lunes, 8 de diciembre de 2008

Camino de los Sueños


Anoche soñé que una tipa que tengo fácil 5 años sin ver me estaba dando un masaje porque me dolía full la espalda. Entonces, por una razón de esas que los sueños no aclaran, tuvimos que salir del lugar del masaje. Fuimos caminando por un centro comercial, yo tenía nada más una sábana de flores amarrada para taparme, pero nadie le paraba. Llegamos a un restorán y allí íbamos a hacer el masaje cuando identifiqué a un amigo, que tengo tiempo sin ver, que jamás me devuelve la llamada y que me embarcó hace como dos meses cuando lo llamé a pedirle una ayuda. Yo lo saludé con pena, me vio como si yo fuera una recoge latas y siguió hablando con unas tipas que estaban con él. Me levanté indignada.

Estoy pensando si lo llamo o no. Si el sueño a lo mejor sea una señal, de que por más inmamable que esté mi amigo hay algo que lo puso en mi subconsciente y debo contactarlo. Quizás una de las cosas que más nos intriga como seres humanos son los sueños, por eso el tema ha sido objeto de estudio, especulación, ciencia y misticismo. Hay quienes utilizan los sueños para persuadirse de algo o para dejar de hacerlo, incluso están algunos escritores que escriben lo que sueñan a penas se despiertan para utilizarlo como fuente de inspiración literaria.

He tenido mis épocas con los sueños. Definitivamente cuando estás pensando mucho en algo se presenta en tus sueños. Como la vez que yo adoraba a un hombre, que por supuesto no daba ni medio por mí, y se me aparecía en sueños, de mil formas y entonces despertarse era todavía más doloroso. También he soñado cosas como que estaba almorzando con el Papa. He soñado que me estoy agarrando a golpes, que ponen preso a mi papá, que fusilan a mi mamá, que discuto con mis amigas. Incluso antes de casarme soñé que con quien me iba a casar era de nuevo con mi ex esposo.

Ese sueño fue uno de esos que duran unos 10 segundos después de que te levantas y te llegan a generar una ansiedad horrible. Me levanté y casi me da un infarto. Pensaba, " ¿Cómo coño me salgo de esto? ¿Pero yo estoy loca, cómo hice para meterme en este peo? ¿Este hombre sigue en mi vida? ¿Pero cómo?" Hasta que caí en cuenta, que no. Que no era él. Eso mismo me pasó con un trabajo que era agotador. Soñé una noche que tenía que corregir cuadernos. Yo corregía los cuadernos acostada en mi cama. De un lado ponía los que iba corrigiendo y así los iba tomando hasta que me vencía el sueño. Una noche soñé que me faltaban como 70 cuadernos para entregar al día siguiente. Me levanto busco a ambos lados de mi cama y no veo nada y pienso: "¡Mierda! ¡Perdí los cuadernos!" Salté de la cama buscando las llaves del carro para ir a ver si era que no los había bajado, cuando de repente me dije a mi misma: "Hace dos años que renuncié a ese trabajo."

En fin. He soñado tantas cosas, una vez soñé que era negra. Me dio pánico. He soñado que soy actriz, que me matan, que un pitufo me tuerce el brazo, (me levanté y tenía el brazo en mala posición) y ni hablar de los sueños eróticos que también están por ahí, recuerdo una amiga que le encantaba la serie E.R. y tuvo un sueño erótico con el calvo en vez de con Dr. Carter que era el que le gustaba. Estaba furiosa. Con todos esos médicos bellos viene a soñar con el calvo.

Dígame los sueños de perro. Me da mucha risa ver sobre todo al grande que llora y mueve las paticas. Yo siempre pienso que sueña que está corriendo por algún lugar y no puede alcanzar algo que quiere cazar, o a lo mejor recuerda un antiguo dueño que le hacía daño. Lo más cómico es que si alguien hace ruido se levanta y ladra furioso, molesto de que le interrumpan su sueño.

Hay sueños que marcan. Yo una vez soñé que mi papá se moría un 24 de julio y desde ese día le tengo tirria a esa fecha. Cada vez que llega quiero que se acabe rápido el día. O una vez que soñé que me casaba con mi primer novio y pude ver el vestido y todo, la cosa más cursi del universo. Recuerdo un sueño que contó un amigo donde yo hacía un montón de cosas locas, como llevarle helados y regalarle un cassette que se enrollaba, entonces nos pusimos a interpretar el sueño. Cada cosa tomaba un significado.

También están los sueños con números que usa la gente para jugar a lotería, soñé con el 33 juégalo. O soñé con tres perros, ah eso es el 15 juégalo.

Hay miles de teorías sobre el origen de los sueños. Desde la clarividencia hasta simple desorden neurológico. Igual, es impactante cuando de repente vas por la calle, tienes años que no ves una persona, te la encuentras y recuerdas que la noche anterior soñaste con ella.

No hay comentarios: