miércoles, 15 de julio de 2009

Reposo


Reposo. Una palabra que suena atractiva cuando uno está full de trabajo. Yo me imagino a la gente en la cama hasta las 11, leyendo libros, con los periódicos desordenados por los pies, el perro dormido feliz de no quedarse solo desde temprano en la mañana. Ahora que me ha tocado a mí lo veo distinto. Eso de ver el techo día tras días es peligroso. En poco tiempo uno puede pasar a ser un ermitaño sin lugar en el mundo. Puede uno llegar a ser una de esas personas que colecciona cosas raras o que se entiende mejor con los animales que con las personas. Uno deja de tener ganas de vestirse, pasar a un atuendo pijamesco, desaliñado, uno duerme demasiado, uno piensa mucho en muy poco, se llena de proyectos que no terminan de empezar. Es como si de repente la vida pegara un frenazo.

Quizás por eso no me permito ver el canal E! Confieso que en algún momento de la vida me encantó. Eso de saber qué había dicho Lindsay Lohan sobre Paris Hilton de repente cobraba más importancia que la última operación de los Cascos Azules en Africa. Hoy en día me produce nauseas. Y en medio de mi reposo no me permito volver a caer en eso, no quiero regresar a ese estadio de la vida en que todo era farándula, revistas y horas de mirar al techo, porque recuerdo que eso me llevó a una calle ciega de infelicidad y para salir de allí tuve que demoler paredes y hacer un camino a través de un terreno peligroso y poco apropiado. Bueno, la verdad que dentro de un par de semanas pasaré varios meses sin opción sobre mis decisiones en la vida, entregada a otro ser.

Este reposo. Reposo mental, reposo físico. A veces me pregunto ¿A dónde me irá a llevar? ¿Cómo irá a terminar? ¿Se me vendrá encima el tiempo como ha pasado otras veces o lograré darle cuerpo a tantos proyectos, a tantas imágenes en mi mente que quieren hacerse realidad? ¿Será que descubro algo que jamás pensé que iba a encontrar? ¿Será que logro aprovechar el tiempo?

No sé. A veces me da miedo, esto de ver pasar horas muertas, puede matar. De eso si no tengo la menor duda.

No hay comentarios: