sábado, 2 de enero de 2010

2010: Año Literario


Es ese momento del año. El de plantearse ciertos objetivos que uno quiere ver cumplidos luego de 12 meses. Quizás hasta más. Yo pensaba que las resoluciones de año nuevo eran cosas más bien baladí. Pero me he dado cuenta que mucha gente se las toma en serio. Incluso pasan varios días planificando, pensando, estableciendo metas que se revisan a lo largo del año. Como si fueran unas corporaciones. Me parece que eso es importante. Dudo que yo haga algo tan organizado, pues no es parte de mi personalidad. Soy más bien improvisada como dice mi mamá. Y de hecho, cuando planifico ciertas cosas con demasiada antelación o precisión, termino por no hacerlas.
Pero si con algo he sido constante ha sido con mi blog. Con los libros. Con la literatura. Por eso mi resolución de año nuevo. Mi objetivo principal para el 2010 es terminar mi novela. Para ello he emprendido ya dos cursos que creo que me van ayudar a canalizar el trabajo que ya he comenzado. Escribir una novela es una ardua tarea. No sólo se trata del trabajo que uno tiene por delante. Sino que además hay que tener inspiración y eso es difícil. Escribir significa hurgar en los lugares más remotos del alma, y eso no es fácil. Nada fácil. Además implica ciertas cosas en la vida de uno. No sé cómo explicarlo, pero afectan el comportamiento. La personalidad. La manera de ver el mundo y la vida.
Pero como dicen por ahí, ahora no recuerdo que escritor famoso. Creo que Rilke lo mencionó en las Cartas a un Joven Poeta. Si uno en una noche pesada de insomnio se pregunta a sí mismo que quiere hacer en la vida y la respuesta es escribir. Entonces hay que escribir. Si uno encuentra que puede hacer otra cosa además de escribir, entonces no escriba.
Ese es mi caso. He intentado todo. Pero todos los caminos me han devuelto a este lugar. Frente al puñado de letras que aisladas y solitarias, se van uniendo una al lado de la otra, para generar frases y crear imágines.
Este año me quito la careta. Este año es literario.
Esa es la meta importante. La que tiene que ver con el plan de vida. Ahora vienen las que tienen que ver con vivir la vida.
Entre otras cosas este año me gustaría viajar a algún lugar nuevo. Me gustaría ir a una reconocida Feria Internacional de Libros. No como las ferias que tenemos aquí que uno consigue libros como El Dios Che Guevara. Socialismo del Silgo XXI para Idiotas. La novela de Chávez. Vida de Don Chávez y Sancho Pansa. Las Maldiciones del Imperio. En fin.
Todos los años digo que este año acabo con la celulitis. Lo voy a decir, para no romper la tradición. Si quiero hacer ejercicio de nuevo con ímpetu. Me gustaría correr unos 10K. Quiero hacer par de expediciones fotográficas con Roberto Mata. Me gustaría hacer más cursos en su escuela. Me gustaría hacer algo de labor social. Comprarme un libro electrónico. Ponerme más vestidos. Cocinar las recetas de Scanonne. Ordenar mi cuarto. Hacer un curso de maquillaje. Hacer un curso de cocina. Salir a bailar. Probar algún vino raro. ¡Gozarme a mi pioja!
¡Feliz 2010!

2 comentarios:

Iralyn Valera dijo...

El niño Jesús me trajo el libro electrónico. Es lo máximo. Sería un excelente regalo que pudieras darte. Subraya y guarda lo subrayado en un "blog de notas".Y cuando lo necesites, basta hasta allí y te guiará hasta la página de dónde lo sacaste. Increíble¡ Puedes oir música mientras lees. Guardar fotos. Escribir y por supuesto, cargar con una biblioteca de 1.500 libros. Perfecto para nosotras. Eso sí, yo me compré el Sony Reader. El nuevo, hasta tiene WIFI, pero mi Santa no llegó a tanto, creo que tuvo algún problema con Cadivi.

Besos!

Manuela Zárate dijo...

Jajaja. Sí, creo que me voy a lanzar. Quería estar segura de que podía subrayar y hacer anotaciones. Ahora que dices que sí. Pues nada. Allá vamos. Igual seguiré comprando algunos libros de papel. Es que tienen algo que no tiene el electrónico...para recordar al menos en alguna forma que nací en el siglo XX.