viernes, 21 de mayo de 2010

EVA

Hace un par de semanas. Una noche. Me acosté en mi cama con un libro pesadísimo sobre las piernas. Lo había conseguido entre los libros viejos de mi papá, siguiendo la recomendación de un autor que anima a estudiar la obra de Auguste Rodin. Comencé a pasar las páginas viendo las esculturas. Y aunque ya conocía a Rodin de haber paseado por museos y de haberlo estudiado en la universidad, fue como si lo estuviese viendo por primera vez. Me quedé deslumbrada.

No era para nada el Rodin que yo recordaba, lleno de romanticismo. Quizás porque en parte uno lo recuerda por aquel amor que tuvo Camile Claudel que terminó loca. Internada. Literalmente muerta de amor por él. Hay algo en Rodin, algo extremadamente puro, sensible. Ese algo que viene desde lo más profundo. Desde lugares del alma que casi no se pueden describir ni imaginar, de lo recónditos que son. Fue ese algo lo que me golpeó. Fue allí que nació la idea.

Voy a fotografiar las esculturas de Rodin.

Claro esto en un primer momento suena a "voy a ir por ahí buscando las esculturas para tomarles foto." No. Esa no es la idea. La idea es hacer retratos y autoretratos donde el sujeto se convierta en la escultura. Se adapta la pose, pero se lleva hasta otro nivel. Se le da una interpretación propia. Se conecta, vía lo que Rodin expresó en su obra, con esa humanidad que todos llevamos dentro. Y allí nace, entre fotógrafo y modelo la expresión de un sentimiento.

Entre tantas obras que vi. Y a pesar que ya he hecho varias, quise comenzar con Eva. Rodin tiene una representación de Eva de la cual me enamoré nada más verla. Algo me cautivó en ella. Para la escultura Rodin utilizó una modelo italiana que estaba embarazada. En un momento dado no pudo esconderlo más y renunció a su trabajo. Cuando le confesó al escultor las razones de su renuncia este sintió que aquello venía como anillo al dedo con el trabajo. Después de todo el buscaba representar a la Madre del Mundo. Y qué momento más femenino que el embarazo.

Para mí esta obra es mucho más que un escultor haciendo un trabajo para representar a la Eva bíblica. Con todos sus elementos y una pose que vaya de acuerdo con lo que se espera de Eva. O la incitación al pecado, o la vergüenza de haber condenado al hombre. A mí modo de ver, lo que me hizo ver la obra durante tanto tiempo, y volver a ella y sentir las ganas de reproducirla de alguna forma es que captura algo profundamente femenino.

Es algo como "La esencia de la feminidad." Algo que está comprometido. Siento que está comprometido porque hoy en día nos bombardean una imagen de la mujer totalmente irreal. Y muchas veces vacía. No tiene que ver con botox y silicona. Porque muchas mujeres lo hacen convencidas de su belleza, orgullosas de resaltarla. Y eso está más que bien. Lo hacemos toda. Pero muchas, más de lo que podemos imaginar, lo hacen asustadas, bajo presiones que las llevan a bajar sus niveles de autoestima. Y no es nada más las operaciones, están las presiones para hacer dieta, o para alcanzar un tamaño determinado. Como que si no eres alta no eres tan bella. Si no eres flaquísima no deberías ponerte un bikini. Como si el cuerpo realmente tuviese esos límites. Cuando la verdad es que no los tiene. Y mal puede venir alguien, quién sea, a decir que es una autoridad para determinarlos.

No hay mujer que no diga "es que yo tengo celulitis." O "es que mis tobillos son amorfos." O "es que mi nariz es espantosa." Y así le damos duro a pies, rodillas, muslos. ¡Dios! Lo duras que somos con toda esa zona. Y si llegamos al vientre. Esa parte de donde sale toda la vida. Donde llega el aire. Ahí queremos morir. Tapar. Esconder. A menos que seamos una de esas que mata las horas en el gimnasio haciendo abdominales. Que no tiene nada de malo si es por placer. Pero cuando se trata al cuerpo como si un rollito fuese un pecado. Una vergüenza. Una debilidad. Un defecto. Algo que esconder y negar. Allí es donde vienen los problemas. Porque uno se pierde a uno mismo entre tanta banalidad.

Es lo que yo llamo la gran mentira del mundo. Siento que todas tenemos una mujer bella por dentro. Como cuando iba a clases de Danza Árabe, y la profesora nos obligaba a decir "soy la mujer más bella del mundo." Jamás fue a casa de alguien a decirle, pierde diez kilos y después quizás puedas unirte al coro. No. Todas tenemos llevamos por dentro ese hilo de belleza. Sólo que algunas no lo sabemos, o nos han convencido de lo contrario. Yo lo quiero encontrar. Yo quiero ir en busca de eso. Eso que nos hace mujeres. Y convencernos del poder inmenso que tenemos como tales. Del papel vital que jugamos en el mundo.

En el gremio femenino hoy en día hay mucha inseguridad. Confusión. Eso tenemos que recuperarlo.

Esa es mi búsqueda. Las que quieran ser fotografiadas como Eva. No tienen más que pedírmelo. No me importan colores. Tamaños. Medidas. Creencias. No me importa si les da pena quitarse la ropa, lo hacemos con una malla. No me importa si son mayores o jovencitas. Si han sido madres o no. Hijas únicas. Solteras. Casadas. Vírgenes. Si salen del colegio. Si jamás han oído hablar de Rodin. Si les importa un bledo Manuela Zárate. Lo que quiero es encontrarlas a través del lente. Que se sientan al final de la sesión como una Eva. Madre del Mundo. La más bella e importante entre todas las mujeres. La que lo comenzó todo. La que lo puede todo. Lo feminidad personificada.


4 comentarios:

Blondsabrina dijo...

Hola!! dejame decirte que el concepto basado en las esculturas de Rodin me parece maravilloso, y la foto q ue tomastes me encantó la simplicidad y la naturalidad de ella y tambien que usaras el blanco y negro. Felicidades por ello. Tienes mas fotos estoy avida por ver mas . Saludos

SHAMI dijo...

Manuelita, de verdad que tienes un don. Te felicito como EVA ers bella. Tal vez esto te interese: http://corinabricenoi.blogspot.com/
Te recomiendo lo revises, Corina, ademas de ser familia mia es una artista excepcional que del lienzo a pasado a combinar la pintura y la fotografia. Esta dictando clases tal vez te interese asistir.

Manuela Zárate dijo...

Gracias!!! Qué bueno que les haya gustado. Estás invitada a ser una Eva y en lo que pueda monto más. Cuenta con eso.
Shami. Gracias por el dato. Me voy a meter en el blog y si puedo iré a las clases. Me interesa muchísimo!
Un millonsote de gracias.
La verdad estoy fascinada con este proyecto. :D

guillermo dijo...

Yo opino -aun sin haberte visto :)- que eres muy hermosa. Suerte con tu proyecto. El mundo necesita que lo desnuden de disfraces impostados. Un saludo.