lunes, 9 de febrero de 2009

Lunes…otra vez.



Lunes de sueño. Sueño. Sueño. No sé qué día quiero que sea. Pero lunes no por favor. Y el lunes que viene… ¡ayyy el lunes que viene! Otra vez despertarse hablando, especulando, arrastrando dudas, esperanzas y miedos sobre el futuro. Esta semana es un dinosaurio. Es pesada. Ya el miedo está cediendo paso al aburrimiento. Qué pase lo que tenga que pasar. Pero que pase. El marasmo del destino de este país se vuelve insoportable. Mi creatividad está dormida. No logro hacer que despierte. Sé que está allí, pero es como si no tuviéramos señal para comunicarnos. Sé que hay cosas por decir, sé que hay algo que tiene que salir a la luz. Hay una voz que busca desesperadamente un grito.

No hay comentarios: