viernes, 14 de mayo de 2010

Partes Beligerantes al Aire

Esto pasó hace varios años. Una de mis hermanas me pidió el favor de darles la cola a mis sobrinos, de su casa a casa de mis papás. Iba manejando y llevaba puesta una camisa, más bien una especie de chaleco de colores que yo amaba. Era de esos de corte en V que te obligan a ponerte abajo un top strapless. Yo tenía uno amarillo que me habían vendido en la misma tienda. Cuando me los había comprado tenía unos kilitos de más. Al adelgazarme, adelgacé completa y perdí atributos en la zona superior. Léase: lolas. Tampoco es que quedé plana. Yo siempre digo que las mías, no será poderosas pero son suficientes.

Esa tarde iba con los chamos gritando en la parte de atrás. Me tenían desesperada. Llego a una caseta de vigilancia y cuando bajo el vidrio para identificarme veo que el guardia está mirando veinte centímetros más debajo de mis ojos. Me doy cuenta porque desde que dejé de ser tetona no me ven así todos los días. Es un acontecimiento. Una en el fondo se emociona. Mujer que no le guste que la vean no califica ni para monja. Pero, del mismo modo toda mujer tiene que fingir que se indigna. Y eso hice. Puse una cara de asco y avancé. Piso el acelerador, pero algo no me cuadra. Miro hacia abajo. Y sí. Tenía el top por la cintura. Tenía toda la granja afuera. El hombre me vio completa.

Me quedé muda. Aunque casi estampo el lanchón de mi papá contra un árbol. Susto. Estrés. Miedo de violación. Horror. Grima. Una cosa es que a uno lo vean, pero todo todito todo. Eso es otra cosa. Respiro hondo y se me pasa. Es como una ola grande. Le pasas por debajo. La brincas. Pero pasa. Y cuando pasa pienso. "aaaaa. Qué carajo. Buen día para él, vio unas lolas. Total. Mientras estén bonitas y no den pena."

Confieso que soy medio exhibicionista. Será por eso que puedo hacer auto-retratros sin pena. La verdad es que conforme pasa el tiempo he dejado de lado algunos complejos sobre mi cuerpo. Aunque tengo que reconocer que la playa me da mucha pena. No sé por qué, pero no soy de esas mujeres que puede ir por ahí en bikini así como si nada. Me siento muy rara. Quizás es la falta de costumbre. Quizás es eso que tenemos las mujeres que siempre odiamos a algo de nuestro cuerpo. O tal vez es una marca que me quedó de una entrenadora de gimnasio que una vez me dijo:

- Esas nalgas yo las levanto como que me llamo Mireya. – Lo que levantó con el comentario fue mi dedo del medio y no volví más. Desde ese entonces cada vez que me pongo un traje de baño me da como nauseas. Los primeros minutos. Más si estás con una de esas mujeres para las que la piel de naranja es lo que pelas cuando vas a hacer jugo, y no lo que ves cuando te vas a comprar un traje de baño.

Pero en fin. Como dice mi hermana. Ya asumí que cogí barranco. Y en lo que a las fotos se refiere, no le paro mucho. Prefiero aceptar mi cuerpo cómo es. Total estoy metida en él. No lo puedo cambiar. Y la verdad es bastante fiel. No se enferma. Se recupera fácilmente. No es que me asfixia con los ratones. No puedo ser tan dura.

En el taller de fotografía hay gente que sufre con la tarea del desnudo. Gente que se ha salido del curso porque no lo aguanta. Y bueno, no los juzgo. A todos nos crían con nuestros tabúes. La verdad es que mi mamá es más como la mamá de Gaylord Fucker, interpretada por Barbara Streisand. Nos crió sin tabúes ni rollos mentales de eso tipo. Y la verdad es que cómo se lo agradezco.

Pero yo no. De hecho. Tengo en mente un proyecto que salió de una de las tareas de fotografía. Les voy a comentar en los próximos días. Y de hecho voy a invitar a posar a toda la que quiera. Se trata de descubrirnos. De querernos. Porque sí tengo que decir, que luego de haber padecido anorexia, de haber estado con más de una pareja que me hizo sentir mínima con sus comentarios sobre mí cuerpo, estilo "deberías ponerte dura, no deberías comer eso, tú no puedes usar falda porque eres muy bajita (sí eso me lo dijeron.) me di cuenta que como dice mi hermana, nadie "te hace" sentir nada. Uno lo siente sólo. Así que decidí que más nunca le iba a parar a los comentarios sobre mi cuerpo.

No vale la pena. La belleza se proyecta. Se respira. Total esta carcaza algún día desaparece, pero al final, lo que queda son las vidas que tocamos. La entrega que le ponemos al trabajo. El empuje que le ponemos a la vida. No vale la pena perder el tiempo preocupándose, más de la cuenta y menos por otras personas. Cómo dice la canción de Placebo, la belleza está en el ojo de un sueño de juventud. En el deseo un corazón que se redime. No vale la pena vender el alma por un poco de autoestima. Yo vendí la mía, menos mal que la pude recuperar.

Nada chicas, cuando tenga listo el proyecto y logre mi propia foto la posteo y les explico. A ver quienes se animan. No se asusten, hay partes beligerantes al aire. Al menos no en este proyecto.

11 comentarios:

Toto dijo...

"Manola al desnudo" is the world ready? Yo te echo un cuento. El dia que nuestro amigo en comun CJR se largó a tomarse la foto con Spencer Tunick (o el día en que Toto blasfemó no tener blog porque me hubiese hecho fa-mo-so) nos dijo a un poco de gente que lo acompañaramos. Yo no fui porque no me dio nota la foto. No sé si sea un tabú desnudarse para la foto o que sencillamente no me interesa. Yo que toda la vida he sido flaco, y que he tenido que soportar toda la vida que toooodooo el mundo me diga que estoy flaco (I know people, I get it!) me veo en un espejo y no me siento mal. No me siento papirruqui pero no me acomplejo porque yo soy exacto a oomo me pienso en la mente. Lo que no sé es si tuviese el interés (¿o la valentía?) de desnudarme para una camara. Porque no lo veo como un desnudo del cuerpo, lo que siento es que es como un desnudo del alma (que cursi). Pero siento que hacerlo sería un ejercicio de sacar pa'fuera todo lo que uno tiene adentro.
ESTO NO QUIERE DECIR que el niño Juan se va a desnudar para Manoleta Zarate, es solo un comentario para decirte que me gustó la sinceridad de este post. Particularmente porque ya me sabía el cuento del guardia y las lolas y me impresiona que te tomó tanto en darte cuenta que lo tenías que echar. Es muy tú. Es muy cómico. Consiguete tus musas que yo te ayudo en iluminación!!!!

Happy Friday MZ

Manuela Zárate dijo...

Thaankksss!!! Y mira el desnudo del alma es el blog!!! Jajaja.
Pero sí. De todas maneras insisto. No salen las partes beligerantes al aire. No es Spencer. No sé. A mí Spencer x. Tiene su mérito en convencer a la gente, pero...no me dice nada. Sorry.
Esto es otra cosa. Ya echaré el cuento como es. El concepto detrás de la cosa.
Yo tampoco fui a Spencer. Soy exhibicionista, pero eso no me dio nota.
Besos...yo sé que quieres ayudar, jajaj todo depende de la modelo. jaja.
Love ya.

Or@ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Or@ dijo...

Los dos son bellos, en serio. Como comente en el post de Toto con la foto de los dos. Es algo más que físico. Yo no se como uno puede llegar a conocer y a apreciar tanto a las personas por este medio pero yo lo logré. A mi, Toto me parece un modelo, es lo que refleja, la belleza es subjetiva, nadie, pero nadie que escriba como él puede verse de otra forma, no sé si me explico jajaja! No es por jalar bola pero es lo que pienso.
Fuera los complejos, son una perdida de tiempo.

Doña Treme dijo...

Jajajajaja.
Yo he quedado en topless accidental varias veces. La verdad, mucha verguenza no me da, pero siempre ando con alguien que pasa la pena por mi.
Aparte, me hice un "refuerzo" hace como 6 años, y se ven muy naturales, pero son anti gravedad!
Yo antes me veia como un cachilapo. Me veia todos los defectos, lo que tenia y los que no. Ahora, me creo Gloria Trevi en "todos me miran"
Un abrazo

Manuela Zárate dijo...

Jajaj. Gracias Ora. Es verdad, los complejos son una pérdida de tiempo. Tienes toda la razón. Al final del día te das cuenta que todo el tiempo que pasaste debatiendo sobre la proporción de tus rodillas lo malgastaste. Así que fuera que eso no lo queremos.
Me encanta eso de refuerzo. Yo me imagino que tarde o temprano me haré alguno. Me sale. Jajaja.
Nada. Por lo pronto a trabajar la Eva que tenemos dentro.

todoloquemepasa dijo...

me gustó mcho este post pero especialmente la reflexión que haces sobre el hecho de que el cuerpo es sólo un templo para lo que realmente somos. la gente engorda, adelgaza, al final lo que cuenta es lo que llevamos dentro. también me parece interasante lo de los tabúes y tras vivir en España me he dado cuenta de q es un tema cultural. Aquí la gente hace topless en las playas y es algo normal, no tiene la misma connotación q allá donde te ves mujeres con tangas y bikinis super chiquitos en la playa pero nunca desnudas; aquí la gente anda en bola y nadie le para bola a eso. Desafortunadamente mis padres son de los que para todo es un tabú así q a mí también me cuesta mucho eso de los desnudos...

Or@ dijo...

Con lo de ponerse lolas no tengo nada en contra, yo no me he decidido por cobarde, pero escondo la cobardía argumentando que llegará un momento en el que todas las tendrán operadas menos yo, y yo voy a ser la que este de moda (las que no estemos operadas) Mis amigos me han dicho que es una soberana paja. En fin, a mí me gustan, eso es lo más importante.

Anónimo dijo...

Me encantó este post, me sentí muy indentificada, antes tambien me aterrorizaba la playa y los trajes de baño hasta que me detuve a analizar que las niñas que más se esmeraban en taparse eran las que mas llamaban la atención por eso... ¿que será lo que se tapan? aprendí que la naturalidad es lo mejor en esos casos, uno pasa más desapercibida. Ahora que tengo una bebé de 11 meses me guste o no tengo que andar tras ella en traje de baño y nada más, he aprendido a preocuparme menos, soy flaca y tengo refuerzo pero el problema es que yo nunca me veo cómo los demás me ven... Que bueno es saber que somos muchas las que vivimos en el eterno dilema de autoaceptarnos.
Me encanta tu blog y me encantaría ser parte del proyecto!

Manuela Zárate dijo...

Amiga. En estos días, posteo el cómo del proyecto. Y le ponemos fecha. :)

Sabri dijo...

Manuela!! Que éxito este proyecto. Sabes que hace unos años una amiga me pidió posar para una foto de desnudo...no lo hice por cobarde, ayude durante la sesión, pero no fui la protagonista. En verdad quedaron espectaculares y nada vulgares.Creo que hoy en día me atreveria a hacerlo. Estare ansiosa esperando que nos describas el proyecto a ver si me aceptas de modelo jejejeje