sábado, 20 de febrero de 2010

¡ME OPONGO!


(Esto es un paréntesis en el año OOOMM. Pero el año OOOMMM volverá en breves instantes)

Se busca abogado cuatriboleado y arrecho. Estilo el viejo que asesoró a Erin Brokovich. Pero no es para irnos a meter en unos tanques de agua infecta y empozada buscando hundir a grandes corporaciones. No. Lo que tenemos es que un hundir a Hollywood y a Disney y a todos esos hijos de la gran puta. Lo siento, ese es su nombre oficial. Lo que pasa es que ahora sí me convencí de que ellos tienen la culpa. Ellos tienen la culpa de que uno se la pase arrecho y lleno de energía negativa y quejosa. Inconforme. Y con la cabeza llena de pajaritos preñados.

Y me di cuenta viendo como Adam Sandler le da un beso a Marisa Tomei, en un estadio, frente a un montón de gente que aplaude y grita. Y me pongo a pensar que a los gringos les encanta esa vaina. Ellos no pueden hacer películas donde no haya perseguideras de carro, un carajo que desarma una bomba sin saber cuál de los cables tiene que cortar, un panel de gente que aplaude y grita de la emoción cuando el protagonista se salva y un gentío que aplaude y grita de la emoción cuando los protagonistas se besan al final. Y mientras estoy pensando esto, me doy cuenta de que por eso estamos jodidos.

Porque la vida no es Hollywood y uno a estas alturas ya lo sabe. Pero uno creció viendo esa mierda. Y uno se llenó de mierda. Como dijo la tipa de Gray´s Anatomy, el que inventó la expresión "felices para siempre" deberían caerle a coñazos, pero en serio. Así que uno se imaginó que el novio, el arrejunte, el amante, el esposo, le iba a tirar flores delante de un estadio y el estadio iba a aplaudir. Y después iba a hacer todas las pendejadas que hace Adam Sandler. Sólo que eso no pasa. No hay caballo. No hay castillo. No hay espada. Un día bueno es cuando vas caminando por la calle y un bichito te dice:

- Mami, tú si tas bien Oscal Maye.

- ¿Perdón? Contestas con la curiosidad venciendo el miedo.

- Rica calne de primera calidá.

Y no es la ciudad de la furia. Es que la vida es así. Es que los hombres son así. Te lanzan cosas como:

- Yo en ningún momento dije que éramos novios.

Esa vaina no la ponen en Direct TV. Universal no ha firmado para hacer esa película. La película donde muestran la tapa de la poceta arriba y la pendeja que se cae adentro a las 3 de la mañana. Y cuando la muestran siempre pasa algo pendejo en el nudo de la historia que hace el tipo rectifique y se vuelva más cuchi que John Lennon. Eso sin mencionar que las protagonistas de esas películas son tipas que hacen 3 horas de gimnasio al día. ¿Entonces qué esperan los hombres? La misma vaina. Como si de verdad en el mundo real uno pudiese estar en esa mariquera todos los días. Porque además esos mismos carajos pretenden que uno sea madre ejemplar y empresaria exitosa. Porque coño, mira a Demi Moore, está más dura que Hulk Hogan y además tiene su propia empresa de toda clase de mierdas.

Así que yo voy a demandar a esos tipos. Porque tienen la culpa. Total si allá demandan a un taxista porque pinto el carro de amarillo y eso da dolor de cabeza, yo también puedo demandar por esa pendejada. No más princesas pendejas. No más mariquetes que dicen cursilerías en los estadios mientras el cúmulo de bolsas aplaude. No más películas (y esta sí la amo y aquí está el peo) en donde Hugh Grant, primer ministro de Inglaterra se va casa por casa, en plena navidad, buscando a la cachifa que además botó porque pensó que se había jamoneado al presidente de Estados Unidos, que era nada más y nada menos que Billy Bob Thorton. No me jodas. Y además Liam Neeson se levanta a Claudia Schiffer. Váyanse a la mierda. Yo voy a demandar.

7 comentarios:

Ricardo dijo...

yo si gozo leyéndote. de pana!. ojalá no dejes de escribir nunca.

Mau dijo...

apoyo a ricardo!.. cito: yo nunca dije que eramos novios.

Malaya con los hombres cada vez que dicen eso!

Ricardo dijo...

mmm quería agregar algo que ya en parte se lo había comentado a Clara en su artículo 'Las Dos Vidas del Padre' y que me la paso repitiendo por todos lados.

los humanos somos frágiles. nacemos puros y en el camino nos vamos contaminando con prejuicios negativos (valga la redundancia, para mi si es prejuicio, es malo).

cosas que esperar, cosas que no esperar, cosas que hacer, cosas que no puedes hacer; y no me refiero a leyes o normas, que sin duda deben existir para facilitarnos la existencia; me refiero a la mierda que NOS METEMOS en la cabeza.

dicho esto, creo que a dónde tienes que ir es a un tribunal divino y demandar a los seres humanos por pajuos. perdemos la vida en guevonadas en lugar de disfrutar y agradecer todo lo que tenemos.

ayer estaba en un bar, entre al baño y estaba un pana en silla de ruedas tratando de hacer pipí; que complique. solo pensé: nosotros si somos imbéciles de verdad, llorando y quejándonos todos los días por tonterías.

en fin, 5 mins de desahogo.

gracias MZ!

Manuela dijo...

Mau sí, el tema de yo nunca dije que éramos novios es...aaaaaaa!!!!! Además qué diferencia hace por Dios?! Pero bueno...
En cuanto al tema de complicarse por pendejadas. Es así. Lo dijiste todo. Pareciera que a veces uno no termina de aprender a valorar lo que realmente tiene valor. Y siempre es too late. No por qué.
Pero bueno...no nos desanimemos que es domingo y una vez más no hay nubes. A ponerse los zapatos y salir por ahí.

Iralyn Valera dijo...

Jajajajaja que bueno! Es verdad, hace mucho que caí en cuenta que no existen los cuentos de hadas y que yo, por supuesto, tampoco soy una princesa.
Besos!

Esencialmente dijo...

y en todas esas pelis las mamas son maravillosas siempre y no como la mia que hoy quiero matarla....upsss domingo de venting! yo te ayudo con ese libelo!

Ciruclo de Lectura Amagi dijo...

Paciencia amiga. Que así son todas...! Y gracias a Ricardo y Mau por sus comentarios :) Qué los ángeles digan AMEN.