martes, 13 de abril de 2010

Presentación de Manuela


Voy a compartir con ustedes un pedazo de mi curso de narrativa. Es mi presentación ante la clase. En estos días publico algunas historias. Llegó la hora.

Hola a todos,

Me llamo Manuela y vengo de Venezuela. Suena como una de esas mujeres que se presentan a un concurso de miss. Eso sí, yo estoy muy lejos de ser miss. Unos 20 cm por lo menos, y unos cuantos kilitos, que disfruto enormemente.

Debería empezar por decir que Manuela Zárate es un heterónimo. Es el nombre bajo el cual escribo desde el 2005. Todo empezó cuando en un taller de cuento el profesor nos hizo escoger seudónimos. Cuando en la clase final jugamos adivina quién es quién, nadie adivinó el mío. Se hizo un silencio entre las 15 o 16 personas que conformaban el grupo, y lo tuve que romper de repente diciendo "Manuela soy yo." Y aparentemente me lo tomé muy en serio. Tan así es Manuela la que firma el blog en el que escribo casi a diario.

El nombre que tendrían que dar si me quieren buscar con la policía es Clara Luisa Machado. Este año pasé al tercer piso, es decir cumplí 30 añitos. Para celebrar iba a hacer una gran fiesta con mi mejor amiga que cumple 9 días antes que yo. Pero al final decidí hacer algo mucho mejor, tuve una hija.

No soy muy constante. He cambiado mucho de trabajo y si me preguntan cuál es mi profesión me cuesta mucho responder. Terminé la carrera de Estudios Liberales, pero no sé cómo se traduce a una ocupación. Hasta hace poco estaba metida en el mundo de los negocios, hasta que mi papá, un día después de almuerzo, cuando mis 3 hermanas se habían ido y mi mamá dormitaba me confesó que le parecía la cosa más estúpida que había hecho. Incluso más que el fallido matrimonio que se disolvió cuando apenas tenía 25 años. Si te gusta escribir. Escribe.

No le hice mucho caso. Por dos razones. Una, muy importante, pagar las cuentas. La segunda porque me daba miedo enfrentarme al talento. ¿Y si no lo tengo? Pero cuando mi hija nació empecé a ver la vida de otra forma. A valorarla como jamás lo había hecho. Me di cuenta de que todo se reduce a una expresión: ahora o nunca. Y es por eso que quiero al menos, intentarlo. Estoy escribiendo mi primera novela y este curso para mí, es más que una experiencia, que un ejercicio. Es una prioridad. Lo esperé con ansias y estoy feliz de que ya haya llegado. Espero aprender mucho, conocer gente chévere, como decimos aquí, y profundizar en los conocimientos sobre narrativa. Cualquier cosa que venga, la aceptaré con humildad.

Ahora Matías nos pide que contemos, si queremos algo loco. Yo tengo que decir que vivo en una ciudad que es está más allá de la locura. Soda Stereo, tiene una canción que se llama Ciudad de la Furia. Ellos piensan que Buenos Aires es la ciudad de la furia. Es porque no conocen Caracas. Vivir aquí es muy duro. Uno se enfrenta al miedo todos los días y busca formas de evadirlo. A veces con humor. A veces con llanto. A veces con rabia. Yo lo canalizo con la escritura. Pero realmente me cuesta entender mucho de lo que veo. Y esa es otra parte del por qué hago este curso, porque es una forma de sentir que el mundo no está por acabarse cualquier día de estos. Que si hay cosas maravillosas por las que vale la pena luchar. Que a lo mejor mi misión es escribir para contar algún día a través de mis textos sobre lo que he visto y he vivido.

Algo loco que me ha pasado es el racionamiento de electricidad. Hace dos días anunciaron que iban a cortar la electricidad en la ciudad durante 4 horas un día sí y un día no. Además lo iban a hacer a distintas horas por toda la ciudad. Dividieron la ciudad por zonas, pero no explicaron cómo estaban organizadas esas zonas. A una persona le podía tocar estar sin luz en su casa en la madrugada y además estar sin luz en su trabajo la mañana siguiente.

Además las clínicas pequeñas, los bancos, los colegios, quedaron sin luz. Eso sin mencionar que no había semáforos y en algunos lugares ni teléfono. La temporada de baseball también iba a sufrir porque algunos días el estadio se quedaría sin luz y los juegos son a las 6pm. Total que al final salió Chávez y así de un plumazo eliminó la medida y botó al ministro. Así como lo hacen lo deshacen. Uno va hacia adelante y hacia atrás como bailando una danza descabellada, en que las notas pueden sonar cualquier acorde, bello, estridente, ensordecedor, y a uno lo único que le queda es bailar. Al menos es la primera vez que reconocen que generaron un caos. Y aunque uno respira cierto alivio, el problema de la electricidad no se ha arreglado, sigue siendo escasa, ¿cómo van a hacer? Nadie sabe, pero esta mañana todos comentamos lo mismo: esto es de locos. Y bueno, como ese tengo miles de cuentos, cosas que seguro no me creerán cuando se las diga, como dicen, la realidad termina siendo más extraña que la ficción.

13 comentarios:

Toto dijo...

Este post se debería llamar Manuela sale del closet de la identidad.

se dijo...

:D "Buenos Aires se ve
tan susceptible"
es que cuando soda stereo escribio ciudad de la furia Buenos Aires se parecia mucho a la caracas que describis incluyendo, hiperinflacion, desabastecimiento electrico.. de todas formas creo que lo mejor es el estribillo..

Manuela Zárate dijo...

Jajaja. Sí pero ese "salir del closet" me da miedo, mira que de mí se ha dicho. Aunque no es que me importe. Si fuese, lo sería con orgullo.

Manuela Zárate dijo...

Sí. Tienes razón, Buenos Aires no es que sea tampoco una ciudad donde uno ve sólo niñitas en vestidos con armador brincandito con un helado en la mano. Y sí lo que cuentas me lo imagino.
Pero hoy en día esa canción se nos aplica. :)

pablo dijo...

Clarita! a mi me parece que tienes muucha madera como escritora! y por lo de la profesión ni te preocupes..yo soy ingeniero y estoy haciendo música..En algun momento el mundo entenderá eso y el termino " Universidad" tendrá un mejor significado (o el verdadero?) .Carpe diem!!

Michelle Durán dijo...

me ha encantado esta entrada .
Rsulta que me sentí como en una de esas conferencias, donde hay que hacer silencio porque quien habla tiene los ojos a punto de estallar en lágrima .
Escribir es un refugio Manuela , es todo lo que queda al final del día y con lo que cuentas al comienzo de éste .
Lo es todo , y me alegra que hayas descubierto que para escribir sólo hay un AHORA .

¡Besos !

Nick Vega dijo...

Diviértete en tus clases!

Anónimo dijo...

Te felicito Clara. Me encanto! Te deseo mucha constancia y éxito en este camino, para el que yo creo que tienes mucho talento...pero no te emociones mucho que yo siempre me equivoco, y sino que lo diga Carotenuto.
Adivina quien es!

Manuela Zárate dijo...

Mmmm, por la última frase creo que eres la presidenta del Rotten Eye Club? Jajaja.

Anónimo dijo...

No, ni siquiera formo parte o eso creo yo...?

Manuela Zárate dijo...

Wow. Y yo tan mala que soy con los acertijos. Ahora estoy grave. Si no fuera porque Jorge no fue, diría que eres Jorge. Coco? No, pero lo último no me pega contigo. Proctor? Jamás me dices Clara. Mmmmm...aaaa....será la Tetsss????
Este es el momento oseamarica del día.

Esencialmente dijo...

So far one of your best posts ever!!!! me encantaaaa, aunque amo el nombre Clara you'll always be Manuela for me, me parece que te pega fulllll con la forma como escribes.

Escribe, escribe mucho porque lo haces muy bien!

Manuela Zárate dijo...

Gracias friends. Aquí Manola a las 4:45 am. Sentada escribiendo. Lo voy a hacer. Palante como el elefante. Por mí, por mi casa, por mis hijos. Pero algo que hace todo el proceso distinto es que lo voy a hacer con ustedes. A lo Eros Ramazzotti: Gracias por existir. Y por tomarse el tiempo para comentar.