viernes, 27 de febrero de 2009

Paranoid City



No sé qué me pasa desde hace unos días. Desde el 16 de febrero. O a lo mejor fue antes. Son tantas cosas las que uno oye. Pareciera que el mundo se está cayendo a pedazos. A lo mejor siempre fue así y simplemente no nos habíamos dado cuenta. Yo no me había dado cuenta. Dicen que cada vez que comienza un siglo la humanidad presiente el fin del mundo. A lo mejor el mundo nunca se va a acabar. A lo mejor ya se acabó y nosotros no lo sabemos. A lo mejor nosotros no somos el mundo. A lo mejor sólo somos una especie que se rebeló contra la naturaleza, que sabe que nada desaparece, que nada muere, que todo se transforma. Este año comenzó como un año de finales y como un año de comienzos. Pareciera que hay que escoger de qué lado vas a estar. No importa lo que pienses, ni cómo lo pienses. No importa qué teorías, que ideas adoptas como las tuyas propias, ni en qué basas tus creencias, no importa la religión, ni la nacionalidad, ni la carrera que estudiaste ¿estás con los principios o estás con los finales? Nos hemos empeñado en dividir las cosas en bien y mal. Es tan fácil tener a un pepe grillo que te dice, esto sí, aquello no. Pero luego te das cuenta que el camino de la vida no se encuentra entre esas dos orillas. Simplemente va y viene. Tú decides si estás embarcando, si estás con el comienzo, o si prefieres bajarte porque llegó el final.

La oscuridad se está apoderando de esta ciudad. Por más que los días son soleados y brillantes. Por más que levantas la vista y ves el cielo como nunca, tan claro, tan cristalino que duele, te das cuenta al bajar la mirada que aquí hace rato que está oscuro. Aquí se bajaron las cortinas. Se apagó la luz. Hace rato que jugamos al cuarto oscuro. Cada mirada, cada palabra, cada gesto es algo que genera desconfianza. Todos nos están mirando, con las pupilas dilatadas por la oscuridad. Nos miran para ver qué pueden sacar de nosotros. Están en los supermercados, están en los bancos, están en algún lugar oscuro sacando tu celular de algún anuncio de compra-venta, están esperándote para arrancarte ese pedazo de ti que no sabes si algún día vuelve, tu tranquilidad. Ya los sueños no son profundos, se limitan a cerrar los ojos, porque en plena oscuridad no se descansa. En la noche lo que hay es tiniebla. En la noche todo es silencio. Cuando cae el sol la ley es no mirar hacia afuera. No ver qué le sucede al otro, como esa cadena que hablaba de un terremoto apocalíptico, donde se castigaría a los injustos. No se puede ver hacia fuera. No se puede hablar. No se puede gritar. Hay miedo y el miedo es el fin. Hay negación y la negación es el comienzo.

Yo no sé qué pensar del mundo. Mientras el perro corra, mientras me sonría con su mirada. Mientras exista el queso fundido en mis manos por las mañanas. Mientras pueda respirar un aire que me llena cada milímetro de los pulmones, mientras el maíz explote y se convierta en una cotufa que me recuerde que una vez me sentaba en las sillas y los pies no me llegaban al piso. Mientras exista al menos un extraño que me sonría, alguien que no tiene por qué saber quién soy y que recuerde mi nombre. Alguien que me mire a los ojos y me de las gracias. Mientras, estaré aquí. Yo creo que es apenas el comienzo.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Cuando las sombras hemos ofendido


Pedir perdón resulta tan fácil y a la vez tan difícil. Es una de esas cosas que no tiene medida. Es además una de esas cosas que depende de la confianza que la otra parte tenga puesta en ti. Después de todo, perdón es una palabra, y hoy en día estamos convencidos de que las palabras se la lleva el viento. Yo a veces siento que la palabra perdón, aunque es poderosa, no expresa suficiente. En estos días, luego de un desencuentro que terminó en varios perdones, recordé aquellos que no dije. Esos son los que más pesan, porque recuerdas lo que hiciste y es como si hubieras dejado el trabajo incompleto o como si hubieras contribuido a que una herida cicatrizara mal, no le echaste el bálsamo necesario para minimizar las marcas en la piel. Si tengo en mi lista varias personas, incluso algunos que todavía son amigos, a quienes me gustaría pedirles perdón. Entonces recuerdo esa última parte de la obra de Shakespeare, Sueño de una Noche de Verano, donde Puck, con su astucia y verbigracia, pide perdón a la audiencia por cualquier ofensa que durante el acto puedan haber causado. Puck le dice a los espectadores que lo que presenciaron fueron sólo visiones y que las traten como tal, que pronto no parecerán sino un sueño. Los sueños son incoherentes y pronto con el avanzar de la mañana, se olvidan. Es la mejor manera de tratar aquello que duele, porque sino entonces queda espacio en el alma para el resentimiento y el rencor, que fácilmente pueden ser de los sentimientos más viles que pueden embargar a un ser humano. Como todo Shakespeare, es brillante, y no creo que realmente haya una mejor manera de pedir perdón a alguien. Después de todo, como seres humanos en algún momento somos hadas, pero en nuestros momentos de oscuridad no somos más que sombras.

*Va la versión original en inglés y una traducción. Estoy tratando de buscar una mejor porque no me convence.

"If we shadows have offended,
Think but this, and all is mended,
That you have but slumber'd here
While these visions did appear.
And this weak and idle theme,
No more yielding but a dream.
Gentles, do not reprehend:
if you pardon, we will mend:
And, as I am an honest Puck,
If we have unearned luck
Now to 'scape the serpent's tongue,
We will make amends ere long;
Else the Puck a liar call;
So, good night unto you all.
Give me your hands, if we be friends,
And Robin shall restore amends."

"Si nosotros, vanas sombras, te hemos ofendido,
piensa nada más esto, y todo estará bien:
que te has quedado aquí durmiendo
mientras han aparecido esas visiones.
Y esta débil y humilde fantasía
no tendrá sino la inconsistencia de un sueño,
amables espectadores, no nos reprendan;
si nos conceden su perdón, nos enmendaremos.
Y a fe de honrado Puck,
que, si hemos tenido la suerte
de escaparnos ahora del silbido de la serpiente,
procuraremos corregirnos rápidamente;
de lo contrario, llamen a Puck mentiroso.
Entonces, buenas noches a todos.
Denme sus manos, si es que somos amigos,
y Robín los recompensará como merecen."

domingo, 22 de febrero de 2009

Testimonio a mi Incultura

Esto me llegó por Facebook:
La BCC dice que en promedio uno sólo habrá leído aproximadamente 6 de los 100 libros aquí mencionados.

Instrucciones:
Vea la lista y marque con una X los que haya leído.
1 Pride and Prejudice - Jane Austen X (lo amo, lo amo, lo amo)
2 The Lord of the Rings - JRR Tolkien
3 Jane Eyre - Charlotte Bronte X
4 Harry Potter series - JK Rowling
5 To Kill a Mockingbird - Harper Lee
6 The Bible ( ¡Cómo nos hicieron leer la Biblia las monjas! Pero solo por partes, me imagino que no cuenta)
7 Wuthering Heights - Emily Bronte X
8 Nineteen Eighty Four- George Orwell (Deberíamos los que vivimos en esta República Bolibanana)
9 His Dark Materials - Philip Pullman
10 Great Expectations - Charles Dickens X
11 Little Women - Louisa M Alcott X
12 Tess of the D’Urbervilles - Thomas Hardy (yo preferí leerme Lejos del Mundanal Ruido)
13 Catch 22 - Joseph Heller
14 Complete Works of Shakespeare (Tengo Romeo y Julieta, Sueño de una Noche de Verdano y 12th Night, in english by the way)
15 Rebecca - Daphne Du Maurier X
16 The Hobbit - JRR Tolkien
17 Birdsong - Sebastian Faulk (me llama full la atención)
18 Catcher in the Rye - JD Salinger X
19 The Time Traveller’s Wife Audrey Niffenegger
20 Middlemarch - George Eliot X (¡Larguísimo pero cómo vale la pena!)
21 Gone With The Wind - Margaret Mitchell X (Feedle dee dee, más de una vez)
22 The Great Gatsby - F Scott Fitzgerald X
23 Bleak House - Charles Dickens
24 War and Peace - Leo Tolstoy X
25 The Hitch Hiker’s Guide to the Galaxy - Douglas Adams
26 Brideshead Revisited - Evelyn Waugh
27 Crime and Punishment - Fyodor Dostoyevsky X (mi próximo perro se va a llamar Raskolnikov)
28 Grapes of Wrath - John Steinbeck
29 Alice in Wonderland - Lewis Carroll
30 The Wind in the Willows - Kenneth Grahame
31 Anna Karenina - Leo Tolstoy X
32 David Copperfield - Charles Dickens C
33 Chronicles of Narnia - CS Lewis
34 Emma - Jane Austen X (La película Cluless es un vulgar plagio de este libro)
35 Persuasion - Jane Austen X (el que menos me gusto de Jane Austen. Se murió antes de terminarlo)
36 The Lion, The Witch and The Wardrobe - CS Lewis
37 The Kite Runner - Khaled Hosseini
38 Captain Corelli’s Mandolin - Louis De Bernieres (Cualquier verga que tenga que ver con Nicolas Cage ni la determine. Supe del libro por la película a lo major valdrá la pena)
39 Memoirs of a Geisha - Arthur Golden X
40 Winnie the Pooh - AA Milne
41 Animal Farm - George Orwell (También lo deberíamos leer los habitants de la Bolibanana)
42 The Da Vinci Code - Dan Brown X (Libro de mierda, me da mucha rabia con Dan Brown, el libro es emocionante. Punto. Hace lo que le da la gana con la interpretación del arte. Me ofusca pensar en él)
43 One Hundred Years of Solitude - Gabriel Garcia Marquez X (Un clásico, pero odio a García Márquez. Lo admiraba hasta que leí Vivir para Contarla. Es un hipócrita de lo ultimo y se autoplagia cosa que aborrezco en un artista sea cual sea su género. Me enferma.)
44 A Prayer for Owen Meaney - John Irving
45 The Woman in White - Wilkie Collins
46 Anne of Green Gables - LM Montgomery X
47 Far From The Madding Crowd - Thomas Hardy X
48 The Handmaid’s Tale - Margaret Atwood
49 Lord of the Flies - William Golding
50 Atonement - Ian McEwan
51 Life of Pi - Yann Martel
52 Dune - Frank Herbert
53 Cold Comfort Farm - Stella Gibbons
54 Sense and Sensibility - Jane Austen X
55 A Suitable Boy - Vikram Seth
56 The Shadow of the Wind - Carlos Ruiz Zafon X
57 A Tale Of Two Cities - Charles Dickens
58 Brave New World - Aldous Huxley
59 The Curious Incident of the Dog in the Night-time - Mark Haddon
60 Love In The Time Of Cholera - Gabriel Garcia Marquez
61 Of Mice and Men - John Steinbeck
62 Lolita - Vladimir Nabokov
63 The Secret History - Donna Tartt
64 The Lovely Bones - Alice Sebold X (Libro que me pareció bastante dark)
65 Count of Monte Cristo - Alexandre Dumas X (Amo a Dumas. A pesar del tamaño del libro no lo podia soltar.)
66 On The Road - Jack Kerouac
67 Jude the Obscure - Thomas Hardy
68 Bridget Jones’s Diary - Helen Fielding
69 Midnight’s Children - Salman Rushdie
70 Moby Dick - Herman Melville
71 Oliver Twist - Charles Dickens
72 Dracula - Bram Stoker
73 The Secret Garden - Frances Hodgson Burnett
74 Notes From A Small Island - Bill Bryson
75 Ulysses - James Joyce
76 The Bell Jar - Sylvia Plath
77 Swallows and Amazons - Arthur Ransome
78 Germinal - Emile Zola
79 Vanity Fair - William Makepeace Thackeray
80 Possession - AS Byatt
81 A Christmas Carol - Charles Dickens
82 Cloud Atlas - David Mitchell
83 The Color Purple - Alice Walker
84 The Remains of the Day - Kazuo Ishiguro (La película me pareció tan ladilla que no sé si tendré el valor de abrir el libro)
85 Madame Bovary - Gustave Flaubert X (Sin palabras, un libro de esos que soy yo y ni hablar de la Educación Sentimental)
86 A Fine Balance - Rohinton Mistry
87 Charlotte’s Web - EB White
88 The Five People You Meet In Heaven - Mitch Albom
89 Adventures of Sherlock Holmes - Sir Arthur Conan Doyle (Me lo comencé, pero lo cambié por Murakami)
90 The Faraway Tree Collection - Enid Blyton
91 Heart of Darkness - Joseph Conrad
92 The Little Prince - Antoine De Saint Exupery X (No importa la edad que tengas. Será el primer libro que le lea a mi bebé)
93 The Wasp Factory - Iain Banks
94 Watership Down - Richard Adams
95 A Confederacy of Dunces - John Kennedy Toole (No lo he conseguido en inglés y la traducción de Anagrama que es la única que se consigue en Caracas es tan de mierda que el libro resulta imposible de leer.)
96 A Town Like Alice - Nevil Shute
97 The Three Musketeers - Alexandre Dumas
98 Hamlet - William Shakespeare
99 Charlie and the Chocolate Factory - Roald Dahl
100 Les Miserables - Victor Hugo X
TOTAL: 23. Qué vergüenza. Ni la mitad. Me debería quitar el título de bachiller.

viernes, 20 de febrero de 2009

Canción Animal. Canción Animal.


Esta es una de esas historias que simplemente no pasan. Pero, pasó. ¿Por qué pasó? Quizás sea porque para el hombre occidental del siglo XXI la naturaleza es simplemente Nat Geo y punto final. A lo mejor lo que sucedió fue el reino de lo más salvaje en todo su esplendor. La protagonista de esta historia se debería llamar algo así como Deborah. Su nombre real es Pompipepa. Pompipepa vivió durante muchos años en el jardín de mi hermana. ¿Qué puede tener eso de especial? Nada realmente. Y eso fue lo que le preocupó a mi hermana. Le dio lástima, después de todo, una sabhttp://www.blogger.com/post-edit.g?blogID=1274361552597664856&postID=9000601191916081039e lo tedioso que puede llegar a ser estar sin pareja. Pompipepa pasaba sus días recorriendo el jardín, desde la pared posterior hasta unas escaleras de piedra que bajaban hacia una pequeña terraza que daba al interior de la casa. Ella se lanzaba por las escaleras, escudándose en su caparazón y lograba entrar a la casa y esconderse debajo de algún sofá. Esa era su vida. Cabe mencionar que Pompipepa compartía su espacio con Rocky, un schnauzer mediando que por alguna razón tiene la barba roja y proporciones extrañas y Merlín el gato más perro del mundo.

Mi hermana entonces decidió conseguirle un novio. Se puso de acuerdo con La Cumadre, quien es un traficante de cosas chimbas y baratas, y logró conseguirle a Pompipepa su Príncipe Valiente por algo así como 20 mil bolívares. De los viejos. El flamante novio llegó listo, con ganas de lanzarse a la faena, en lo que vio a su novia se lanzó al ruedo y Pompipepa no perdió el tiempo haciéndose la dura.

La verdad es que el sexo es complicado hasta para los animales. Para ninguna especie es cuestión de hacerlo y si te vi no me acuerdo. Siempre hay algo que une a las parejas que han compartido unos momentos de amor, desenfreno o como sea que se catalogue lo sucedido. Sexo es sexo y nos guste o no, marca. Así que el novio de Pompipepa se alejó de su conquista feliz. Seguro de haber cumplido con los propósitos para los cuales lo llevaron a esa casa, un buen rato para Pompipepa y un jardín lleno de huevos. Y cumplió, el morrocoyito cumplió. Pompipepa la pasó buenísimo y el jardín, pues, quedó lleno de huevos.

Lo que pasa después es lo sórdido. El morrocoy empieza a tomar mal la preñez de Pompipepa y a mostrar signos de que algo anda mal. Mi hermana se da cuenta de que tiene "algo," un cuerpo extraño adherido que realmente no se ve bien. ¿Cuál fue el diagnóstico del veterinario? Resulta ser que el marido de Pompipepa quedó tan emocionado con lo sucedido que su "miembro" no volvió a su lugar original. Se quedó afuera. Se infectó. Se pudrió. La única solución: una operación que en la época costaba 200 mil bolos, a lo que mi hermana le dijo al veterinario: "Pana ¿Sabes cuántos morrocoyes me puedo comprar con eso? Bueno vale, ni modo, échale bola, no vamos a dejar al morrocoy sin piripincho."

Mi hermana se había equivocado. La operación era para cortarle el pirulo el morrocoy. O para utilizar una palabra más técnica, para amputar. Una pipitomía en todo su esplendor, a lo Lorena Bobitt, pi pi, pi po y ¡Corten!Chao pescao. El pobre morrocoy se quedaba sin hombría. Mi hermana en un principio le dijo al veterinario que se quedara con el animalito. "Coño mano, encima que me tengo que bajar de la mula don 200 mil bolos, me va a quedar el morrocoy así, simbólico. ¿Qué coño hago ahora con la morrocoya quesúa?"

Pero después le dio lástima y se llevó su morrocoy mocho. Hoy en día vive con Pompipepa, quién no ha vuelto a tener novio y juntos recorren el jardín. ¿Los huevos que pusieron? Fueron la merienda de Merlín y Rocky.

Pero no todo es negro en este zoológico psicodélico que tiene mi hermana, donde ya hacía todavía más años Merlín había entrado en la pajarera a merendarse los pericos y canarios. El morrocoy es el favorito de mis sobrinos. Debe ser algo de solidaridad masculina.

¿Otro novio para Pompipepa? Mmm, han pasado varios años y todavía nadie se atreve a presentarle otros partidos.

"Cuando el cuerpo no espera lo que llaman amor. Más se pide y se vive. Canción Animal."

miércoles, 18 de febrero de 2009

No hemos aprendido NADA

Me meto en mi Facebook y uno de mis "amigos" tiene esto en su perfil:

Recibo esto en mi BB: Hermano venezolano; Comenzo La Reconciliacion, Basta De Division, Adopta a un chavista como Mascota, son Bruuutos pero obedientes.........

¡Qué vergüenza! No hemos aprendido nada, no hemos reflexionado nada, no nos damos cuenta de nada. Una cosa es un chiste, no digo que no. Pero, ¿Ponerlo en el Facebook?

Nos dolerá, pero nos merecemos a Chávez y no sólo los que votaron por él, sino peor aún, los que no pueden abrir su mente, ni siquiera un milímetro para intentar entender por qué 6 millones de personas votaron por él.

Los chavistas me dan tristeza, porque realmente no saben lo que hacen. La gente así me da rabia, impotencia, lástima, desesperanza.

martes, 17 de febrero de 2009

¡Ahí está la trampa!


