martes, 30 de junio de 2009

Camarón Camarón



 

Estoy muerta. Agotada. No hay nada más incómodo que tener sueño de día. Será que uno tiene que ser como los bebés y respetar sus ciclos. Dormir la siesta. Sacar un momento del día para pescar unas Zetas. Pero esto es horrible. Tengo que pensar y no encuentro como hacer para que lo que pienso se traduzca en oraciones coherentes. A lo mejor lo que me tiene agotada es la situación de Honduras. La AH1N1. La ley de Propiedad de Social. La OEA y la UNO, osea, está bien repudien el golpe, pero tómense un Transén. Yo quisiera ver a Ban Ki Moon montado en una camionetica Guarenas – Caracas a las 5 am a ver si se va a poner en las mismas y a Insulza lo ponemos de buhonero. Es más, yo haría un ensayo, yo haría un "modelo" de Naciones Unidas donde los representantes de los países fueran Iris Valera, Tarek, El Aissami. En cinco minutos está redefiniendo su concepto de democracia y pasándose los golpes por el Arco de Triunfo.

A lo mejor lo que me tiene agotada es la muerte de Michael Jackson. Ahora resulta que todo el mundo que decía que el tipo era un pederasta, freak, asqueroso, que qué bolas tenía de cantar una canción que decía "no importa si eres blanco o negro", están llorando por los rincones. Ahora es "qué bolas que está muerto, es el ícono de una generación." Qué arrecha es la gente, de verdad. Es más, ojalá y el tipo esté vivo, para que dentro de una semana salga y diga: "¡El coño de su madre! ¡Jódanse todos y vayan a decirle freak a su abuela!"

O me tiene agotada Grace Anatomy. Que se vayan a la mierda todos. Hasta cuando, ahora la tipa se va a casar y el día que se va a casar no se casa sino le da el vestido a la otra para que se case ella. Coño, por Dios. ¿Hasta cuándo Abigail? Hasta en Venevisión son más originales.

A lo mejor es Chávez. Estoy harta de Chávez. A lo mejor esa es la solución. Mandarlo a la mierda. No escucharlo más. No pararle más bola. Me tiene tan cansada. Es el mismo cuento, una y otra vez, una y otra vez y nosotros una y otra vez hacemos lo mismo. ¿Hasta cuándo?

Estoy agotada. No puedo pensar más. Veo al perro y me muero de la envidia. Qué fácil es. Simplemente te tiras al piso, apoyas la barbilla en un lugar fresquito, metes las patas debajo de la barriga y echas un camarón.

No hay comentarios: