sábado, 22 de noviembre de 2008

Tocar y Luchar



Hace un par de días me contaron cómo fue que surgió le lema: Tocar y Luchar. La verdad es que llegamos a hablar de eso porque estaba comentando con unos amigos que, hace ya unas cuantas semanas cuando José Antonio Abreu recibió el premio Príncipe de Asturias lo escuché en la radio y me eché a llorar. En pleno tráfico haciendo tremendo papelón. Pero la verdad es que me conmovió lo humilde de sus palabras, y a la vez lo precisas y poderosas que fueron. Le preguntaron diez mil cosas y el simplemente terminó la entrevista diciendo: “Yo simplemente les pido que no olviden que nuestro lema es: Tocar y Luchar.”
Mi conmoción vino porque recordé el documental que lleva ese nombre. Eso me hizo ponerle cara e historia al lema, más la voz emocionada de orgullo, de logro y esfuerzo del Maestro Abreu que le puso realidad, mezclada con locura y con sueños. Una combinación muy rara y muy emocionante.
En ese instante pude ver el poder que tiene la pasión. El sentir que hay algo en esta vida que es más grande que uno mismo, que nos mueve hasta el punto de permitirnos sacrificar todo. Es ella la que hace que hombres comunes y corrientes logren cosas extraordinarias.
Es por eso que José Antonio Abreu lo logró. Me contaron que cuando empezó el proyecto del Sistema de Orquestas, tuvo los retos que tiene cualquier comienzo. En una de esas tardes de café entre amigos se sentó a desahogar sus penas y dijo:

- “Creo que voy a dejar esto hasta aquí. Nadie me para. No tenemos dinero. Esto no se va a poder.”
Uno de los presentes, emocionado le contestó:
- “¡Nada de eso mi pana! Usted concéntrese, que lo suyo es tocar y luchar, tocar y luchar. Más nada.”

Hay que recordar eso, en los momentos en que uno piensa que la travesía no vale la pena. Que la meta es inalcanzable.

Tu Pasión Y Luchar. Tu Pasión Y Luchar. Tu Pasión Y Luchar.
Luchar. Luchar Y Luchar.

No hay comentarios: