domingo, 15 de febrero de 2009

Los dictadores no caen con elecciones.

Sabemos cómo comenzó todo esto.
Sólo Dios sabe como va a terminar.
Hoy me siento un ciudadana de una tierra que en realidad no existe.

No hay comentarios: