jueves, 19 de marzo de 2009

La Prima Bette. Honoré de Balzac


Jamás pensé que una novela de Balzac podría ser tan interesante. La forma de narrar recuerda las novelas de Dumas y con razón, ya que La Prima Bette fue una novela por entregas. Quizás una de la cosa que más me impactó de esta novela fue sentir que el Paris de finales de silgo XVIII era Caracas del siglo XXI. La sociedad parisina, envuelta en un drama económico y político que queda de trasfondo ante las trivialidades de la vida se parece mucho a lo que vivimos hoy. Una total apatía hacia los valores y los principios no sólo democráticos sino éticos, en todo sentido. El único valor, el dinero. Una de las cosas más importantes de esta novela es cómo la Prima Bette, siendo en apariencia un personaje gris, que dada su historia personal pareciera no tener ningún rasgo interesante y ningunas posibilidades de ser relevante logra ser la que mueve la trama. Sus movimientos van hilando los acontecimientos, al principio sin que el lector se de cuenta, pero sobre todo sin que los demás personajes lo noten. A lo largo de la novela se van haciendo reflexiones sobre las pasiones, sobre el amor, el honor, la familia, el matrimonio y el efecto de la belleza en los hombres.

Una de mis partes favoritas, cuando uno de los personajes le dice a otro que ha "dejado de ser un hombre para convertirse en un temperamento."

Me recuerda a uno de los hombres que más quise, que más me hizo sufrir. Me recuerda a él porque recientemente me enteré de algo que hizo y definitivamente todo lo que sucedió entre nosotros fue porque por una razón u otra se convirtió en un temperamento.

Por eso me gustó este libro. Porque como dice Ciorán, un libro debe causar una herida. La literatura tiene que ser peligrosa y con este hay que andarse con cuidado. Con tanto cuidado que uno no puede soltarlo.

 

1 comentario:

josé ramón estellés dijo...

buen comentario manuela,me gusta lo que apuntas sobre el "temperamento".creo que gauguin ya hablaba del arte como expresión de un temperamento y ví en ello un dardo en du diana.he leido más de treinta novelas de balzac y ahora estoy empezando con "la prima bette".balzac siempre grande,gran conocedor de vicios y virtudes,del amor,de las pasiones,de los celos,de las envidias,de las ambiciones,de la riqueza,de la pobreza,etc.siempre veremos reflejado algo nuestro o de otro..muy buenos tus comentarios.josé ramón estellés