El domingo en la noche lo primero que sentí fue una especie de orfandad. Como si no tuviera patria. Como si viviera en un lugar donde no soy bienvenida. Es que a veces cuando la mayoría de las personas que te rodean piensan de forma tan distinta, pareciera que lo único que queda por hacer es guardar silencio y marcharse a otro lugar. Uno siente que ya no se trata de diferentes puntos de vista, sino de formas de vida, de principios fundamentales del pensamiento, de temas que son de forma y de fondo irreconciliables.
Con el tiempo es que me vengo dando cuenta de que las cosas se sienten así, de que Chávez quiere que nos sintamos así, pero que en el fondo la realidad es mucho más variopinta, por así decirlo. Lo cierto es que el Sí no ganó. Más bien se impuso. Y de hecho si no hubiesen ganado hubiesen terminado de demostrar que son absolutamente ineptos para todo. Las elecciones de ayer estuvieron enmarcadas por la trampa. Una trampa que nos montaron en nuestra cara, que nos anunciaron y que no está oculta en los microchips de las máquinas como nos encanta decir. El referendum fue como si Brasil fuese a jugar un partido de fútbol con la selección de Suazilandia. Brasil tiene todas las de ganar, lo que pasa es que la FIFA está parcializada por Suazilandia. Les pone un estadio donde las condiciones de clima le favorecen al equipo, pone un árbitro que pita todo contra Brasil, pone gente en las gradas que grite insultos a los miembros del equipo Brasilero. Además, anuncia que la portería donde Suazilandia mete gol va a ser un poco más grande, y el arquero brasilero no puede agarrar la pelota con las manos. Si Suazilandia no gana, con qué cara verá a sus fanáticos, qué además están claros de la ventaja, sería como admitir que son tan inútiles que ni con trampa pueden ganar y la FIFA queda muy mal con el gobierno de Suazilandia de quien recibió una importante comisión. Sin que sorprenda a muchos, Suazilandia gana.
Tenemos que abrir los ojos e intentar comprender la realidad, porque pareciera que quienes no apoyamos esta supuesta revolución viviéramos tratando de ver lo que queremos ver y escuchar lo que queremos escuchar, y si algo no nos gusta, lo tapamos. Lo digo porque en la medida que se acerca el proceso electoral uno ve cómo se comporta la gente que se dice “pensante” en este país y queda mucho, yo diría que demasiado por desear. En primer lugar los líderes de la supuesta oposición dan pena. No pueden ni siquiera homogenizar sus discursos. Cada uno dice lo que piensa que le conviene decir, hace declaraciones si piensa que le favorece en algo al él o a su partido y si no, sencillamente, se esconde. Hasta para estas elecciones, donde había un solo bloque y no parecía necesario trabajar la unidad en cuanto a opciones electorales, parte de lo que impidió la victoria del NO fue la falta de unidad. Cada partido tenía su plataforma, sus testigos, su estrategia. No se unieron, no trabajaron juntos, por lo que en muchas áreas se trabajó doble y en otras igual de importantes no se hizo nada.
No podemos olvidar el factor de los estudiantes y la sociedad civil. Realmente los estudiantes son los únicos que se merecen los avances que logramos con esta elección, porque aún con la derrota del NO se avanzó, mucho más quizás de lo que realmente nos merecemos. Los estudiantes dieron ejemplo de creatividad, de lucha, de fuerza, de entrega. Ellos son realmente la única esperanza que tiene uno cuando piensa en el futuro de este país. Es una generación que de verdad produce orgullo de ser venezolano, los que la precedemos damos vergüenza. Lo digo sin que me quede nada por dentro, porque hoy en día las marchas, los voluntarios que trabajan el día de la elección y los días previos son o viejas que ya están jubiladas o chamos. El resto somos gente demasiado ocupada en idioteces como para dignarnos a hacer algo por nuestro país. Lo que es peor, es una generación que pasa mensajitos de texto idiotas, diciendo cosas como: “MOSCA, si te sale opción 1.NO, ahí está la trampa, pásalo.” ¿Cómo es posible que después de 15 elecciones todavía haya gente pasando ese cúmulo de rumores que no tienen nada que ver con un proceso que ya hemos vivido tantas veces? ¿Cómo es posible que la gente sienta que hacer país es pasar mensajitos sin ni siquiera verificar la veracidad de la información? Es algo que indigna y que preocupa.
Parece mentira que después de 10 años no entendamos al chavismo. La trampa estuvo en la propaganda que violaba la normativa electoral. En la ciudad de Caracas fue un descaro, en el interior fue apabullante, y funcionó, pero a nadie ni le pasó por la cabeza que eso podría ser un factor. Nadie dijo, vamos a hacer una caravana para el interior, vamos a hablar con la gente de esos lugares donde Globovisión no llega. No, qué fastidio, tenemos muchas cosas que hacer. La trampa estuvo en no abrir el Registro Electoral, más de 400 mil personas se quedaron sin votar, la gran mayoría estudiantes afectos al NO, eso hubiese hecho una diferencia importante, a lo mejor No para ganar, pero si para demostrar que las cosas no están tan claras como los chavistas quieren pretender. Nadie pasó ese mensajito. Nadie fue para esa marcha, nadie protestó, la excusa es: ya yo marché, qué fastidio, estoy harto de marchar, que protesten los verdaderos afectados. La trampa estuvo en el uso de recursos del estado para la campaña. Nadie dijo, esta boca es mía. Para qué, como se dijo anteriormente, ya yo marché bastante durante el paro, además no vamos a lograr nada. Y si me piden plata para los estudiantes, para la campaña del NO, lo siento, yo estoy pelando, que se lo pidan a los partidos. La trampa estuvo en la manera en que el CNE otorgó credenciales y nombró miembros de mesa accidentales en muchos lugares del país. Sí. Pero eso no es conmigo, ni que yo fuera Vicente Díaz, y si me dicen que ayude en algún call center el día de las elecciones registrando denuncias, lo siento, ya yo cuadré una parrilla. La ventaja la tuvo el gobierno que movilizaba sus votantes en autobuses, pero muchos de nosotros nos fuimos de viaje, porque ya teníamos el pasaje comprado, lo siento pana, yo no puedo cambiar mi plan, no vamos a perder por un voto. La trampa estuvo en los cientos de Tarek Willians Saab, que rompieron sus papeleta, o ni la rompieron, simplemente volvieron a votar y punto. Los que no les dieron el chance, porque hay ventajismo, porque el CNE pone unas reglas para un bloque y otra para otro se quedaron esperando que viniera otro a resolverle el problema.
Lo que hay que sacar de estas elecciones es que si realmente queremos salir de este gobierno y construir una Venezuela mejor hay que arremangarse los puños y trabajar duro. Las dictaduras no caen con mensajitos paranoicos, con gente que va vota y se va a comer parrilla con Globovisión en mute. No hay que caer en dramas, porque a la gente le encanta decir, yo no voy a ir a matarme en las marchas porque yo tengo hijos. No. No estamos hablando de muerte, ni de tiros, ni nada de eso. Eso es precisamente lo que chavistas quieren que uno crea, que la única salida es violencia y anarquía. Trabajar significa, ayudar en algo a los alcaldes que oposición que ganaron y que no tienen recursos, ayudar a que sus obras tengan un impacto en la gente que lo necesita, que los municipios mejoren para que la gente que no entiende o que no puede ver Globovisión se de cuenta que el proyecto de Chávez es un proyecto de poder y no de mejora de calidad de vida. Trabajar por salir de esto significa ayudar así sea a los partidos, a súmate, a quién sea con tal de aportar un verdadero grano de arena, sea con dinero, sea con comida, pero sobre todo con tiempo. Eso es lo que más falta hace. Trabajar significa realmente presionar a los líderes de oposición para que entiendan de una buena vez que no pueden estar usando nuestro futuro para impulsar sus propias ambiciones de poder, porque lastimeramente en eso se parecen mucho más a Chávez de lo que nadie se atreve a reconocer. Ayudar a salir de Chávez es leerse las leyes, leerse así sea una guía rápida, que hay miles de cómo es el proceso de votación y proponiéndonos defender nuestros derechos y no que venga a otro a hacerlo, para además después darnos el tupé de criticarlo. Porque eso nos encanta, criticar, decir se debió hacer esto o aquello, pero jamás nos preguntamos qué hice yo. Palante es pa’ lla. Sí. Hay que seguir. Pero pa’ lla no es sólo votar y tener pensamientos positivos. Es ser proactivo, es como dijo John Kennedy, pregunta no lo que tu país puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer por tu país.

domingo, 15 de febrero de 2009

Los dictadores no caen con elecciones.

Sabemos cómo comenzó todo esto.
Sólo Dios sabe como va a terminar.
Hoy me siento un ciudadana de una tierra que en realidad no existe.

viernes, 13 de febrero de 2009

Dilo por Hormonas, ¡Dilo con Orgullo!


