domingo, 2 de noviembre de 2008

52 Cosas Buenas - 6

No puedo comentar mucho sobre ella. Pero es una ayuda que alguien necesitaba por causas que a lo mejor muchos juzgaran no urgentes pero que siguen siendo nobles. La sonrisa del beneficiario lo vale todo. Tango que casi hace que este deje de ser una de mis cosas buenas para ser un acto de egoísmo. Pero como no soy Clelia, protagonista de La Cartuja de Parma, entonces la contaremos.

No hay comentarios: