viernes, 25 de junio de 2010

Club de Lectura Bloggero.


Hace más de un año comencé un club de lectura. Entre mis hermanas, Charles y unos cuantos amigos nos reunimos un día y montamos una especie de cofradía de intensos, obsesivos con los libros.

Hicimos un decálogo, entre los que está como regla principal tomar vino durante las sesiones, quizás porque ya todo el tema del decálogo hacía que las cosas fueran demasiado serias. O porque como dice mi papá, somos un grupo de gente que utiliza la literatura como excusa para beber. Yo soy de las que piensa que literatura y vino deben ir juntas. Se complementen terriblemente bien.

El decálogo, parecía importante para darle cuerpo al grupo. Lograr que fuera algo que se tomaba no demasiado en serio, por el vino, pero si lo suficiente como para que no llegara gente diciendo: No me leí el libro, pero sírveme una copa. Claro, que uno de los puntos del decálogo establece que no es obligatorio terminar el libro. Dejar un libro por la mitad es una opinión. Hay que fundamentarla pero es. Y sí ha pasado que hay miembros que no terminan un libro propuesto, porque creen que no lo merece, y la discusión ha sido excelente.

Estos encuentros son una maravilla. Cada quien trae su visión de las cosas. Su punto de vista particular, y aunque al principio nos daba un poco de pena expresar nuestros verdaderos sentimientos hacia las cosas, a estas alturas ya todos decimos lo que pensamos sin tapujo. Al final, después de los vinos, las conversaciones a veces se ponen profundas y nos hemos quedado filosofando hasta bien entrada la madrugada.

Quizás se podría decir que estar en club de lectura es algo que está de moda. Yo no soy muy amante de las cosas que se ponen de moda, y sí pienso que la última manera como uno debe afrontar la vida es dejando que los demás tomen decisiones por uno. Si te gustan tus uñas negras píntatelas. Si te gustan tus leggins y alguien te dice que es que están pasados de moda, es probablemente porque tiene un culo del tamaño de Estados Unidos, o una personalidad nula. Uno tiene que hacer lo que a uno le nazca, lo que uno quiera, y aunque a veces sea difícil, tratar de separar los consejos bien intencionados, de la dominancia, de las personas que lo que buscan es imponer su opinión o afirmar sus dudas con otras personas.

En todo caso, sí hay una moda que me gusta, es la del Club de Lectura. Siempre he pensado que una de nuestras desgracias es que somos una sociedad que no lee lo suficiente. Pero pareciera que eso está cambiando. Y espero que eso también nos ayude a forjar mejores escritores. Pues no hay buenos escritores sino hay grandes lectores. O corrijo, puede haber buenos escritores que no sean grandes lectores, pero no hay grandes escritores, que no hayan sido grandes lectores. Como decía Borges, escribir bien es mucho más fácil que leer bien.

Leer a veces es muy difícil. No sólo desde el punto de vista del análisis. Sino que uno a veces pasa por épocas en las que cuesta mucho por diversas razones. Tiempo. Obligaciones. Mil cuestiones prácticas. O hasta porque te enfiebraste con algo en la tele y eso te roba los minutos, las horas que tendrías para zambullirte en ese libro de Cortázar que siempre habías querido leer.

Mi cola de libros es bastante grande. Algunos esperan más que otros. Hay incluso los que se van quedando rezagados porque voy metiendo otros recién llegados, que por alguna razón le quitaron el turno a uno que tenía varios meses en el estante.

Es el caso de lo que estoy leyendo ahorita: Blue Label y Sobre la Fotografía de Susan Sontag. Una mezcla un poco rara. Pero Blue Label se coleó porque la necesito ya que uno de mis grandes intereses es la literatura juvenil, y este trata sobre unos adolescentes. Sontag se coleó porque creo que tiene todos los méritos y todas las razones para hacerlo. Es una gran escritora y en lo que pueda voy a buscar más de su pluma porque creo que es fascinante. Es una de esas personas que me encantaría más que conocer, ser su asistente personal. Me la imagino como Meryl Streep en The Devil Wears Prada versión literatura.

Deberíamos armar un club de lectura bloggero. Yo voy compartiendo mis lecturas con ustedes, sí se animan o las han leído, las discutimos vía la entrada. No voy a hacer de crítica literaria. Eso sí. Porque para ser alguien así se necesitan unas cualidades que yo no tengo. Esto sería como el Club de Lectura con mis amigos. Una opinión, sin ínfulas, sin esto ni aquello, sino simplemente con toda sinceridad, hablar de la experiencia de haber leído el libro. Cualidades, defectos. Describir la experiencia. Si fue buena. Si fue mala. Si recomendarían el libro, o si más bien lo mandarían al olvido. Dudas. Miedos. Sentimientos. Afirmaciones. Si por casualidad es libro de esos que golpean y cambian la vida.

Me encantaría empezar con Blue Label. Me falta poco para terminar. Se consigue en todas las librerías. Se lee rápido. El que se anote. Bueno. Plomo al hampa. Y como yo creo en la libertad de todo tipo, el que no quiera mandar su opinión públicamente, mande un mail. Aquí no se juzga, ese trabajo es de Dios y cuando yo apliqué para la posición, ya estaba tomada.

8 comentarios:

s dijo...

quizas puedas orientarme porque siempre me pregunte para los circulos literarios que define a un gran escritor... es la forma en como escribe, son los temas que tocan, es la forma que llega a conectarse con la gente que los lee... le reconocen capacidades tecnicas para articular parrafos?...

btw, porque es tan comun ver a los circulos literarios rechazar lo que se transforma en popular?...

LeonaCaraquista dijo...

Yo soy la primera anotada!
Amo leer y simpre estoy en la busqueda de un club de lectura apropiado a mi personalidad y/o estilo pero no he tenido suerte (bueee tampoco es que me he fajado a buscar, debo decir que tomar vino es uno de los 3 requisitos basicos de mi clun ideal) Hoy mismo compro Blue Laber que ya lo tenia anotado en la lista!
Soy igual que tu, tengo en mi mesa de noche cola de varios libros con el letrerito de "pendiente de leer" y hay unos que se le colean a los otros, y algunos quedan rezagados proque el animo influye en que tipo de lectura quiero hacer pero c la vie de mis libros... ellos me aguantan y me esperan... Eso si, de vez en cuando les paso un pañito húmedo para quitarles el polvo jejejeje
Pero no soy bloggera ni creo que lo vaya a ser en un futuro cercano... De vez en cuando te leo a ti, a Toto y a mi comadre Ira... pero hasta ahi llega mi fanaticada... Pero como dije antes, si el efecto es rumba/diversión/risas/amistad/pasarlabien/hablarpaja/ilustrarme/sermasculta/algunadelasanteriores empiezo el blog hoy!

Julieta Buitrago dijo...

Manuela:
Mi librero en el Centro Plaza me miró de arriba abajo como si lo fuese a contagiar de “mal gusto” por haberle preguntado por el libro… ¿tu has visto? ¡Se pasó!
Mañana empiezo… ¿Cómo vamos a resolver el tema de los vinos? ¿Todos con botella en mano y Skipe en un día y hora determinados? Jejejeje Cuando termine aviso…

Manuela Zárate dijo...

Jajaja. Buenísimo Leona. Ánimo. Si quieres lo comentas en tu propio blog. O lo comentamos aquí. Lo que tú prefieras. De verdad, la libertad es total. La idea es ponernos a leer y compartir ideas. No hay nada como discutir lo que lees. Es más, a veces, es increíble como discutiendo te das cuentas que a veces uno lee libros diferentes. Aunque tengan el mismo título.

s...qué define a un gran escritor. Wow. Esa una tronco de pregunta. No sé cómo responderla, aquí. Creo que da para un post. La voy a pensar mejor. Trato hecho.
Y en cuanto a lo popular. No sé. Yo en lo personal, no le tengo miedo a los best sellers. No me gusta Crepúsculo, porque no me gustan los vampiros. No me gusta John Grisham porque me cansó, más nunca me mostró nada nuevo. No me gusta Dan Brown porque me parece que es un irrensposable, pero le reconozco sus dotes de narrador. Mi rollo con él es más personal, ético, que otra cosa.
Ahora, adoro a Steig Larsson. Me parece fabuloso, genial. Adictivo. No he leído el tercero de la trilogía Millenium porque me da lástima que se acabe. Por ahora mantengo el misterio. Me encanta Carlos Ruiz Zafón, el español más vendido ultimamente, aunque considero que La Sombra del Viento es supeior a el Juego del Angel.
No sé. Yo creo que mucha gente le hace fo a algunas populares como para decir "yo estoy por encima de eso." Yo creo que cuando algo es bueno y es popular, es doblemente bueno. Sí da cosa, cuando cosas de mucha calidad, no lo son...o cuando cosas fatales como Dan Brown, pegan del techo. Pero bueno. El mundo es así.

Ira Vergani dijo...

yo quieroooooo pero lo quiero con vinos no virtuales valeeeee!!!

Ira Vergani dijo...

Por cierto acabo de empezar con Larsson y estoy pegada...

Manuela Zárate dijo...

Iraaa! Larsson es adictivo. Too much!!! Jajaja.

Iralyn Valera dijo...

Te sigo Manuela, voy por "Blue Label"