viernes, 6 de febrero de 2009

Go, Shawty it´s your birthday


Sapo verde to you Facebook. Cinco años desde que se creó la famosa comunidad. Desde que Facebook apareció en nuestras vidas internet dejó de ser lo mismo. A mí al principio me parecía algo así como el Messenger a toda potencia. A todas estas ya el Messenger era la mejor forma de distraerse cuando uno tenía algo importante que hacer en la computadora. Te metías, veías quién andaba por ahí, o de repente estabas ya concentrado y te aparecía la ventanita con un "hola" o el famoso "¿estás?" que simplemente no podías ignorar. Yo adoraba (y sigo adorando) el Messenger. Yo empecé a salir con mi esposo gracias al Messenger y de hecho fui YO quien lo invitó a salir la primera vez y aunque no lo hice POR Messenger, el dichoso MSN me echó una manito para vencer la pena.

Así que cuando Facebook llegó parecía que simplemente estabas mudando la actividad que tenías en MSN para una herramienta más sofisticada. Con Facebook era más fácil ver las fotos de todos, montabas tus cosas y tus amigos comentaban, cambiabas tu status sin tener que cambiar tu nick y tenías además un montón de juegos idiotas que eran lo máximo, como el del mapamundi en el que vas marcando las capitales en un determinado tiempo. Después poco a poco vinieron una serie de aplicaciones idiotas como lo de los vampiros. Algo que nunca entendí. Te llegaba que si Mariana Pérez te ha mordido, yo lo veía y pensaba, ¿Será que hay que bajar algo que yo no he bajado? Después empecé a pensar que la gente que usaba eso a lo mejor estaba en drogas o que tenía algún mensaje subliminal sexual que mi cabeza menos cibernética de lo que quisiera simplemente no estaba entendiendo.

Poco a poco empezaron a aparecer en mi Facebook los amigos de hace tiempo. Eso fue lo máximo, reencontrarme con esa gente que tenía como 15 años sin saber de ella. Matrimonios, divorcios, hijos, salidas del closet, trabajos insólitos, cosas comunes, de todo, Facebook tenía algo mágico que era desenterrar el pasado y ver como el tiempo había transcurrido en las vidas de la gente. Te empezabas a dar cuenta que la vida pasa para todos, que a veces la gente que menos te esperabas te sorprende. En fin.

Poco a poco empezaron a llegar a mi "Friend Request List" o como quiera que se llame, peticiones de gente como (Y esto es real) Fabio El Tiburón Blanco, Jatin Aroonkumar, Ricardo Ramos y un señor que se ve súper decente pero que yo no tengo ni idea quién es que me puso: "Hola, me gustaría ser tu amigo y que conocieras mi grupo, El Artesano del Mueble. Te doy la más cordial bienvenida saludos. Marco."

De verdad me alegro mucho por Marco, seguro su grupo de artesanos del mueble es una maravilla y capaz me meto un día y me doy cuenta que el hombre que me va a ser la mesa de comedor que siempre he soñado es Marco. Sin embargo, una cosa es buscar algo en la web a fin de satisfacer una necesidad comercial, y otra es que haya gente que tú no sabes si tiene como hobby comprar cachorritos para quemarlos vivos o recortar fotos de gente que ve por la calle y pegarlas en la pared del sótano con velas de colores, las repollitos y pequeños Pony que dejó la sobrinita que creció en los 80. Yo estoy segura que Fabio el Tiburón Blanco es un mega papi, cheverísimo, pero no lo voy a aceptar como amigo, lo siento, no te conozco ergo, no eres mi amigo. ¿Podríamos serlo? Sí, como no, a lo mejor Fabio tiene una empresa que puede ser tremendo cliente de la mía, pero cómo empiezas a ser amigo de alguien que de entrada puede saber sobre ti lo que le de la gana. Puede ver tus fotos, los lugares donde has ido, las cosas que la gente dice ti ¿Qué es eso?

No sé es si es que toda la vida mi mamá fue demasiado respetuosa de nuestra privacidad, pero a mí me molestaba por ejemplo el hecho de que mis vecinos supieran todo sobre mí. A dónde voy, cuándo entro, a qué hora. Es mi vida, por qué tiene que haber un tercero que sepa todo de ella. Además, a mi la gente que tiene que saber todo de los demás siempre me ha parecido sospechosa. Si estás constantemente pendiente de lo que hacen otras personas es porque hay algo en tú propia vida que está fallando y en vez de arreglar eso, de ir y buscar tus sueños o lo que quieres alcanzar te quedas viendo la vida de otro, como si la estuvieras viendo por una ventana. En pocas palabras pierdes el tiempo.

No sé, para mí hoy en día Facebok se ha vuelto como una especie de herramienta de espionaje, donde no sólo hay gente que espía a los demás, sino que mucha gente pone sus cosas al sol para que los demás los espíen. Mira mis fotos, mira lo que hice este fin de semana, mira cómo rumbeo, mira dónde me voy de vacaciones, mira qué chévere todo…y después están los status, estoy yendo al baño, estoy cambiándole el pañal a la perra porque está en celo, estoy comprando un helado porque hace calor. Sí es cierto que a veces puedes poner cosas como: me siento mal y entonces tus amigos te escriben y de repente todo mejora, pero de verdad hace falta que TODO el mundo lo vea? No es más fácil llamar a un amigo o amiga y decirle, pana estoy depre. Qué nos está haciendo la tecnología que de repente todo tiene que ser demasiado explícito o nos lo tienen que decir en la cara si no, no nos damos por enterados.

En fin. Respeto a la gente que publica su vida por Facebook, pero de verdad no es para mí. Ahora si pienso que hay que reflexionar, porque nunca sabes, como dice el dicho lo único que no regresa es la flecha tirada, la palabra dicha y el tiempo perdido.

3 comentarios:

Toto dijo...

A mi me pasa una cosa curiosa con el FB: juro que soy popular. Es que es verdad, te van agregando gente y gente y tienes que si 700 amigos (porque uno no discrimina las amistades) y dices "ah bueno yo soy pana". Luego resulta que te vas a un matrimonio jurandote la verga de triana porque let's face it tienes 700 amigos en Facebook, asi que seguramente conoces a alguien en el wedding y resulta que aquella gente que te agegó no es tan simpatica en su forma tridimensional. ¿Que pasóooo? porque todos somos simpatiquisimos cuando estamos solos y una mierda en zoociedad??
To ponder...

Toto dijo...

Manola has una cosa: En settings haz click en comentarios y abajo te sale una broma que te dice "show word verification for comments" (o su correspondiente traduccion en español). Aprieta que "no" porque es una ladish esto de estar escribiendo un comentario y tener que pasar tambien por ese proceso!
Gracias,
Asociacion de Comentaristas en contra de la Verificacion de la Palabra

Manuela Zárate dijo...

Father Tots, estamos procesando su petición, será tramitada en el menor tiempo posible.
Perro, lo que dices es verdad, hay una gente que te añade y de milagro te saluda, o jamás te saludó y eso, cuando la vez te ignora...que arrechera!