martes, 17 de marzo de 2009

Fundición Pacífico


En la Ciudad de la Furia uno vive acostumbrado a lo insólito. Un motorizado que va por en contra-flujo por una autopista a toda velocidad, gente que vende cerveza en la autopista, un heladero que hace que se forme toda la cola de la cota mil. Lo anormal, es lo normal. Eso ya lo sabemos. No tiene nada de nuevo. Entonces uno piensa que precisamente por eso uno no tiene capacidad de asombro. Ya lo viste todo. Entonces, ¿qué te puede impresionar? Llegas a tu casa, prendes el televisor, que es donde menos esperas encontrar sorpresas y allí está. La propaganda de fundición pacífico. No sabes qué hacer. Lo que acabas de ver no sabes cómo interpretarlo. ¿Será que pusiste un canal porno sin darte cuenta? Pero es que, eso no es porno. Tú has visto alguna que otra porno y no era así. ¿Qué era eso no lo sabes? Estás casi seguro de que viste algo indebido entre una modelo y lo que parecía ser una herramienta de grifería. Piezas sanitarias de baño. Entonces piensas que las palabras "pieza sanitaria" no son realmente sexy. No entiendes nada. ¿Eso fue una propaganda? Sí. Con mensaje subliminal. Pero, cuál era el mensaje. ¿Será que llamas a un profesor de puericultura? ¿Será que hay cosas que tú no sabes? ¿Qué fue lo que tu mamá no de dijo? Pero si tu tampoco es que eres un santo. Estas confundido. No entiendes. Esto tiene que ser un error. Tu poceta, tu grifo ha dejadod e ser lo que era.

Es que la publicidad en nuestro país tiene cosas insólitas. Estamos claros que para nosotros la expresión "el sexo vende" como todo en la Ciudad de la Furia llega hasta un nivel desconocido. No es que las cosas se insinúen, es que si por casualidad queda alguna duda nosotros le mostramos a la tipa casi desnuda para que quede claro, que este producto significa sexo. Por eso las chicas polar, por eso la famosa valla de Cristina Dickman que ya no recuerdo la marca, pero recuerdo todo el mundo hablando de la famosa valla, por eso era Minelli, Dee Dee Jean, Por eso Peper Peper (Cortos y cortos y cortos y más cortos). Este país es de mujeres bellas y lolonas y lolonas salen en la publicidad. Eso es algo que sabemos, aquí para vender un chocolate tiene que haber al menos una nalga de por medio, sino es haber perdido el espacio publicitario. Pero con la propaganda de Fundición Pacífico llegamos a otros niveles. Puedo imaginarme al dueño de la compañía diciendo que el sexo vende, que el baño puede ser un lugar erótico donde se dan rienda suelta a la imaginación, que es el lugar más privado del ser humano, después de todo es "donde el rey va solo." Y sí, no está del todo equivocado. Keops tiene a Ruddy Rodriguez pegando unos saltos un poco incoherentes, pero uno más o menos capta el mensaje. La mujer bonita, la lola, el baño, ergo el sexo. Pero lo de Fundición Pacífico es algo que no tiene explicación, ni para uno.

Ojo no lo condeno desde un punto de vista puritano. Simplemente no lo entiendo. No entiendo el mensaje tan conspicuo. Lo que sí es que algo lograron. Que recordemos la marca. Ahora lo que falta es que la compremos.

No sé. No sé si después de ver eso pueda comprarme un grifo igual. Siento que las "pizas sanitarias" me van a ver y me van a decir: Hay algo que no estás haciendo…

No hay comentarios: