coño hago cuando no logro que alguien me entienda? Cómo hago para trasnmitir mi punto de vista? Y qué pasa con ese miedo de que esa persona que quieres que te entienda a lo mejor nunca te va a entender?
A donde van las cosas que no se dicen? Realmente es mejor callar o es mejor decirlo abosulutamente todo? Qué pasa con los malentendidos? Dónde quedó perdón? Por qué ahora el que pide perdón es el más bobo? Qué pasó con borrón y cuenta nueva? Quién dijo que las peleas las tenía que ganar alguien? Cómo se gana algo en un conflicto, si ya con el mal rato estás perdiendo?
Yo hay veces que quisiera regresar a kinder. O pedirle a los niños de kinder que dirijan este pedorro mundo de adultos que buscan sacar ventaja de puras estupideces. De los complejos, las adulaciones, la necesidad de aparentar cosas que no existen y de prentender ser algo que no sé es.
Yo cuando sea grande quiero ser o estudiante de preescolar o hasta mi perro.

No hay comentarios: