martes, 3 de febrero de 2009

Por Mala Paga




Por mala paga, estuvimos fuera 4 días. En realidad fue por el pésimo de servicio del banco que no te avisa que tu tarjeta rebotó hasta que te cortan la mitad de los servicios. Así que estuvimos un buen tiempo sin internet.

¡Qué desesperación! De repente, no eres nadie. Es como si te hubieras borrado. No existes. No te acuerdas lo que eras antes de tener internet. Cuando tu dirección era el nombre de una calle y no tu nombre seguido de una @. Días sin internet son días perdidos. Es como si el mundo dejara de dar vueltas. Es como si no pasara nada. Después cuando vuelve uno tiene una sed de información insoportable. Sientes que has estado una década perdido del mundo real, como si fueras el tipo de Castaway o la mujer de Goodbye Lennin.

Es que, ¿Quién sabe? A lo mejor te enteras que Britney Spears sacó un disco de Opera y que Fidel Castro ahora sí de verdad se murió; en CNN.com pasaron el funeral y tú te lo perdiste. Se divorciaron Brad y Angelina o peor adoptaron una ballena que va a vivir con todos los niños en una piscina salada gigante de su casa de 20 millones de dólares en no sé dónde. Todo el mundo lo comenta y tú, no sabes nada. Todo, porque no tenías internet. No te llegó el mail de que fulanito dijo que se casaba y el tipo está arrecho contigo porque fuiste el único que no lo felicitaste, además, no pudiste ver en Facebook los cumpleaños del día y medio mundo no te habla. Lo peor es que de repente te surgió una necesidad imperiosa por saber que es un amperio, un voltio, un hertz y un faradio. Alguien te habló hace tres meses de la lesmaniasis y tú quieres saber qué es. Hoy, precisamente hoy, pero cuando escribes google.com te sale que no se encuentra el servidor. Las palabras más horribles de la web, la página blanca con el letrerito amarillo. Es allí cuando mentas madre y dices, ¿Por qué coño no estudié sistemas??? ¿Por quéee???? Por qué tengo que ser uno de esas analfabetas que lo único que saben hacer es darle a reiniciar, porque es la solución mágica para todo, apagar y volver a prender.

Lo más irónico, es que querías pagar tu tarjeta de crédito pero no podías hacer la transferencia por internet. Te tocó esperar hasta el lunes y oh sorpresa, gracias al Presi no hay banco, así que hasta hoy. Hasta hoy te quedaste frente a una computadora que más que un procesador de datos era una especie de maquinita de Atari (Bueno Nintendo Wi, o lo que sea que le está quemando al cerebro a los niños estos días).

Eso sí, has descubierto nuevas formas de perder el tiempo, jugando Ink Ball y viendo capítulos de Friends que ya has visto tanto que se te mueren varias neuronas nada más con escuchar la musiquita. Has redescubierto la siesta vespertina y te has llenado con la mejor excusa que se puede dar en el trabajo: Ahora no puedo, no tenemos internet. Y lo mejor de todo, le puedes echar la culpa a otro y es totalmente creíble.

Igual. No hay nada como cuando te sale el mundo al lado de la computadorcita que está en el escritorio de tú máquina. Estás conectado. Tienes ondas cerebrales de nuevo. Eres parte del mundo.

Existes.

Britney sigue siendo Britney y Brad y Angelina siguen juntos con sus 12 hijos de 14 países diferentes. Te recuerdas que todavía no has averiguado qué es un Faradio…pero no importa, eso lo puedes googlear mañana.

Aaaaaaaaahhhhh…. The internet is dead, LONG LIVE THE INTERNET!

1 comentario:

Adriana Bello Russián dijo...

Entiendo... Me dio demasiada risa porque justamente el fin de semana pasado no tuve internet, y el mismo mensaje "Servidor bla bla bla", me quería morir. Me acordé de todas las cosas que no había hecho en internet cuando pude hacerlo y me sentí como si no tuve chance de despedirme del amor de mi vida antes de que muriese de cancer. No escribí en el blog sino que volví al diario en cuaderno que estaba agarrando polvo en mi mesa de noche. En fin, cuando por fin regresó, lloré como supongo lloraron los Europeos cuando se declaró que la segunda guerra mundial había terminado. No busqué las cosas que debí haber buscado, pero Facebook y los blogs estuvieron mejor que nunca. Saludos.c