martes, 20 de abril de 2010

Tengo Repetido a Elano


No. No es un error de mecanografía. De tantos que se me van por ahí al escribir a mil por hora. Es el Panini. Sí. Dije que lo iba a llenar y ya comencé. Veo que comencé tarde, porque supuestamente todo el mundo tiene un amigo que ya lo llenó. Además este amigo, que ya lo llenó, es un pana que está feliz porque compro toda una caja y no le salió ni una repetida. Yo me bajé ayer en un kiosquito, y toda sonrisa, disfrutando enormemente mi pérdida de tiempo en algo totalmente infantil, le digo al señor:

- ¿Tiene barajitas de Panini?

- Claro mami. (Mami, no puede faltar, si no me lo dicen entro en crisis de autoestima)

- ¿La caja cuánto cuesta?

- 450 bolos.

- ¡QUéeeeeeeeeeeeeeeeee!

Cuatrocientos cincuenta mil bolívares cuesta la caja completa de sobrecitos de barajitas. De verdad que la gente se pasa. O se nos ha metido el boliburgués por dentro. Nos bajamos de la mula durísimo, de un solo golpe para llenar el álbum. Así que dije no. Yo me llevé 20 sobres, que cuando era chama era lo que me compraba mi mamá cuando llegaba un viernes y me había comido durante la semana toda la mierda verde que servían, en fin, cuando había jodido menos de lo acostumbrado. Así que eso fue lo que me compré. Y para qué voy a mentir. No tenía más plata conmigo.

No he terminado de pegar todas las fulanas barajas. Ya tengo como cuatro repetidos. Me he dado cuenta que el mundial tiene más equipos incoherentes de que costumbre y unos que me harán llorar como por ejemplo Costa de Marfil. Lo sé. A mí esos equipos me matan, y más ahora que estoy llenando el álbum. Me matan porque siempre el locutor se encarga de contarte el cuento de cómo este equipo no contaba con recursos suficientes y estuvo a punto de no poder participar. Te cuenta que tuvieron que entrenar en medio de una guerra civil. Que a uno le acaban de matar a la esposa en medio del rollo. Que tres o cuatro están pidiendo asilo, porque son perseguidos con amenazas de muerte. Que no tienen con qué comer. Que los zapatos que están usando fueron un donativo de la selección de Estados Unidos porque ni zapatos tenían para jugar, y los uniformes los donó la Nike porque ni modo, pero se negó a patrocinarlos.

En fin. Corín Tellado es una perra arranca ilusiones al lado de la historia de este equipo. Que lo que te cuentan los locutores boca de chivo, que basta que digan que un equipo va a ganar seguro para que se vuelva mierda y le saquen tres tarjetas rojas y metan un autogol. Pero para esto sí son Raul Amundaray.

Al final, este equipo siempre lo descalifican después de que estuvo a punto de pasar a la siguiente ronda. Es el equipo que durante los primeros días del mundial llaman "La Gran Sorpresa." Pasan a ponerle un apodo totalmente imbécil como "los titanes de marfil" y uno se emociona. Los tipos bailan. Te ponen una propaganda en la que mezclan The Best de Tina Turner con unos tambores africanos, y filman la carita de un negrito espectacular que baila cuando pasan la repetición del gol que llaman: "el milagro africano." Y uno se emociona. Uno piensa "coño, sí va a poder." Hasta que los descalifica Alemania, con un 1-0 de pura leche, que lo que da es pena. Y arrechera. Y lo peor de todo, es que ellos se habían creído el mojón de que iban a ganar y lloran.

Lloran y se abrazan. Y se intercambian las camisas y otra vez el locutor dice algo que te termina de sumir en la depre como:

- Un intercambio simbólico. Emotivo. Para los alemanes, un partido más. Para Costa de Marfil, un sueño que se escapa entre las manos. Una victoria que rozaron con sus dedos. Un sueño destrozado.

- Así es Marco. – Dice el compañero. – Cabe agregar, que el cambio de franelas es un gran sacrificio y podemos ver a Somese, el máximo goleador Marfilesco pidiéndole un autógrafo a Klose. Algo que en su país seguramente valdrá mucho dinero.

No hay guionista de teleculebra que logre un libreto como ese. Menos cuando los directores técnicos se abrazan y entonces el mundo occidental anuncia que va a "salvar" a uno de los pobres jugadores porque el locutor anuncia que el Milan fichará a Espuju. Y tú lloras. Porque te siguen contando que salvaron a una familia entera y que hasta las gallinas que iba a estar la semana que viene en un caldo de pollo ahora estarán viviendo a dos cuadras del Castello Sforzesco. Y pronto la gallina del coño vive mejor que tú. El tipo tiene un Ferrari y tú en tu mierda que está sin retrovisor desde que un motorizado te lo arrancó, y ni que fueras Somese logras el milagro de conseguir un repuesto.

No importa. Uno se emociona. Yo ahí siempre lloro, como decían mis tías, a moco tendido. Hasta el punto que mi mamá tiene que venir a decir, que cómo es posible montar ese aparato de peo por unos carajos que ni sé quiénes son. Que si quiero ver cosas dantescas de verdad saque la cabeza por la ventana. Es verdad. Pero igual, en el fondo para uno que vive en el mundo del subdesarrollo a veces esos carajos son la esperanza.

En todo caso. Además de los equipos absurdos están los jugadores que amamos y los que amamos odiar. Como Cristiando Ronaldo. Como Klose. Ambos insoportables. Como Messi a quien amo. Y ya por último están los incoherentes. Como el Marco no sé qué de Japón que es demasiado cómico. O el Koreano que yo le digo desde ya Ri Ka Chon, porque más o menos así es el nombre. Está Webo, que sabes que el chinazo del locutor viene al propósito y porque sí. Y está Elano. Elano que me regaló mi propio chinazo bizarro. El de "tengo repetido a Elano."

Dígalo rápido y confunda a cualquiera.

Sí. Por eso es que me moría de ganas de llenar el Panini. Porque da para todo. Y eso que no he empezado a cambiar barajitas. ¡Qué vacilón!


 

 

5 comentarios:

Astrina dijo...

yo tengo el escudo de Portugal repetido 3 veces.
agh
agh
me dije ami misma q hasta q no saliera de ellos no iba a comprar mas. Fui a una panaderia a ver si alguien los queria, pero no. Me vieron con cara de odio.

Manuela Zárate dijo...

Jajajaja. Qué cuento tan bueno. Te imagino en la panadería ofreciendo las barajitas. Esa ya me salió :( Me da rabia porque los escudos, como brillan uno jura que son las más difíciles.
Pero nada, como que sí salen.

Esencialmente dijo...

yo con la excusa de mi chamo estoy (estamos) llenado el album...t

u caiste de largo a largo con la caja? yo con 10 sobres: me da 10 sobres por favor y juraba que me iban a decir ok son 20 pues no son 45, que que???

Una vez pasado mi trauma de lo caro ergo vejez me faje a explicarle a mi hijo que el album se llena es cambiando, no a realazo limpio...el pobre no tenia casi pero cambiamos muchas y la cosa mejoro

y ayer pues saliendo del cine en los naranjos vimos un bululu y era un gentiiiiio cambiando barajitas, de tooooodas las edades (Toto sí puedes ir nadie te dira pedofilo y no necesitas peluca) asi que cambiamos un monton y compramos muchas a 1bsf cada una (mas o menos lo que te cuesta cada una si compras sobres) y a 3bsf los escudos (asi que si sirven) total que nos faltan 15 jejeje

averiguen donde hay sitios de cambio y good luck!!!

Manuela Zárate dijo...

Jaja. Chama, no ni de vaina compré esa caja. Me pareció na aberración. Sí, para llenarlo a los realazos casi que imprimo las barajitas en mi casa. En fin...compré 20 paqueticos. Y ya voy a cambiar. :) Al final esa es la emoción, y esa última que nunca tienes. Que no se consigue. Según mi sobrino venden a 30BsF una de no sé quién.

Rol dijo...

Yo si compré mi caja. me bajé de la mula casi llorando. solo pensando en q bueno hay q llenarlo.

El peor chinazo de todos es q en brasil juegan Pato y Elano y cuando colaboran en una jugada los pobres narradores ni saben q hacer...