martes, 26 de enero de 2010

Algo Amarillo para el 31 de Enero


Ya tengo plan para el 31. De enero. Me voy a comprar un poco de uvas. Me voy a comprar una botella de champaña. Voy a comprarme un sombrero y a las 11:59:30 de la noche voy a iniciar un conteo regresivo. Cuando el reloj llegue a 0:00:00 voy a gritar: FEEELIZZZ AAAAÑOOOOOOO.
¿Será que nos están aplicando la IMGEVE? Es decir: ¡Disfrute ya! Y en diciembre la inicial. ¡Ding Dong! ¡Ding Dong! O es que son tan de mierda las noticias que decidieron darlas todas de una vez, así bueno, el resto del año nos rascamos la barriga y discutimos sobre el comportamiento de los cangrejos en la Isla de Navidad. O será que el 31 de diciembre alguien confundió Feliz Año con INFeliz Año, pero esta vaina de 2010 empezó de una forma que sólo se arregla como lo hace Roberto Mata cuando uno no hace bien la tarea: Me repites el ejercicio. Eso es lo que vamos a hacer, vamos a repetir el ejercicio. De paso me voy a la playa para sentir que realmente estoy haciendo un quiebre. Estoy celebrando el fin de año. A todo el que pueda esta semana le voy a decir, nos vemos el año que viene. Eso lo hablamos en febrero. Ya para este año no vale la pena.
Es que es insólito. Devaluaron. Nos mandaron tremendo cronograma de recorte de luz. Lo quitaron. Se acabó hasta el último electrodoméstico que había en el país. Vino el terremoto en Haití. Multaron a Éxito. Expropiaron a Éxito. Tomaron a Éxito. Hubo protestas de puños y todo. Amenazaron a RCTV. Cerraron a RCTV. Marcha gigante. Trancaron la autopista. Renunció el vice-presidente y la ministra de ambiente. Hubo elecciones en Chile. Ya insultaron al nuevo presidente de Chile. Ya culparon a la CIA de estar tomando Haití. Ya están cuadrando las primarias para las próximas elecciones. Ya ha habido como tres cadenas donde el loco canta, grita, insulta. Ya pidió que lo revoquen. Ya renunció el presidente del Banco Bicentenario. Intervinieron Inverunión y otro coroto más. Mataron a dos estudiantes. Se quemó el Ávila. Se murió Julio César Marmol. Francia busca prohibir la Burka (eso hay que dicutirlo en otro post). Y un avión se cayó en el Mediterraneo. Y todavía faltan cuatro días hábiles de Enero.
Y eso sin contar que las noticias pendejas han estado movidas también: Brad y Angelina con todos los rumores de divorcio. Los Golden Globes. American Idol. Los SAG. Del Potro está ya fuera del Australian Open. Esta todo el mundo comiéndose las uñas por el evento de Apple el miércoles, saldrá el tablet, no saldrá el tablet. Que si el Kinddle, que si Amazon. Se murió el actor de Bonanza. Gary Coleman (Arnold) otra vez preso. ¡Dios mío! De aquí al domingo capaz y resucita Michael Jackson y se dan cuenta de que la que se había muerto era La Toya.
Deberíamos además pedirles a los Reyes Magos un refill de regalitos, eso sí: lexotanil, valium, somese porque quién coño puede dormir con esta angustia. Una uzi para luchar contra la inseguridad. Una camioneta blindada para poder ir con tranquilidad a comprar cachito los domingos. Si se sienten generosos una planta eléctrica y un buen tanque de agua. Pero nos conformamos con una linterna Coleman y un ventilador de pilas para poder leer antes de dormir, y una planta recolectora de agua de lluvia, es decir un tobo. Lluvia. Pueden traer algo de lluvia (pero en febrero coño, este fin hay playita no me vengan a joder que no hay nada más triste que jugar UNO bajo techo frente al mar). Un pasaporte de otro país el que sea, ahorita hasta Chipre se ve bien, por si hay que salir corriendo. Y por último cualquier cosa que le ponga ceros a la derecha a la cuenta de bancos es bienvenida. Un Ipod porque el pobre está vuelto mierda.
No lo puedo creer, hice carta a los reyes y todo. De verdad este es mi fin de año. Lo decreto. Estoy agotada. Voy a comer Nutella. Si es fin de año, pues engordemos.
Así que el que se quiera unir a mi celebración el 31 está invitado. No se olviden de comprar algo de cotillón y ponerse algo amarillo.

2 comentarios:

Elena Sánchez Vilela dijo...

morí de risa con este post. es cierto, es que todo el mundo ha sentido que este año ha entrado de coñazo, pero no coñazo de novia malcriada a novio cansado sino de Myke Tyson en una final (hasta con mordida de oreja y todo). Te faltó lo del juego de béisbol que se extiente más que una cadena presidencial y hasta ahora era la único previsible.
De verdad que me uno a tu iniciativa y el 31 también diré: Feliz año! (no sé si saldré corriendo con las maletas de verdad o de mentira)
saludos!

Manuela Zárate dijo...

Jajajaja, cierto lo de la cadena y el baseball! jaja. Listo, ya poco a poco tenemos un movimiento. No importa si no corres con las maletas, pero al menos traeremos algo de energía positiva para febrero...espero.