martes, 1 de junio de 2010

Filosofando Sobre la Vida


Estoy en una clase de ejercicios raros con mi mamá. La verdad es que son unos ejercicios, una especie de estiramientos para balancear el cuerpo. Alinearlo. Concentrarse. Poner la mente en blanco. En fin. Algo que tiene que ver con toda esa onda zen, yoga, ooommmm, que anda dando vueltas por ahí. Para esta cero macrobiótica, medio paranoica-neurótica-toma café con azúcar de verdad no con splenda-repite postre-solera verde-fumo de vez en cuando-amo el vino-si almuerzo mucho no ceno, mujer que soy, las clases vinieron como anillo al dedo. Aunque tengo que confesar, la primera clase sucedió lo siguiente.

El profesor con una voz que podría ser locutor de radio dijo:

"Ok. Cierren los ojos. Piensen en sus pies. En cómo están parados en el suelo. Piensen en sus piernas. En la distancia que hay entre ambas." Y así fue por todo el cuerpo hasta la cabeza. Cosa de unos diez minutos. Una especie de relajación de pie, un poco para ver cómo estábamos alineadas.

Y ¿qué pasó? Manu se ha desmayado. Sí señor. Primer día de clases. Baja de tensión. Cachetes rojos. Sudando frío. El profe que decía "acuéstate y pon los pies hacia arriba." El resto de la clase muertas de risa, porque "esta se desmayo."

Pues sí. Pero creo que para nadie es una sorpresa que yo estoy desbalanceada. ¿Hace falta leer muchas entradas para entenderlo? No. Y no me importa. Soy feliz con mi desbalance, aunque no está de más intentar corregirlo un poquito, porque después de todo, si necesito poner el piloto automático no me quiero salir de la carretera.

Lo irónico de todo es que para mucha gente yo soy desbalanceada y poco común. Intensa. Pero, yo sé que en el fondo soy mucho más "normal" que mucha vieja encopetada que se la da de perfecta, y en el fondo es una cachapera escondida. No que yo tenga rollo por eso, sólo que me ha pasado ya en repetidas oportunidades que el que me señala después tiene un prontuario que ni Denis Rodman.

Lo cierto es que yo ahora ando en una de equilibrio. De terminar de armar mi filosofía de vida. Porque creo que es fundamental tener una, para afrontar esto que nos han puesto por delante y que llaman vida. Que tiene cosas maravillosas. Que es una mierda. Que es todo. Y que no lo único que no es. Es fácil.

Creo que si uno no tiene filosofía de vida, es muy difícil enfrentar los retos que nos ponen en el camino. Sobre todo en esta ciudad. Porque como me dijo PK ayer, para ser normal en esta ciudad hay que estar un poco loco.

Lo cierto es que me quiero hacer una especie de guía. De cosas que tener en mente a la hora de la chiquita. A la hora de las decisiones difíciles, de los momentos de mierda en los que sientes que estás más solo que la una, que nadie te escucha. Para los momentos de duda. Para la incertidumbre. Como la que vivimos ahora. Esta que te hace sentir que el resto de la vida es algo así como un período de seis meses, porque más allá estás hablando de la eternidad. Para sobrevivir a esta ciudad, donde cada vez más uno ve gente sin principios, sin respeto por nada, sin valores. Donde lo único que importa es el dinero, la cartera, el carro, la casa dónde vives. Y quién eres, la persona no importa en lo más mínimo y queda relegada un segundo plano.

Pues para mí hay cosas más importantes. Y sí creo que uno tiene que cultivarse como persona. Sacar el ser humano que lleva dentro y tener una identidad Clara. Pero no nada más un dibujo de persona. Como soy médico, tengo tres hijos, un perro y me gusta trotar. Sino lo que va más allá. Lo que realmente nos define. Cuáles son nuestros límites. Nuestro alcance. Qué cosas me importan. Qué clase de persona soy. Qué estaría dispuesto a sacrificar y qué no.

Porque al final creo que tener eso claro, es lo único que te permite dormir tranquilo. Saber en dónde está tu lucha en la vida, y poder así reconocer tu éxito y tu fracaso. Y no sentir que ni tú le debes nada la vida, ni que la vida te debe nada.

