viernes, 8 de enero de 2010

Sabiduría Musical y a Cantar las Penas


Hoy me despierto. Clarissa come a las 6. Trato de volverme a dormir. A las 7:30 es inútil. No vuelvo a conciliar el sueño. Me disponía a postear sobre un tema que tenía en la cabeza desde hace días. Ya no recuerdo cuál es porque apenas abro Word me encuentro pensando en una canción de Perales:

- Si tú te vas. Que seas feliz. Te olvidarás. De lo que fui. Y yo en mi ventana, veré la mañana, vestirse de gris.

Y me pongo a pensar. Ok. Perales es pavoso, pero dice cosas interesantes. Hay tantas canciones que nos dicen cosas que marcan. Es lo que llamo sabiduría musical. Lo que yo admiro de los cantautores que transmiten cosas importantes con sus canciones, es que a diferencia de los narradores, logran hacerlo de manera breve y concisa. Incluso, muchos pueden contarte toda una historia, de principio a fin, en un par de estrofas y un coro. Como por ejemplo Jeremías con su canción 1 y 1 es igual a 3. Te echa el cuento de varias parejas que se montaron cachos y cómo se los descubrieron. La que cachó al marido con la carajita en el carro. El que se encontró al mejor amigo con la mujer (y terminó pegándole un tiro). En fin. Lo cierto es que yo me encuentro repitiendo frases, pidiéndolas prestadas muchas veces, para terminar, comenzar o apoyar cosas que escribo. Me encantaría tener ese talento. Más de una vez soñé con tener un afiche en el que saliera mi cara estilo American Idol. Micrófono en mano. Boca abierta. Cara apasionada. Cantando. (Una canción propia, claro.)

Pero entre canciones importantes, está siempre por ejemplo Fito Paez. Su canción Al Lado del Camino, está llena de frases que me encanta utilizar. Algunas como:

- No es bueno nunca hacerse de enemigos, que no estén a la altura del conflicto.

No puedo explicar cuántas veces se aplica esa frase a mi vida. Desde Chávez hasta cada imbécil con que me he topado, que al final del día te das cuenta que simplemente, no vale la pena.

Después está que si U2. Yo nunca le he parado mucho a U2. Ok. Cáiganme encima. No entiendo tampoco el furor de U2. A mí me gusta, pero no tengo un exacto en mi mesa de noche para cortarme las venas por los tipos. Qué puedo decir. Ahora, hay una canción que se llama One, a la cual yo no le paraba mucho. Después me llamó la atención el hecho de que es una de las canciones que más se toca en bodas. Las parejas se la dedican y tal, y me dio curiosidad ver qué decía. Pues resulta, (cosa que prueba que la gente no escucha y no pone atención) que la canción es sobre una ruptura. Pero es realmente la mejor canción de ruptura que he escuchado en mi vida. Dice cosas como:

- ¿Te decepcioné? ¿Te dejé un mal sabor en la boca? Actúas como si nunca hubieras tenido amor, y quisieses que yo tampoco tenga. – Osea, el que ha tenido problemas con una pareja no puede más que decir: ¡DIOS! Y de allí sigue a decir algo, que en mi vida tiene dueño:

- Bueno. Esta noche, ya es demasiado tarde para arrastrar el pasado a la luz. Somos uno, pero no somos el mismo, y tenemos que cargar el uno con el otro.

En español es raro. Pero no deja de ser igual de cierto. De verdad que cuando escuché la canción cambió mi visión de Bono. Qué increíble manera de expresarse. Se lo comenté a mi esposo quien me dijo, que la canción se la escribió a su padre, con quien tenía una pésima relación. ¿Qué tal?

Después hay unas menos profundas como una de Ace of Base que es una frase que me encanta: Continúa sonriendo, y el mundo sonreirá contigo. Sí, es una frase de Agenda Floripondia 2010, pero es bonita igual.

Alejandra Guzmán. Esa es otra que tienen unas frases excelentes. Desde Mírala, Míralo, la canción de la mujer que se encuentra al tipo con otra en su propia casa y se queda viéndolo. Y le perdona los cachos. "Es fácil perdonar cuando se quiere de veras. Tendría que gritar, pero me muerdo la lengua." Creo que 50 o más situaciones en mi vida, he podido decir eso. Micrófono en mano. Después tiene la de Mala Hierba, la que no deja piedra, sobre piedra. Otra que amo que es Libre: "punto intermedio entre un loco y un cuerdo. Allí me encuentro yo." Ese es mi himno. Pero si de Alejandra Guzmán hay que recordar una canción tendría que ser "Hacer el amor con otro. No. No. No." Mejor que eso. Difícilmente se pone. Y lo más heavy es que esta canción es de una mujer que está con otro, y extraña al viejo ardiente amor. Mosca pues.

En cuanto a los pavosos mexicanos, y no puedo creer que lo meta aquí, está una canción de Luis Miguel que me encanta. Es de las viejas, se llama Soy Como Quiero Ser. Esa canción dice algo muy sencillo "Soy. Como quiero ser. A nadie impongo mis ideas. Y respeto las de cada quien. Por muy extrañas que sean. Por eso soy como quiero ser. Y amo la libertad, de vivir como yo quiera." Osea. Otro himno para mí. Amo esa canción.

Y así como Luis Miguel dice algo con esa canción y con una que otra romanticona, para qué negarlo, hay cantantes como Madonna y Maná, que son chéveres, pero no me dicen nada. Maná no puede escribir una canción que no tenga las palabras: Diablos. Religión. Amor. Aaayyyy. Es que por favor, hasta las de interés colectivo: ¿Dónde diablos jugarán los pobres niños? AAAAYYYY" Al pana no se le pudo ocurrir otra cosa. De verdad. Y Madonna, una nota, pero de verdad X. Like a prayer fue bomba por el video. Es una cantante que tiene que agarrar la canción de amor y darle una lata a un venado, porque si no, no dice nada.

Y ni hablar de Cristian Castro, "este amor es Azul como el mar." Biiichooo, ¡esa lumpia es verde como el Ávila! Y lloran las rosas porque no hayas qué fumar. Ahora uno las baila (y lo confieso) como si fuese Schopenhauer con guitarra y batería. Pero Cristian tiene esa canción. Esa que ponen en fiesta que se respete, la que dice: "Cada momento. Voy tropezando en el salón, y es que no queda nada entre los dos" "No podrás. Olvidar. Que te amé. Como yo nunca imaginé. Estaré en tu piel. Cada momento en donde estés." Yo a los 17 me cortaba las venas con esa mierda.

Otro ícono para mí de la filosofía musical es Elefante. Es más, le cambiaría el nombre a este blog y le pondría Elefante. Yo tengo una canción de Elefante para cada época de mi vida. El Abandonado "Anoche pude ver cuando te fuiste. Solito(a) me quedé y no dije nada." Mentirosa "Pero no me digas nada, aquí el tonto(a) he sido yo. Mentirosa(o). Traicionera(o)." "Yo contigo no regreso aunque me muera." Después está una que no recuerdo el nombre, pero que habla de una pareja que ya está al borde: "De nada me sirve estar contigo. Sintiéndome solo y perseguido. De nada me sirven tus palabras que no dicen nada De nada me sirve una salida si te has adueñado de mi vida. De nada me sirve esta batalla." ¡Qué bolas! Elefante tiene miles. Tiene Vamos, que es otro himno. Así es la Vida, que quizás sea la más famosa. Pero la que más me gusta, se llama De la Noche a la Mañana. El que se ha sentido mal alguna vez, se identifica con esto, porque, wow, cuando dice "Y se detiene el tiempo en tu cara. Y se te acaba el cuento de hadas. Y se te mueve el piso, el cielo y no sabes ni cómo te llamas. Y sientes que la Virgen te habla. Sientes que el silencio te embriaga. Y quieres gritar y gritar y gritar y no encuentras palabras."

Tengo que parar porque puedo seguir en esto horas, de horas. Páginas, de páginas. Itunes tiene casi 3 mil canciones, y muchas vale la pena citar. Algunas como "No soy una señora. De una conducta intachable en la vida." Y voy viendo tantas frases que me gustaría recordar y no puedo evitar pensar que una sección importante de este blog, se llama Ciudad de la Furia, por Cerati. Y el mismo blog, aunque detesto a Arjona que canta puras idioteces, se llama Ayúdame Freud, porque desde que escuché esa canción, cada vez que me pasaba algo loco decía ¡Coño, Ayúdame Freud! Y bueno de que influyó, influyó. Por eso, es que no hay sabiduría como la musical. Gracias Arjona. Gracias Cerati. A todos. Gracias. Porque si no pudiéramos cantar las penas. Ahí si estuviéramos jodidos.


 

3 comentarios:

Canela dijo...

justo mi post q iba a publicar hoy era exactamente de lo mismo, lo que no puedes decir con tus palabras que una cancion lo diga por ti

Manuela Zárate dijo...

Jaja. Mi mamá diría transmisión de pensamiento. Nada como la música. Sinfonía universal.

Mau dijo...

Totalmente cierto!

Bueno, si quieres opir a un hombre cantar de despecho y que te cuente todo lo que vivió en su divorcio, oye Snuff de Slipknot, no es nada que te vaya a hacer sangrar los oidos, es una balada muy bella! pobre Corey... u.u

El punto es que, como compositora entiendo totalmente, hay personas que han querido que les explique como me siento y prefiero hacer una canción de ello, y me sale mejor, y hasta en verso!

Tbm estan las canciones que me hablan como las de Arjona, Papa Roach, Evanescence y algunas de la loca de Avril Lavigne, lo importante es que escuches y sepas interpretarlas y ver como te identificas y en que puede ayudarte como persona al saber que no estas tan solo como te imaginas! ^^

Whoah, nunca posteo comments tan largos, me inspiraste Manu! ^^