sábado, 23 de mayo de 2009

Aventuras de Matapasiones


Almorzando un día con un amigo me cuenta, que su última conquista es incapaz de decir, "vamos a hacer el amor" "vamos a echar un polvo" "vamos a X" lo que dice es: "Vamos a la habitación." Conclusión de mi amigo: matapasiones. Es como si en ese momento hubiera puesto de música de fondo el rosario cantado por la Madre Teresa de Calcuta. No sube ni con grúa. ¿Qué les pasa a estas mujeres? Digo yo que la culpa la tienen Grecia Colmenares y Catherine Fullop, haciendo papelones escritos por Delia Fiallo que le dieron a toda una generación un complejo tremendo con el sexo. Llenándolo de un misticismo exagerado, cuando lo más cool es el lado animal. Pero no contenta con eso "matapasiones" va más lejos. Cuando por fin logra llevar a mi "amigo" a la habitación le dice: "¿Te duelen los testículos?" Osea, ni Barbara Streisand en Meet The Fuckers. Mi amigo dice ¿Qué clase de pregunta es esa? Y lo que es peor, es que la pregunta fue acompañada por una especie de tacto casi médico, nada apasionado, como si estuviese midiendo el peso de unas metras gigantes. ¿De dónde salen estas mujeres? hasta Cristina Expósito, de la telenovela Cristal, le hubiera parecido una idiotez preguntarle a Luis Alfredo Ascanio, mi amor ¿te duelen los testículos?

Resultado. Poca pasión y mi amigo sacudiendo las sábanas después que mandó a la pobre a su casa con una excusa nada creíble.

Yo sé que el sexo es libre. Que no deben haber tabús y a cada quien le funciona lo que le funciona. Pero definitivamente todo, todo en la vida Tiene un límite. Por su bien esperemos que matapasiones lo encuentre pronto, o al menos que alguien la ayude a descubrirlo. Después de todo, como dice mi amigo (yo no la conozco), la chama es burda de pana.

1 comentario:

GBA dijo...

Jajajaja muy bueno, bastante cómico!

Saludos,