lunes, 26 de abril de 2010

No me pienso volver a conformar por menos


Jamás he participado en una elección como la de anoche. Digo jamás porque desde que empecé a votar, en 1998, las elecciones siempre han tenido un sabor a "el todo por el todo." Yo no fui de las que se creyó el cuento de Chávez. Sé que mucha gente lo hizo, y mucha gente que hoy lo niega le dio su voto en esa oportunidad. No lo juzgo. Pero esa noche yo lloré, porque sentía que mi país se acababa. Y de una forma fue así. De allí en adelante todas las elecciones que hemos tenido. Tantas que tardaría un rato en sacar la cuenta, nos han llevando por una montaña rusa de emociones. De angustia. Impotencia. No sólo por lo que se apuesta en cada una de ellas, sino por lo que hacen los candidatos. La manera como se lleva a cabo el juego.

Anoche eso fue diferente. Sí. Yo estoy contenta porque mi candidata ganó. Pero hay una cosa muy cierta, y es que a pesar de muchas cosas, si no hubiese ganado, los demás candidatos eran muy buenos. Iban a hacer un buen trabajo, y de una forma u otra, nos iban a representar. Jamás me había sentido así. Anoche fue una noche en la que también corrieron las emociones, pero eran todas emociones buenas. No había esa zozobra de no saber lo que podría a pasar si el resultado era adverso.

Por un momento fuimos un país de primer mundo. Un país en el que los perdedores no sólo dieron la cara, sino que le dieron la mano al ganador. No entiendo por qué hemos tenido que esperar tanto para llegar a una noche como esta. El punto es que llegamos, y yo sinceramente me levanté deseando con todas mis fuerzas que lo comenzó ayer sea un proceso que no tenga marcha atrás.

Mucha gente dice que el problema de Venezuela son los venezolanos. Que la gente no entiende. Que hay ignorancia. Que hay apatía. Y sí. Ciertamente, como en cualquier lugar del mundo hay todo eso.. Pero hay mucho más, y yo creo que más claro que lo que cantó la parte de Venezuela que votó ayer, no canta un gallo. La gente no es tonta. La gente no es tan ignorante. Y la gente no es tan apática, simplemente está cansada.

Hay que leer bien el mensaje que la sociedad civil dio ayer. Aquello de la famosa "maquinaria," esa que monta a la gente en autobuses y camiones, y los lleva al centro de votación con la promesa de "te llevo si votas por mí." Eso ya nos lo sabemos de memoria. Eso está gastado. Eso ya no sirve. Al final cada votante se para ante la máquina y elige según su conciencia, según su criterio personal. Según el líder que le haga sentir confianza, que le ayude a creer que el país que sueña es posible.

Espero como venezolana, como ciudadana, que los partidos estén reflexionando sobre esto. Se tienen que acabar las fulanas mesas, las coordinadoras que se reparten los candidaturas, sin pensar ni un segundo en los votantes, y obviando su inteligencia, apostando a que un sector votará por ellos simplemente porque es la única opción. Hay que entender de una vez por todas, que aquí no se trata de vestir a la gente de los colores de un partido, "porque ese fue el acuerdo." Que el consenso de un grupo que apenas hace un año se llevó la mayoría de los votos en una elección, no necesariamente representa la mayoría de hoy. Que aquí, cuando la mayoría no se siente representada, no da el voto. Y sobretodo, que ese comportamiento en el que el candidato hace lo que sea por ganar, así sea antiético, fuera de las reglas, o llevando el discurso fuera del terreno de las ideas, se paga.

No sé si recuerdan aquella frase de "el que tenga ojos, que vea." Esa frase se la dedicamos hoy a los líderes de esos partidos, sobre todo a Julio Borges y Leopoldo López. No es que sean malos. Para nada, quizás el primero está demasiado gastado. Pero si tienen ojos, tienen que abrirlos. Si no, esto volverá a suceder. Porque Venezuela demostró, que así como hace ya casi 12 años, mandó a los partidos tradicionales por las de Villa Diego, está dispuesto a hacerlo cuantas veces sea necesario para lograr tener los candidatos que sienten que harán lo mejor por Venezuela.

En cuanto al 26 de septiembre, a Julio Borges. Esa es mi promesa por anoche. Se acabó. Aquí se acabó votar por el menos malo, porque el que logró un acuerdo. En esa mesa no estuve yo, ni nadie elegido por mí. Y hasta donde yo sé, eso no es democracia. Y si no es en democracia. Yo no juego.

Pero estamos en un comienzo. Anoche fue una noche demasiado emocionante. Y ahora que sé que sí se puede, no me pienso volver a conformar por menos. Para las próximas elecciones mi partido será: PRIMERO PRIMARIAS

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parecio exelente post, ayer tambien gané yo... me decidí en el último momento y voté por María Corina, pero fue un voto tranquilo porque si ganaba Carlos estaba seguro que lo iba a hacer igual debien, es un sentimiento que nunca habia sentido en una elección.

Comparto tu opinión sobre Julio Borges, creo que lo odio más que a nadie... Pero me parece estupido e iresponsable el último parrafo de tu post. Te explico: NO estamos en democracia y aún cuando no lo elegimos nosotros prefiero mil veces a un Julio Borges que al diputado que tomaría su curul si el perdiera. ¿O es que a caso prefieres a Freddy Bernal que aplaudió y acientio cuando mandaro a tu hermana a la fiscalia? O a una Celia Flores que grita de emoción cuando le quitan las fabricas a Polar? a un Escarrá que exclama que en la separación de poderes es cuestión del pasado? O a Mario Silva que... creo que no es necesario seguir.

Que triste ver un post donde empiezas hablando de como tres candidatos, ganadores y perdedores, se felicitaron unos a otros demostrando unidad y que "si se puede" y términas destrullendo esa unidad que de la que hablas al principio.

Lamentablemente a Venezuela le queda tiempo votando por el menos malo, porque la otra opción es mucho peor.

Tienes una responsabilidad por ser nieta de quien eres, hija de quien eres y hermana de quien eres... Me imagino (y espero) que esta sea tu posicion PERSONALISIMA, de lo contrario me arrepiento profundamente de mi voto de ayer... Quiero una oposicion unida, sea con Borges, Salas Romer, Leopoldo, María Corina o Mandela... No quiero candidatos que no se apoyen, no quiero llamados a votos nulos.

Tu post me hizo darme cuenta que la alegria que sentí ayer cuando pense que ibamos todos juntos a un 26 de sep fue una farsa que duro poco =una victoria de mierda"

Manuela Zárate dijo...

Antes que nada, claro que es mi opinión personalísima. Yo no hablo por más nadie.

Pero esa es MI opinión. Y algo si te digo, si en unas primarias, sale Borges como candidato de la unidad, yo no sólo votaría, sino que trabajaría por él. Sin que me quede nada por dentro. Porque así es la democracia.

Lo que quise decir es que, tenemos muchísima gente buena, por la que podemos votar, como los 3 de ayer. No hay por qué que conformarse siempre con el menos malo, sólo porque el tipo es el chivo de un cogollo.

Y eso no va a cambiar a menos que nosotros, los electores, seamos contundentes. Que de verdad no nos conformemos.

Ahora, sí te voy a reconocer algo, y quizás replanteo lo que dije. Es más lo voy a postear así: Yo sé, que a la hora de la chiquita, cuando ya no me quede otra, frente al tarjetón, como he hecho siempre, votaré por Borges. Con arrechera, con cansancio y cuando use su curul para hacer de las suyas y seguir dividiendo me arrepentiré. Como siempre.

Pero no debería, porque seguir votando por el menos malo, es decir, seguir haciendo lo mismo esperando resultados diferentes, es como dice Einstein, la definición de la estupidez.

Pero al final siempre vamos y hacemos ese juego. Y mientras eso sea así...como estamos seguiremos.

Toto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Toto dijo...

Estoy en desacuerdo con la persona anónima que te comentó. Sigo insistiendo que seguimos en democracia. Una farsa completa de ella o una copia carbón, llamala como quieras pero democracia al fin. De no haber estado, jamás de los jamases se nos hubiese permitido realizar una elección de personas no adeptas al mensaje que ofrece la actual presidencia.

Yo no prefiero mil veces a un Julio Borges porque entiendo, y ayer se confirmó, que si se trabaja con tenacidad y sin personalismos se puede tener a la persona que se quiere en la Asamblea. A pesar de todo, de ir contra la corriente, de enfrentar al candidato ofrecido por la administración del Señor Presidente, yo sigo creyendo que se le puede ofrecer a la disidencia una opción de candidato que sea aceptable por todos los involucrados. Hacer un frente con los "menos malos" para frenar los males que nos aquejan por culpa de los diputados actuales, sería caer en un juego del cual francamente, ya somos expertos. Y "ellos" lo saben. Busquemos, que hay.

Sin animos de ofender al comentarista anónimo: asumir que porque alguien viene de una familia específica, se tiene una responsabilidad mayor, no viene al caso. Lastimoso el día en que Manuela Zarate se convierta en lacaya de las opiniones de otros, solamente porque debe mantener un "nombre".

Manuela Zárate dijo...

Gracias Juan. Eso último si es así. Y es siempre asumo el riesgo de mis opiniones. Así como otros de mi familia las suyas. En mi casa somos librepensadores todos.

Y estoy totalmente de acuerdo contigo. Si recapecité por el addendum es porque sí creo que ahorita, hoy 27A hay que unirse, porque es lo que tenemos y ni modo. Pero no podemos seguir así. Y sí, "ellos" lo saben, es lo que me da más arrechera.

Anónimo dijo...

Toto, siempre he admirado tu manera de idealizar las cosas... En todos tus analisis te vas por la teoría cuando es obvio que la practica es otra.

dices que "asumir que porque alguien viene de una familia específica, se tiene una responsabilidad mayor, no viene al caso", como me encantaria que eso fuera así... Pero TODO lo que haga o diga el familiar de una figura pública lo refleja a el. ¿O es que acaso no has criticado a la esposa o hijo de un chavista porque viaja por Europa o vive en USA? ¿No perdió Giuliani suficientes puntos en las encuestas porque su hija "se hizo fan" de Barack Obama en facebook?

Me encanta pensar que tienes la inteligencia de desligar a los candidatos de su entorno, pero al menos debes admitir que la mayoria no la tiene, y que no es descabellado pensarlo. SI CREO que Manuela tiene una responsabilidad mayor que yo, si eso es justo o no... bueno, eso es otro tema.

Me encanta tu teoría de votar por el mejor, como me encantaria que eso fuese posible, dices que "hacer un frente con los "menos malos" para frenar los males que nos aquejan por culpa de los diputados actuales, sería caer en un juego del cual francamente, ya somos expertos"

Me hubiese encantado que Borges hubiese ido a primaria, y poder votar con la camisa de Enrique Mendoza en el CR donde vota el uniceja... Pero NO Fue, y No va a ir... Y es el candidato que tenemos, es la llave de Maria Corina, y SI tenemos que trabajar con el te guste o no te guste.

Porque LAMENTABLEMENTE Julio Borges SI es mil veces mejor que la otra opcion, porque si de algo podemos estar seguros es que, corrupto o no corrupto, traicionero o no, un Julio Borges si cree en la propiedad privada, en el libre comercio, no cree en guerras con vecinos y n en trancar fronteras comerciales, no hace minutos de silencio cuando muere raul reyes ni se reune con presidentes que niegan el holocausto.

Así que si me pones a escoger entre dos corruptos, me voy con Borges sin pensarlo.

Manuela, esta es solo mi opinión, entiendo que tu posición no es fácil y que tu no la escogiste... Pero quiero felicitarte por tu último post, y creeme que me identifico contigo mucho más de lo que crees.

Espero que sigas escribiendo, impresionante que en tu familia hay talento para regalar!

Saludos,

x