martes, 14 de abril de 2009

1984. George Orwell. Desearía no haberlo leido.


- va sin acentos y sin enies -
Creo que nunca habia dicho esto sobre un libro, pero me arrepiento de haber leido 1984 de George Orwell. Todo empezo con las famosas listas de la BBC, con el reto de los 1001 libros que leer antes de morir, con la idea de que hay que leer estos libros. A lo mejor si hay que leerlos. A lo mejor este es un libro necesario. En todo caso 1984 es un libro que, sobre todo para aquellas personas que vivimos en la Ciudad de la Furia cumple con aquello que dice Cioran de que un libro debe causar una herida.
Este libro abrio mas que una herida. La historia de Winston Smith se me metio por la sangre, hasta el punto que creo que soy Winston Smith, aunque soy conciente que no quiero serlo. El problema de 1984 es que es una utopia negativa, es algo que se supone que es ficcion, es una de esas cosas que si vivieramos en un pais normal pudiesemos ver como una especie de advertencia sobre la sociedad para ser analizada en circulos intelectuales y literarios. Sin embargo, para mi, es mucho mas que eso. Parece casi un esbozo de la realidad.
La fora como el estado se vuelve todo poderoso, como adormece a los ciudadanos, como les aniquila su sentido de pertenencia, de individualidad, de poder, como los reduce a simples automatas incapaces de formular pensamientos propios, aterrados por la omnipresencia del estado y el contro de todos los aspectos de sus vidas. Esa es la realidad de la Ciudad de la Furia.
Mas de uno dira que es una exageracion. Yo no creo. A lo mejor es simplemente que se avivo mi sentido de la paranoia. Pero me meto en el periodico y veo a Chavez, y creo que no. Quizas preferimos pensar que somos paranoicos antes de aceptar una cruda realidad.
Vivimos en una dictadura de las peores. Vivimos en un pais sin leyes. No tenemos lideres. Vivimos paralizados por el miedo. Salimos corriendo ante la primera amenaza. Nos conformamos con las migajas que nos tira un estado que ya nos controla por dentro y por fuera. Hemos perdido nuestra identidad. Nuestro pais no se llama igual, nuestra moneda ha cambiado de nombre, nuestra dieta y nuestro modo de vivir y hasta de educar a nuestros hijos se adaptado a las corrientes de una revolucion que ni si quiera sabemos de que se trata. No tenemos voz. No tenemos alma.
Estaremos en 2009, pero vivimos en 1984.
Da miedo leerlo. Pero este libro, es necesario. Aun asi, casi desearia no haberlo leido.
En todo caso, ahora estoy leyendo Deepak Chopra.

3 comentarios:

Rol dijo...

Voy por la mitad del Libro.
enserio que dan pánico las similitudes.

Anónimo dijo...

1984 no solo no es exagerado, sino que se queda corto. No hay una telepantalla en cada casa, hay un aparato controlado por satelite para cada persona, el telefono movil. Y el "hablascribe" real es mucho peor, es el computer, que ademas puede ser rastreado tambien sin ninguna dificultad. Yo escribo esto desde España, y la sensacion es la misma. Dentro de 20 años los niños no sabran lo que es un libro.

Anónimo dijo...

La mentira es verdad y la verdad es mentira,la democracia es dictadura y la dictadura es libertad....nunca seremos libres en este sistema que nos tiene tan atados.Saludos y cuidado el gran hermano te vigila