Si tuviera un bolívar (de los viejos) por cada vez que a lo largo de mi vida he escuchado algo como "ay no mijita, debe ser que estás en esos días", estaría ahorita en alguna isla exótica tomando piña coladas al lado de una piscina de esas monumentales. ¿Hasta cuándo el cliché de que cada vez que una mujer se molesta por algo se debe a la hormonas? Y dígame si estás en pleno embarazo. Ah no. Ahí si es verdad que no puede ni sentarte, ni pararte, ni tocarte el pelo, ni decir "hola cómo estás" porque ya te saltan: Aja, lo estás diciendo por las hormonas. O lo que es peor, no te lo dicen, quienes te rodean comparten miradas de complicidad y dicen: "ese es el embarazo" y te dan una sonricita como si fueras candidata al Manicomio Sebucán. Lo que sigue es que entonces ya no tienes la razón en nada, aun cuan lo que estés diciendo es totalmente racional, tiene perfecta lógica y obedece a todas las leyes de lo que se conoce como el Sentido Común.

Estoy harta. Lo primero que me provoca es googlear quién fue el pendejo que sacó el estudio donde dice que los cambios hormonales afectan el comportamiento de las mujeres, porque a ese habría que darle una coñaza, mínimo preguntarle ¿qué coño estabas pensando? ¿Quién te crees qué eres? Como si los hombres no tuvieran hormonas, como si los hombres no tuvieran períodos en los que están totalmente irracionales, como si los hombres no hicieran cosas sin sentido. No claro. Porque cuando ellos agarran y te dicen yo te quiero, yo de verdad veo un futuro contigo sólo que en este momento no estoy preparado, eso, es total y absolutamente racional. No vaya la gente a creer que eso no obedece a factores emocionales, inexplicables, lados oscuros del cerebro, en cambio cuando uno como mujer se molesta porque dejan la tapa de la poceta arriba, y tú a media noche caes dentro, te despiertas de golpe en tu peor pesadilla y pegas un grito con el culo mojado, eso es de locos.

Ciertamente yo reconozco que las hormonas, para ponerlo de alguna manera, nos alejan de nuestro "happy place" en algunas oportunidades. Yo tengo que reconocer que con pocas semanas de embarazo lloré en un programa conducido por Tyra Banks, y que hay "esos" días en los que una propaganda donde un carajo ve una moto con ojos de vaca cagona te baja las medias y te arranca una lagrimita, en que te dicen "buenos días" y tu escuchas "vete pa´l coño" y te arrechas y armas un pleito. Lo que pasa es que cada errocito que cometas en lo emocional es como que si clavaras un chinche en un corcho, puede ser que saques el chinche, pero el hueco queda allí y la gente que te rodea, sobre todo los hombres se fijan en el hueco todo el tiempo, y no en el resto de corcho que quedó intacto.

Nosotros somos seres que tenemos tantas ventajas desde el punto de vista de la psiquis. Somos capaces de lo que se conoce como "multi-tasking", hacer y pensar en más de una cosa a la vez, somos capaces de llevar negocios, países, aviones como si nada, como lo han hecho los mejores. Además aquello del sexo débil, nada que ver, somos seres que una vez por semana en muchos casos, se echan será caliente y se arrancan el pelo hasta el punto que no salen más, o dejan de sentir el dolor, no es cualquier cosa. Dígame aquí en Venezuela, ¿Quiénes son los motores de las marchas? Las mujeres. ¿Quiénes somos las que nos paramos delante del piquete de la policía pegando gritos? Sí. Y claro muchos dirán que se debe a que racionalmente no estamos procesando el peligro, pero nada ver, al contrario, por qué lo hacemos es precisamente que luchamos, que nos atrevemos, que decimos las cosas que la gran mayoría de las veces los hombres no se atreven a decir.

Además, si algo cabe mencionar los hombres es que precisamente se dejan dominar por una emoción que te vuelve mucho más irracional que cualquier hormona, llámese como se llame, el miedo. Los hombres se paralizan ante el compromiso. Se paralizan ante mujeres de carácter fuerte echadas hacia adelante, que no quieren hacer papel de actriz de reparto en la vida de un tipo nada más porque le dio el apellido. Se paralizan ante las grandes decisiones.

Es que si al no tener los bolívares por las veces que me han achacado un comportamiento a un cambio hormonal, si en cambio los tuviera por las veces que un tipo evadió la ruptura de una relación entonces fuera compañera de golf de Bill Gates. Nada más emocional, más poco racional que la manera como un hombre termina una relación, o como un hombre maneja la situación cuando una mujer ya no lo quiere. Si es que él deja de querer, entonces no puede decirlo, se porta mal para que le terminen. Si es porque ya no lo quieren, se deja llevar, se humilla, pierde la noción de quién es. Y tienen todavía el tupé de decir de vez en cuando: Es que las mujeres se ponen insoportables cuando están hormonales. ¡Qué bolas!

Y hoy en día con mi barriga tengo que escuchar a hombres diciéndole a mi esposo:

- Sí, se ponen insoportables y no se dan ni cuenta.

- ¡Viste! Mi amor, es normal, es que no te das ni cuenta.

No más. Estoy harta. A lo mejor soy insoportable. Seguramente tengo mis momentos de lágrimas de cocodrilo, de Tatiana Capote, de Hulk el hombre verde, pero de allí a decir que las hormonas me dominan, no joda. Y no voy a dejar que eso afecte mi estado mental. De ahora en adelante al que no le guste lo que yo tenga que decir, tough cookie. Lo digo por hormonas. Lo digo por qué me da la gana. Lo digo porque soy una mujer preparada que se conoce a sí misma y sabe lo quiere. ¡Lo digo con orgullo!

jueves, 12 de febrero de 2009

Días Incoherentes

Hay días en que reina la incoherencia. Hay días de intoxicación mental, que no deben ser confundidos con el embrutecimiento, aquello que uno hace ciertos domingos en los que hasta respirar resulta una tarea fastidiosa. No. Son días en los que un minuto te sientes bien. Al siguiente ya no tanto. Y al rato tienes ganas de vomitar. Te agita una ola de paranoia y piensas que a lo mejor algo que te comiste ayer está haciendo estragos en tu organismo. Estás en un estado delicado, no es el momento de enfermedades. Luego al rato estás mejor y recuperas tu fuerza. Estos son días en los que hablas con alguien extremadamente positivo, que te dice que todo va a salir bien, que en las elecciones vamos a ganar. Que es algo que se siente, que se palpa. Luego llegas a tu casa y alguien te convence de lo contrario. Entonces el cúmulo de ideas ya no es el mismo. El estado de ánimo cambia. De allí pasas a una conversación trivial y te burlas de alguien y mientras estás diciendo cosas algo en ti te sugiere que a lo mejor no debieras hacerlo. Te sientes mal. La burla ahora es contigo mismo. Tienes hambre. Comes. Te sientes mal. Piensas en la basura. En lo fastidioso que es sacar la basura. Piensas en el sueño. En lo rico que es dormir. No quieres hacer nada. Después recuerdas las cosas que tienes que hacer. Las quieres hacer también, porque no te quieres sentir mal. Estos son días incoherentes.

miércoles, 11 de febrero de 2009

La Llama de Eluana


Eluana se llamaba la mujer que pasó casi 17 años en coma en un pueblo de Italia. Luego de todo este tiempo su padre logró que desconectaran las máquinas que la estaban alimentando y en tres días murió. El suceso ha despertado una polémica sin precedentes en Italia, donde por un lado estaba el padre de Eluana, luchando por lo que era un deseo de la joven, los partidos conservadores que hicieron hasta lo imposible por detenerlo y la iglesia, que también ha hecho duros señalamientos contra quienes actuaron en la “muerte” de Eluana.
En este tipo de temas hay opiniones para todos. La conciencia de cada quien es un universo demasiado grande como para pensar que algún día se unificarán las ideas y todos pensaremos igual o pasarán cosas como esta sin que se desate un huracán de controversia. Lo que sucede también es que al ser humano le encanta juzgar. No hay mejor deporte que el chisme. No hay nada como los problemas de otras personas para hacernos sentir superiores. Lo cierto es que uno puede tener ideas sobre estos temas, pero uno no puede decir qué haría hasta no verse involucrado en algo igual.
A mi modo de ver Eluana descansó. De una forma u otra. Siento que es muy difícil decir si ella era feliz o no, si desde su estado coma deseaba seguir viviendo. Es algo que sencillamente no sabemos. La única forma que tenemos para expresar lo que sentimos es a través de nuestros sentidos y cuando estos fallan no podemos hacerlo. Punto. Puede ser que uno tenga la intuición, o la sensación de que las personas que están en ese estado nos escuchan, pero es sólo eso. Yo trabajé durante mucho tiempo en como voluntario en el hospital de cáncer MD Anderson de Houston, Texas. Mi trabajo incluía visitar pacientes de la Unidad de Cuidados Intensivos, muchos de los cuales estaban en coma. Ciertamente yo sentía que de alguna forma me escuchaban, a pesar de su silencio, de sus ojos cerrados, de su aparente sueño o estado de ausencia yo les hablaba y les acariciaba las manos, igual que a mis otros pacientes. Siempre tuve la sensación de que me escuchaban, pero realmente a ciencia cierta no lo sé. Ahora, algo sí creo desde el fondo de mi corazón, vivir así, irónicamente, debe ser agotador. Cansado. Imposiblemente difícil.
Más duro aún debe ser ver a un ser querido atravesar algo como eso. Debe ser un infierno. Mi experiencia en MD Anderson también me enseñó que las enfermedades muchas veces son más duras en los familiares del paciente que en el propio enfermo. La impotencia. Hasta la culpa. Hasta sensación de me cambiaría contigo en este instante. De verdad el papá de Eluana creo que es una gran víctima y más aún porque además de la pérdida de su hija, de lo que sufrió durante tantos años al verla tumbada esperando un milagro tienen que vivir con el juicio de los demás y a lo mejor con su propia conciencia.
Es que la conciencia es algo peligroso. Creo que la conciencia ciertamente es aquello que nos mantiene entre el bien y el mal. Sin embargo, por tranquilizar la conciencia muchas veces podemos hacer cosas que más que representar al lado del bien nos llevan hacia el más profundo egoísmo. Muchas de esas personas que juzgan de asesinato lo que sucedió realmente no se preguntan por la calidad de vida de Eluana, simplemente juzgan el hecho como algo aislado. Es que es mejor dejar a una persona viva, como sea a como de lugar que arriesgarse a molestar la conciencia. Es lo mejor, así el día de mañana no habrá que preguntarse si se hizo bien o se hizo mal. Es mejor que un ser humano sufra vivo a que una conciencia sufra por ayudarle a morir.
Creo que gran parte de esta polémica tiene que ver con el miedo a la muerte. La muerte es parte de la vida, pero nos hemos acostumbrado a vivir en mundos tan perfectos, tan organizados, donde todo es posible, donde no hay nada inalcanzable, que entonces aquello que es oscuro y que no tiene respuesta no espanta. Aquello que escapa de nuestro control es algo que no podemos manejar. Quizás habrá que preguntarse si la fe no debería alcanzar realmente a la muerte y pensar que del otro lado hay una luz, a veces es mejor arriesgarse a alcanzar esa luz que vivir eternamente en una oscuridad que de igual forma acabará algún día en muerte.
Creo que las conciencias más claras, más tranquilas, son aquellas que no tienen miedo a aceptar que como dice la canción de Fito Paez “tendré que hacer el bien y hacer el daño.”
Eluana, donde quiera que estés descansa en paz y que tu papá en esta tierra pueda pronto hacer lo mismo.

lunes, 9 de febrero de 2009

Lunes…otra vez.



Lunes de sueño. Sueño. Sueño. No sé qué día quiero que sea. Pero lunes no por favor. Y el lunes que viene… ¡ayyy el lunes que viene! Otra vez despertarse hablando, especulando, arrastrando dudas, esperanzas y miedos sobre el futuro. Esta semana es un dinosaurio. Es pesada. Ya el miedo está cediendo paso al aburrimiento. Qué pase lo que tenga que pasar. Pero que pase. El marasmo del destino de este país se vuelve insoportable. Mi creatividad está dormida. No logro hacer que despierte. Sé que está allí, pero es como si no tuviéramos señal para comunicarnos. Sé que hay cosas por decir, sé que hay algo que tiene que salir a la luz. Hay una voz que busca desesperadamente un grito.

domingo, 8 de febrero de 2009

Referendum 15 Feb: Survival Kit


Falta una semana para que una vez más se decida nuestro futuro. Hay que prepararse. Uno nunca sabe lo que puede pasar. Así que a preparar el survival kit.
Eso sí, olvídese de las compras nerviosas. Primero, no va a conseguir nada el mercado, así se lo proponga, es más, si quiere póngase el reto “Compras Nerviosas”, y trate de conseguir más de tres latas de lo mismo en cualquier anaquel. Segundo, le apuesto a que todavía tiene sardinas de paro y bidones de gasolina, que por cierto bótelos porque el día menos pensado amanece como graduación de boy scout.
Lo que tiene que tener en su kit es lo siguiente:
- 1 radio con pilas. ¡Noooo es lo que está pensando! Deje la paranoia, es porque seguro ese día mandan a todos los del Consorcio Eléctrico Bolivariano a botar y no dejan a nadie de guardia, seguro hay un apagón.
-Un DVD de Yoga. Empiece el día Zen. Haga algo de yoga, relájese. Ya en un rato se lo pondrán los pelos de punta.
-Un anti diarreico. Hoy en día las elecciones dan nervios, “Qué haré delante de la máquina? Será que necesito una chuleta para estas elecciones? Será que tengo que leer bien la pregunta? Me irán a preguntar algo?” Es normal, nos pasa a todos, pero las demás personas de la cola no tienen que pagar el pato con su flatulencia.
-Un pote Jumbo de Nutella. Una vez que al anti diarreico haga efecto, dese con furia. Se lo merece, si gana el NO ya tendrá tiempo para hacer ejercicio. Si gana el SI viene escasez pareja, así que disfrute.
-Una botella de whisky, una botella de vodka, una botella de vino, cerveza, lo que haga falta. Probablemente agarre una pea, pero lo más seguro es que con los nervios pase lisito y ni se entere.
-Gatorade. Por que pase lo que pase el ratón la mañana siguiente va a ser de coger palco.
-Estampitas, rosarios, libros de oración, una biblia, cariaquito morado, todo lo que haga falta, porque así usted no vaya a misa, tarde o temprano llega el momento en que se pone a rezar.
-Un papelito con la promesa escrita. Tenga cuidado (lo decimos por experiencia) con no planear la promesa. Tarde o temprano prometerá algo, si no lo piensa va a terminar prometiendo donar un riñón o algo así, después si te vi no me acuerdo, no haga eso. Piénselo.
-Fármacos para conciliar el sueño. Pídale a un médico pana que le de algo fuerte. No estaría mal un anti depresivo. Así gane el NO al día siguiente Chávez va a hacer algo deprimente.

sábado, 7 de febrero de 2009

Ya no hay fábulas


En la Ciudad de la Furia.


Se justifica lo injustificable.
Se entiende lo que escapa todo nivel de compresión.
Se deja impune lo que no tiene perdón.
El justo paga tantas veces por el pecador, que pierde la noción del pecado.
El fin ya no sólo justifica los medios, sino que los medios son el fin.
La muerte es un regalo y la vida simplemente un préstamo.
La locura es la única forma de vivir sin perder la razón.
Así se ha vuelto la furia de esta ciudad.

viernes, 6 de febrero de 2009

Go, Shawty it´s your birthday


Sapo verde to you Facebook. Cinco años desde que se creó la famosa comunidad. Desde que Facebook apareció en nuestras vidas internet dejó de ser lo mismo. A mí al principio me parecía algo así como el Messenger a toda potencia. A todas estas ya el Messenger era la mejor forma de distraerse cuando uno tenía algo importante que hacer en la computadora. Te metías, veías quién andaba por ahí, o de repente estabas ya concentrado y te aparecía la ventanita con un "hola" o el famoso "¿estás?" que simplemente no podías ignorar. Yo adoraba (y sigo adorando) el Messenger. Yo empecé a salir con mi esposo gracias al Messenger y de hecho fui YO quien lo invitó a salir la primera vez y aunque no lo hice POR Messenger, el dichoso MSN me echó una manito para vencer la pena.

Así que cuando Facebook llegó parecía que simplemente estabas mudando la actividad que tenías en MSN para una herramienta más sofisticada. Con Facebook era más fácil ver las fotos de todos, montabas tus cosas y tus amigos comentaban, cambiabas tu status sin tener que cambiar tu nick y tenías además un montón de juegos idiotas que eran lo máximo, como el del mapamundi en el que vas marcando las capitales en un determinado tiempo. Después poco a poco vinieron una serie de aplicaciones idiotas como lo de los vampiros. Algo que nunca entendí. Te llegaba que si Mariana Pérez te ha mordido, yo lo veía y pensaba, ¿Será que hay que bajar algo que yo no he bajado? Después empecé a pensar que la gente que usaba eso a lo mejor estaba en drogas o que tenía algún mensaje subliminal sexual que mi cabeza menos cibernética de lo que quisiera simplemente no estaba entendiendo.

Poco a poco empezaron a aparecer en mi Facebook los amigos de hace tiempo. Eso fue lo máximo, reencontrarme con esa gente que tenía como 15 años sin saber de ella. Matrimonios, divorcios, hijos, salidas del closet, trabajos insólitos, cosas comunes, de todo, Facebook tenía algo mágico que era desenterrar el pasado y ver como el tiempo había transcurrido en las vidas de la gente. Te empezabas a dar cuenta que la vida pasa para todos, que a veces la gente que menos te esperabas te sorprende. En fin.

Poco a poco empezaron a llegar a mi "Friend Request List" o como quiera que se llame, peticiones de gente como (Y esto es real) Fabio El Tiburón Blanco, Jatin Aroonkumar, Ricardo Ramos y un señor que se ve súper decente pero que yo no tengo ni idea quién es que me puso: "Hola, me gustaría ser tu amigo y que conocieras mi grupo, El Artesano del Mueble. Te doy la más cordial bienvenida saludos. Marco."

De verdad me alegro mucho por Marco, seguro su grupo de artesanos del mueble es una maravilla y capaz me meto un día y me doy cuenta que el hombre que me va a ser la mesa de comedor que siempre he soñado es Marco. Sin embargo, una cosa es buscar algo en la web a fin de satisfacer una necesidad comercial, y otra es que haya gente que tú no sabes si tiene como hobby comprar cachorritos para quemarlos vivos o recortar fotos de gente que ve por la calle y pegarlas en la pared del sótano con velas de colores, las repollitos y pequeños Pony que dejó la sobrinita que creció en los 80. Yo estoy segura que Fabio el Tiburón Blanco es un mega papi, cheverísimo, pero no lo voy a aceptar como amigo, lo siento, no te conozco ergo, no eres mi amigo. ¿Podríamos serlo? Sí, como no, a lo mejor Fabio tiene una empresa que puede ser tremendo cliente de la mía, pero cómo empiezas a ser amigo de alguien que de entrada puede saber sobre ti lo que le de la gana. Puede ver tus fotos, los lugares donde has ido, las cosas que la gente dice ti ¿Qué es eso?

No sé es si es que toda la vida mi mamá fue demasiado respetuosa de nuestra privacidad, pero a mí me molestaba por ejemplo el hecho de que mis vecinos supieran todo sobre mí. A dónde voy, cuándo entro, a qué hora. Es mi vida, por qué tiene que haber un tercero que sepa todo de ella. Además, a mi la gente que tiene que saber todo de los demás siempre me ha parecido sospechosa. Si estás constantemente pendiente de lo que hacen otras personas es porque hay algo en tú propia vida que está fallando y en vez de arreglar eso, de ir y buscar tus sueños o lo que quieres alcanzar te quedas viendo la vida de otro, como si la estuvieras viendo por una ventana. En pocas palabras pierdes el tiempo.

No sé, para mí hoy en día Facebok se ha vuelto como una especie de herramienta de espionaje, donde no sólo hay gente que espía a los demás, sino que mucha gente pone sus cosas al sol para que los demás los espíen. Mira mis fotos, mira lo que hice este fin de semana, mira cómo rumbeo, mira dónde me voy de vacaciones, mira qué chévere todo…y después están los status, estoy yendo al baño, estoy cambiándole el pañal a la perra porque está en celo, estoy comprando un helado porque hace calor. Sí es cierto que a veces puedes poner cosas como: me siento mal y entonces tus amigos te escriben y de repente todo mejora, pero de verdad hace falta que TODO el mundo lo vea? No es más fácil llamar a un amigo o amiga y decirle, pana estoy depre. Qué nos está haciendo la tecnología que de repente todo tiene que ser demasiado explícito o nos lo tienen que decir en la cara si no, no nos damos por enterados.

En fin. Respeto a la gente que publica su vida por Facebook, pero de verdad no es para mí. Ahora si pienso que hay que reflexionar, porque nunca sabes, como dice el dicho lo único que no regresa es la flecha tirada, la palabra dicha y el tiempo perdido.

jueves, 5 de febrero de 2009

¿Qué es un Salva Jardín?


Estaba paseándome por un foro en internet donde se discutía "El Pantalonazo" de ayer. De verdad era un tanto cómico porque fue un chavista que se le ocurrió poner, en una página donde generalmente hay más gente de oposición, que le había parecido el colmo que las muchachas se quitaron los pantalones y abajo tenían unas licras. Dejando el punto de la protesta a un lado (a mí me pareció lo máximo y además con dignidad, no tienen por qué enseñarle más de lo debido a esos morbosos, que yo a más de uno he visto decirle a una mujer por la calle cosas como: Maaamiiita, tú sí estás rica, eres la caLne Mecháa de mi arepa, cosa que es dantesca porque son funcionarios públicos activos, pero en fin) me llamó mucho la atención que uno de los participantes en el foro dijera:

- Tenía que llegar el SALVA JARDÍN ese.

No sé qué carrizo es un salva jardín. Típico que es algo súper doble sentido y yo soy la única imbécil que no lo sabe, pero sea lo que sea me hizo pensar en la picardía que tenemos en la Ciudad de la Furia para insultar, para decirnos cosas que son ofensivas, que tienen toda la intención de ser ofensivas, pero que a la vez son bizarras y no tienen sentido. Me recordé de otro insulto que vi una vez en uno de estos foros: Ojalá te coja un burro y te viole un elefante. Ósea, sería más fácil decirle a la persona: Jódete. Pero no, es ojalá te coja un burro y además que te viole un elefante. Es algo absurdo, pero a la vez es desearle el peor de los males imposibles a una persona. Eso me hizo pensar también en el famoso Come Jobo de los woperó. Como los dos bichitos (Nené Quintana y Emilio Lovera) le mentaban la madre al policía y le decían come jobo y el pobre hombre viéndolos, así como un tarado. Dígame la expresión: Anda a lavarte ese paltó. Una manera casi fina de decir: Anda a lavarte ese culo. Mi mamá diría que es lo mismo, pero yo creo que no. Si alguien te dice que te vayas a lavar el paltó, nada más esa palabra tan pasada de moda te deja como en neutro. Tú sabes que el punto final está en el culo, pero como no te lo dicen, pues si respondes agrediendo quedas tú como el agresivo. Es genial.

Es que además hay cosas como: Esa tipa con la que estás saliendo es un batracio. O la que ganó el Miss Venezuela es un verdadero adefesio. También leí otra como: Lo que pasa es que a ti te pican las caraotas y las cotufas te piden sal. Es que, ¿de dónde coño sacan tanta vaina? Claro es que si hasta el presidente se le ocurre que la mejor manera de insultar a una persona es decirle cosas como: escuálido y cachorro del imperio, ¿Qué queda para los demás?

En todo caso, la reflexión que saco de todo esto es que al final del día los venezolanos no somos gente agresiva. Si bien somos capaces de mentarnos la madre y decirnos cosas absurdas en el fondo no nos las deseamos de verdad. Al menos no todos, puede que algunos sean una excepción. Sin embargo, nuestra creatividad y buen humor se nota y es algo que no debemos olvidar jamás, y NO debemos dejar que nadie trate de convencernos de lo contrario. Y sí insisten diremos que NO….espero…


 

 

martes, 3 de febrero de 2009

Por Mala Paga




Por mala paga, estuvimos fuera 4 días. En realidad fue por el pésimo de servicio del banco que no te avisa que tu tarjeta rebotó hasta que te cortan la mitad de los servicios. Así que estuvimos un buen tiempo sin internet.

¡Qué desesperación! De repente, no eres nadie. Es como si te hubieras borrado. No existes. No te acuerdas lo que eras antes de tener internet. Cuando tu dirección era el nombre de una calle y no tu nombre seguido de una @. Días sin internet son días perdidos. Es como si el mundo dejara de dar vueltas. Es como si no pasara nada. Después cuando vuelve uno tiene una sed de información insoportable. Sientes que has estado una década perdido del mundo real, como si fueras el tipo de Castaway o la mujer de Goodbye Lennin.

Es que, ¿Quién sabe? A lo mejor te enteras que Britney Spears sacó un disco de Opera y que Fidel Castro ahora sí de verdad se murió; en CNN.com pasaron el funeral y tú te lo perdiste. Se divorciaron Brad y Angelina o peor adoptaron una ballena que va a vivir con todos los niños en una piscina salada gigante de su casa de 20 millones de dólares en no sé dónde. Todo el mundo lo comenta y tú, no sabes nada. Todo, porque no tenías internet. No te llegó el mail de que fulanito dijo que se casaba y el tipo está arrecho contigo porque fuiste el único que no lo felicitaste, además, no pudiste ver en Facebook los cumpleaños del día y medio mundo no te habla. Lo peor es que de repente te surgió una necesidad imperiosa por saber que es un amperio, un voltio, un hertz y un faradio. Alguien te habló hace tres meses de la lesmaniasis y tú quieres saber qué es. Hoy, precisamente hoy, pero cuando escribes google.com te sale que no se encuentra el servidor. Las palabras más horribles de la web, la página blanca con el letrerito amarillo. Es allí cuando mentas madre y dices, ¿Por qué coño no estudié sistemas??? ¿Por quéee???? Por qué tengo que ser uno de esas analfabetas que lo único que saben hacer es darle a reiniciar, porque es la solución mágica para todo, apagar y volver a prender.

Lo más irónico, es que querías pagar tu tarjeta de crédito pero no podías hacer la transferencia por internet. Te tocó esperar hasta el lunes y oh sorpresa, gracias al Presi no hay banco, así que hasta hoy. Hasta hoy te quedaste frente a una computadora que más que un procesador de datos era una especie de maquinita de Atari (Bueno Nintendo Wi, o lo que sea que le está quemando al cerebro a los niños estos días).

Eso sí, has descubierto nuevas formas de perder el tiempo, jugando Ink Ball y viendo capítulos de Friends que ya has visto tanto que se te mueren varias neuronas nada más con escuchar la musiquita. Has redescubierto la siesta vespertina y te has llenado con la mejor excusa que se puede dar en el trabajo: Ahora no puedo, no tenemos internet. Y lo mejor de todo, le puedes echar la culpa a otro y es totalmente creíble.

Igual. No hay nada como cuando te sale el mundo al lado de la computadorcita que está en el escritorio de tú máquina. Estás conectado. Tienes ondas cerebrales de nuevo. Eres parte del mundo.

Existes.

Britney sigue siendo Britney y Brad y Angelina siguen juntos con sus 12 hijos de 14 países diferentes. Te recuerdas que todavía no has averiguado qué es un Faradio…pero no importa, eso lo puedes googlear mañana.

Aaaaaaaaahhhhh…. The internet is dead, LONG LIVE THE INTERNET!