miércoles, 4 de marzo de 2009

Francisco Luis Bernárdez


Hoy me provocó este soneto. No sé mucho de poesía, pero esta me encanta. En el fondo es para esos días en que algo te hace pensar: A dónde va un corazón roto. A fue eso que sentí alguna vez, si era tan real.

SONETO

Si para recobrar lo recobrado
debí perder primero lo perdido,
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado,

si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.

Porque después de todo he comprendido
que lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado.

No hay comentarios: