viernes, 3 de abril de 2009

Scaramouche. De Rafael Sabatini



Jamás me imaginé cuando comencé a leerla que iba estar leyendo de una forma tan interesante sobre la Revolución Francesa. Si bien es cierto que la trama central, la historia de André-Louis Moureau "Scaramouche" es ficticia, la descripción de los sucesos históricos es impecable. Incluida la amistad del protagonista con el famoso Isaac Chapellier, prominente personaje de la revolución francesa. La redondez del personaje central es quizás una de las cosas que uno como lector más disfruta. Ver su transformación de un ser netamente pragmático, casi un cínico, pero sin llegar a serlo, en una persona cuyos ideales y sentido del honor llega a ser su principal motivación es realmente interesante. Moureau presenta como personaje una complejidad que logra enganchar al lector.

Ahora bien, la novela ciertamente es intensa, pocas veces me sucede con un libro que se me acelera el corazón y no puedo soltarla porque debo saber cómo va a culminar una capítulo, pero Sabatini lleva la trama un poco lejos, forzando las leyes de la casualidad, hasta el punto que en momento dado parece Fiallesco (esa palabra la utilizo en alusión a Delia Fiallo y sus novelas rosa con giros absurdos en la trama). Creo que Sabitini pudo eliminar ciertos elementos que le añadía dramatismo a la historia y que realmente no eran necesarios. Quizás el autor le faltó severidad a la hora de establecer el destino de ciertos personajes o bien no quiso dañar el aspecto Quijotesco de su personaje, cosa que no entiendo ya que Moureau, a pesar de que tiene mucho de ello, es bastante humano.

Sin embargo es una buena lectura, entretenida, espectacularmente escrita. Sabatini en algunos momentos tiene frases magistrales. Una de mis favoritas "el peor arrepentimiento en la vida, es el de la oportunidad perdida." Esta novela, sobre todo por lo que narra a nivel de lo que sucedía en el plano social, político y económico en Francia, la deberíamos leer todos los que vivimos en la Ciudad de la Furia. Es aterradoramente similar a nuestra coyuntura actual.

2 comentarios:

Toto dijo...

Scaramouche Scaramouchewill you do the fandango! Empecé con Madame Bovary pero no me gusta mucho.

Manuela Zárate dijo...

Whaattt???!!!!! Coño Juan, qué bolas, como no te va a gustar Madame Bovary???? No. No. No. We have to talk.