jueves, 4 de diciembre de 2008

Borrado de la Pantalla

Parece algo que uno dice al hablar de algún programa de computación. Pero no. Borrado de la Pantalla es el status oficial del carro de mi mamá. Desde el año 97 ha aguantado cosas como los gritos de Martha Colomina a diario, mi manejada hasta Puerto La Cruz (con mi poca pericia al volante) a toda velocidad persiguiendo a una amiga que tenía una Prado nueva y aparentemente ningún miedo a la muerte, cerca de El Guapo la vaguada del 2005 y hace menos de un año cuando mi mamá se decidió a venderlo y lo mandó al taller para arreglarlo llegó pintadito y mi hermana en menos de una hora le aboyó una puerta contra un muro y al día siguiente me llevé un poste amarillo que re-decoró, por decirlo de alguna manera, el parachoques.

Ahora por fin ha llegado un comprador y resulta que el carro está "borrado de la pantalla" en la jerga de la gente del INTTT, todo porque cuando se quemaron las torres del Parque Central se quemaron los archivos que confirmaban la existencia del pobre y fiel carrito.

Las diligencias son un chiste, tienes que ir a casa de mil funcionarios para que vean el carro y escriban en otra pantalla, que tarde o temprano por algo también se borrará, que efectivamente existe. Típicos funcionarios que si les dices que vienes porque el carro aparentemente no existe en los archivos del INTTT o cómo se llame, te miran con cara de que te acabas de bajar del perro de Historia sin Fin. Luego les dices: El carro está borrado en pantalla y te atienden. Si les ofreces "pal cafecito" la diligencia dura 20 minutos. Si no ofreces cafecito, puedes esperar tus papeles en tres días hábiles, como estamos en diciembre son ocho y como ya cae después del diez te lanzarán la frase favorita: "Mi amor. Eso es pa´Enero."

Me pregunto ¿Qué otras cosas, además de la cordura, tendremos en status Borrado de la Pantalla?

Me parece escucharlo decir: "Me verás volver, a la Ciudad de la Furia."

No hay comentarios: