domingo, 14 de marzo de 2010

Mis Amigos Famosos


Es domingo. El tema Chávez está agotado. El momento Martha Colomina pasó. Ya se habló y se rehabló de todas las modalidades nuevas de secuestro, asalto y robo a mano armada. Y se crea en la sobremesa ese silencio que hace que la tía más vieja diga, “Ay. Pasó un angelito.” ¿Qué queda para hablar? De los famosos.

No importa sin son artistas de cine, miembros de la realeza europea, deportistas, políticos extranjeros o intelectuales de moda. El tema es hablar de los famosos. Se deja de lado lo filosófico y lo profundo, no se va a hablar del impacto que tuvo el último discurso de Obama, sino de cuán combinada estaba su cortaba con el vestido de su esposa. Cuando hablamos de los famosos todos tenemos una Chepa Candela por dentro. Y por más que uno sea de esas personas que engolan la voz y dicen cosas como, yo no veo casi televisión o yo jamás compro la ¡Hola! Lo cierto es si se habla de Paris Hilton hasta el gato está claro que no se está hablando de un hotel en Paris.

Es que todos tenemos una relación con los famosos que no deja de ser extraña. Pienso en eso porque el otro día en un carro pusieron mi Ipod y por supuesto empezó el juicio a la calidad de las canciones. Aunque eso es un tema que ya hemos tocado y que da para otro post, lo cierto es que de vez en cuando había un chiste o algún comentario. En eso salió Phil Collins. Phil Collins, es para muchos amantes de la música lo que para mí es Dan Brown en literatura. Es decir, si ese carajo va para el cielo, ya lo he dicho, no me interesa portar por ahí, así me queme el resto de la eternidad. Así que como en el carro había varios entendidos en el tema musical, salió inevitablemente crucificado mi amigo. Y digo amigo porque mi defensa fue: “Oye vale. Sé que no es el mejor de los músicos, aunque lo admiro como baterista y no sé, le tengo cariño.” El tema quedó allí, entre otras cosas porque llegamos a nuestro destino.

Me bajé del carro y me quedé pensando, realmente ¿por qué coño le tengo cariño a Phil Collins? Yo a ese señor no lo conozco. No he cruzado una mirada con él. No sé si tiene mal aliento. No sé si algún día me lo cruzo por la calle y me le acerco pensando que es mi amigo, y el tipo me va a contestar con una patada. No por nada, sino porque es un antipático. No sé. Lo que sí sé es que lo defendí como si fuese mi compañero de taller de narrativa. Y no es nada más Phil Collins. Recientemente he generado una empatía con Ellen Degeneres, por ejemplo. Me cae bien la mujer. Sí es un poco demasiado lesbiana, pero no me importa. Con quien se bese y haga su cosa no es rollo mío, a mí me cae bien. Yo la veo y pienso, una sobremesa con esta tipa sería una nota.

Otro que me llega es Randy Jackson. Otro juez de American Idol por cierto. Ese tipo me cae bien. La manera como dice: yo dog, check it out. Me encanta. Además tiene una risa sabrosa. Se ve que con él se te sube el gafo y la pasas demasiado bien echando vaina que si en un viaje en carro. Otra artista que me cae buenísimo es Wyneth Paltrow, no sé, me parece simpática. Así como en el mundo de los deportes siempre me ha encantado Mónica Seles, y en cambio a Martina Hingis no la puedo ver ni pintada en un poster.

Otro que me cae demasiado bien es Robert Downey Jr. Tiene pinta que es el propio que te voltea la cara y te hace sentir como una plasta. Pero a mí me cae bien, no me importan sus rollos de droga, es demasiado bello. Igual que Rob Thomas cantante de Matchbox 20, a mí cuando quiera me puede cantar la que hizo a duo con Santana que realidad se la escribió a su esposa. No sé. Lo amo. Igual que amo a Lars Ulrich baterista de Metallica y para mí uno de los mejores bateristas del mundo. Pero de igual forma se me incrusta Brett Michaels y su Rock of Love, lateándose con unas mujeres que son la peor representación del género pues pertenecen a ese grupo que Charles llama: Tengo un hombre, luego existo. Y además un hombre que está lleno de botox y con la cara más estirada que una maya de gimnasia olímpica es simplemente desagradable.

Luego uno no puede hablar de Francia sin hablar de Nicolas Sarkosy, que bien puede ser un hombre brillante, pero además es demasiado sexy. Para más remate se casa con Carla Bruni y cada evento de estado parece la alfombra roja de los Oscar gracias a ellos. Ella es una mujer preciosa, pero yo no dejo de pensar que la mirada de ella dice algo así como: cu-cu, cu-cu. No sé, por más top model no dejo de pensar que es la propia que es capaz de hornear al periquito de la familia porque su psíquico se lo aconsejó. Es como rara.

Otra que me encanta es Angelina Jolie, me parece que esa mujer es preciosa y demasiado bella, y su boca, digan lo que digan, no es inyectada. Brad Pitt por el contrario me produce sentimientos encontrados. Me parece demasiado bonito, demasiado muñeco de torta y demasiado hippie forzado. No sé siento que es así como: hola, soy tan lindo que puedo andar por ahí con esta barba de Santa Claus y aún así me veo como un papi. Pero no se ve un tipo antipático.

Uno que sí no soporto. Que me provoca tirarle un zapato en la cara es Tom Cruise. Y no aguanto a la esposa que parece un maniquí de cuerda, con el corte de pelo más falso, la ropa más falsa. Me parece una fashion victim sin personalidad. Un cero a la izquierda pero total. Además que Tom Cruise se ve que es uno de esos misóginos que trata a las mujeres como si fuesen ciudadanos de cuarta categoría. Cero uno en esa boleta. Además tuvo a la hija y se olvidó de los chamos que adoptó con Nicole Kidman, que lo falta es que le carguen las maletas a la Suri. No. Fatal. No me provoca ni ver sus películas. Porque además el pendejo ese cuando hace de nazi, hace de nazi bueno. ¡No me jodas! Si vas a hacer papel de nazi, hazlo de verdad.

Me pasó por ejemplo con Victoria Beckham que no la soportaba. No me gusta cómo se viste aunque sea un ícono de la moda. Me parece más exagerada que cuando Leonela se casa con su violador. Debe tener deformes los dedos de los pies con el tamaño de los tacones y problemas de la mitad de los músculos con lo apretado de los vestidos, eso sin mencionar que esta tipa no debe comer lechuga porque tiene demasiadas calorías. Y se ve que es la propia que te ve y te critica hasta las venitas que tienes en el ojo. Pero la verdad es que viendo American Idol (un guilty pleasure, lo confieso) me quedé loca. La tipa tiene una vocecita de boba que casi te da cosita, además de que era súper pana con todo el mundo. En cambio Avril Levigne, también fue, y ella que es más fea que un choque con muertos, que tiene unos dientes que parecen una parrilla de hienas, se burlaba de la gente como si ella fuese una buena cantante. Una estúpida pero total. Qué incruste de tipa de verdad.

Ya que seguimos en American Idol tengo que decir que yo amo a Simon Caldwell. Sí a veces se pasa y dice cosas como: tú actuación fuese buena si estuviésemos en un bar, y yo estuviese con mis amigos, tomando, y borracho no te hubiera escuchado. ¡Coño de su madre! Pero el tipo es realmente honesto. No tiene filtro y cuando a veces hay gente que va con muchas expectativas, como el cieguito, Simon era el único que se atrevía a decirle la verdad y no le salí con hipocresías sólo porque era cieguito. Y eso yo lo admiro porque para eso hay que tener bolas. Aunque a veces se pase, como la semana pasada que le dijo a una tipa: irónico que acabas de cantar sobre escalar una montaña y te acabas de caer de una. Jajaja. Qué pana ese carajo, no me quiero imaginar cómo saldría un hijo de ese papá.

En cuanto a actores George Clooney por ejemplo es otro que no me parece ni fu, ni fa. Sí, es bello. No voy a decir que no. Pero no sé, me parece mucho más bello Christian Bale. George Clooney de pareja debe ser insoportable. Debe usar más cremas que Raquel Welch, y aunque no creo que sea maricón tiene pinta de que duerme en cama extra-king para que le quepa el ego. Ay no, los hombres son difíciles, pero esos así de creídos son los peores. La versión en mujer es Demi Moore, quien además se photoshopeo en la última portada de la revista W, y ni siquiera tuvo las bolas de reconocerlo. Para mí estas son las peores, porque nos hacen sentir mal y además no asumen la cosa como es. Al menos dilo, coño. Me choca eso, y es puro maquillaje, porque de películas buenas no tiene ni una, salvo St. Elmos Fire que hizo cuando no era nadie.

En cambio Kate Winslet es otra que considero mi amiga. La amo. Sí el vestido de este año de los Oscars fue medio feito. Pero no me importa, ella puede ponerse una lechuga en cada lola y un radicchio para taparle la boo-haha, yo igual la amo. Me encanta como ella más bien se arrechó cuando la photoshopearon porque ella no se avergüenza de su cuerpo. Creo que así tenemos que ser todas. Estilo Catherine Deneuve, que ya lo he dicho, la admiro. Otro que me encanta es Gerard Depardue. Será gordo y viejo, pero es sexy. Será que me encanta un viejo. No sé, siento que cuando el tipo echa un chiste lo echa para mí. Eso es lo que yo llamo carisma. Igual que Ricardo Darín, el actor argentino, lo amo. Simplemente lo amo. Ese hombre no hace película mala.

Uno que es un drama perenne es Nicolas Cage. Qué hombre tan fastidioso y cansón. Tiene pinta de ser el propio novio que te llama 50 veces al día a preguntarte si lo quieres, que más que una pareja es un tamagochi. En cambio el que es el propio hombre para mandarlo a uno al foso de la depresión es el de Gray´s Anantomy, Patrick Dempsey, qué bello es. Además es papá de unos morochos, se ve que es el propio tipo bueno, aunque tiene pinta de es que en la cama es aburrido, no sé por qué. Luego está que si Jessica Simpson que la detesto porque me fastidia que una mujer se las tenga que dar de bruta. Por eso me revientan las tipas del Playboy Mansion, eso no lo he visto mucho y la verdad me saca la piedra.

Uno que me cae bien es Matt Damon, se ve que es el propio amigo pana. Pero en cambio Ben Affleck me da como sueño, también se ve que es el propio inseguro que anda con un dramón. En cambio el hermano se ve mucho más pilas y echado pa´lante. Otro que también me encanta es Mark Wahlberg, qué bello es, además que es el propio súper pilas.

Si a la realeza nos vamos la verdad es que uno ve a la Duquesa de Alba y da pena ajena, como esa tía que uno quiere esconder de los amigos. Por cómo se viste, y las cosas que dice y que hace. Aunque la verdad si uno lo piensa hay que admirarle su personalidad, y el hecho de que por más que uno la quiera esconder a ella le importa tres pitos. Luego está Letizia, que la verdad a mí me cae buenísimo, aunque me da algo de lástima porque estar de esposa del Príncipe de Asturias debe ser chévere un ratico, después de la 5ta ceremonia debe ser una ladilla. Debe ser un fastidio no poder decir, no voy a ir a este compromiso porque me voy a jubilar y me voy a quedar viendo Sex and the City y comiendo Nutella. Además a esa pobre le tienen tanta envidia, que si se gasta mucha plata en ropa entonces es una botarata que despilfarra el dinero de los españoles, y si no es una pichirre que repite los vestidos.

En fin, que no gana nunca la pobre. La verdad es que uno con los famosos es así, como si los conociera. Es más, a veces uno le pone más pasión a la relación con los famosos que a las relaciones que uno tiene con la gente que nos rodea. Yo tengo que confesar que solté unas lágrimas cuando se murió Celia Cruz, por ejemplo, sobre todo porque me dio tristeza su esposo que la quiso tanto. Me quedé loca cuando se murió Michael Jackson, porque siempre me dio mucha lástima y sentía que el hecho de que hubiese muerto alguien que fue tan famoso durante la infancia de una forma u otra nos hace más viejos. Me indigné cuando se divorciaron Brad Pitt y Jennifer Aniston porque ella siempre me cayó bien, y me pareció que la cosa la manejaron mal. Y me pareció de lo último todo lo que hizo Britney Spears con los hijos. Me dio de todo cuando se murió el hijo de John Travolta, porque me parece que él y Kelly Preston son una pareja bellísima. Y parecen buenas personas, además a mí sí me gusta él como actor.

En fin, que además uno les opina en la vida como si realmente a ellos les importase los que uno diga. Como decía una tía que en paz descanse, son como de la familia, prácticamente hemos vivido con ellos. Me pregunto qué diríamos si los conociéramos en persona.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Si conocieras a Kendra serían mejores amigas... esa es mi panita!!! MARANGA

Manuela Zárate dijo...

Jajaja. No no no. Tas loca! Esa tipa eruta en público. Bueno está bien, eso no me importa mucho. En serio? Casi que me deprime que pienses eso. Será que no sé quien soy?

Esencialmente dijo...

Yo amo a Oprah, a Benigni y a Sofia Loren, siento que los conozco y todo!

Lylanda dijo...

¡Excelente este post! Llegué a tu blog por casualidad y me sorprendió leer que estamos de acuerdo en casi todos nuestros afectos y nuestros desafectos (yo tampoco me aguanto a Tom Cruise). Lograste además, ponerle palabras a la sensación que me genera el pobrecito de Nicholas Cage... aunque eso sí, no te perdono lo de Clooney: el tipo debe ser divertidísimo como amigote ya que cuentan que vive haciendo bromas a todo el personal de las películas. Claro que no me lo imagino de novio... ¡Qué karma!

Anónimo dijo...

Veo que este articulo lo leo años despues de publicado, pero no deje de reirme ni un momento. De españa me parece que son unos balurdos todos, la panoja, el jesulin de Ubrique, la esposa maria jose, la Rociito... que gente tan insoportable y tan recien vestidos... ademas todos se creen divas, deben ser absolutamente insoportables. Para que veas que antes del problemon es que esta metida, la infanta Cristina me parecia que era una tipa con quien se podia hablar de tu a tu, porque Leti me parece una creída, aunque muy bella y elegante.
De hollywood creo que pudiera ser accesible sandra Bullok y jenniffer Aston. Son bellas y me caen francamente bien, asi como creo que lo bello de Kevin Kostner es directamente proporcional a lo aburrido que debe ser. que tipo tan nulo!! Asi como Robin William y Jim Carrey me parecen los típicos gringos de chistesitos tontos.
Y bajando de Hollywood aunque sabemos que Luis Miguel es INSOPORTABLE, me fascina, creo que no hay NADIE que cante como el.
E Ilan que es mas feo que un carro por debajo, lo amo aunque este una vez dijo que sus canciones que yo juraba que eran escritas para mi, eran para su dios hindú , en fin cada uno cree en lo que quiera, aunque si ha tenido 3 esposas y 7 hijos, su corazonsito debe tener.