Yo he pensado en las siguientes máximas, algunas sacadas de canciones, otras de versos, refranes, cosas que he escuchado aquí y allá:

- No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti.

- Lo cortés no quita lo valiente.

- Escucha la voz de tu corazón. (Mi mamá)

- No esperes a que otro haga por ti algo que te importa. (Mi mamá)

- Di lo que sientes. Pero si no tienes nada bueno que decir, mejor no lo digas.

- No uses descalificativos, sobre todo cuando peleas.

- Beauty lies inside the eye, of another youthful dream. Don´t go and sell your soul for self esteem. (Placebo)

- Tarde o temprano el sol siempre volverá a salir.

- No creo en las despedidas si no estás muerto. (Elefante).

- Llorar no tiene de malo.

- Carry on smiling, and the world must smile with you. (Canción pavosa)

- The show must go on. (Queen)

- Piensa mal, y no tardarás en ser paranoico y quedar con pocos amigos.

- Se aprende más cuando se pierde, que cuando se gana. (Mi abuelo a mi mamá)

- An ounce of pretension is worth a pound of manure (Steel Magnolias)

- Todo delirio de grandeza termina en infinita pequeñez.

- Cuando apuntas un dedo a los demás, apuntas tres a ti mismo.

- Ni un día sin leer. (Campaña de promoción de la lectura en España)

- Perdón. Por favor. Gracias.

- A heart that hurts, is a heart that works. (Placebo)

- La vida siempre tiene guardado un as bajo la manga. (Elefante)

- No arriesgarse sería el colmo. Un insulto a la libertad. (Elefante)

- Descansar es empezar a morir. (Gregorio Marañón)

- No hay pena que no mejore con algo de chocolate, vino y buena música.

- A palabras necias, oídos sordos. (Recreo en Kinder)

- No se trata sólo de poner la otra mejilla, sino que mucho más doloroso que devolver una cachetada, es el látigo de la indiferencia.

- Vive cada día como si fuera el último, porque algún día efectivamente, lo será. (Seguro alguien lo dijo por ahí, pero no sé quien exactamente)

8 comentarios:

Matilde Amorell dijo...

Se me ocurre que sería como crear tu propio personaje de novela.

Or@ dijo...

Yo agregaría:
No hagas nada que no te haga feliz, que no te llene, que no te identifique y en lo que no creas. Menos si es para complacer a alguién más. Después se te puede olvidar quién eres realmente.

Manuela Zárate dijo...

Mati, sí, es una buena técnica. Yo siempre ando tratando de crear mis personajes.
Ora. Me encanta. Es así. Es damasiado fácil perder la noción de quién eres.
Sabes estaba un poco depre esta mañana, hasta que leí tu comentario.
Gracias.

Alcy dijo...

Me encantó esta entrada.
Me parece que la última frase es de Steve Jobs.

Reproduzco parte de un discurso suyo, que procuro leer con frecuencia para no perder el camino... aunque no sé exactamente donde iré a parar porque no tengo claro que quiero, pero al menos estoy segurísima de lo que no.

"Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición. Ellos ya saben de algún modo en qué quieres convertirte realmente. Todo lo demás es secundario" Steve Jobs.

Manuela Zárate dijo...

Alcy. Amo ese discurso. Pero tanto que hace años se lo regalé a mi esposo montado en una caricatura. Sí. De verdad que ese hombre es increíble, no sólo porque lo haya logrado con Apple, sino porque alguien que piense así y viva así, ya sólo por eso se merece ser admirado.
Gracias por reproducirlo.

Ira Vergani dijo...

Como que a nadie le llamo la atencion lo de tu desmayo? que ganas no? el cuerpo es perfecto chama, refleja toooodo lo que sentimos conscientemente o no. Usualmente en estas cosas de equilibrarse, de conectarse con la tierra y con el cuerpo hay reacciones intensas. Espero que hayas estado con alguien que este preparado para manejar esas reacciones. Y espero que encuentres lo que buscas, nada como conocerse y llevar clara la filosofia y el fin o fines ultimos de nuestra existencia.

Me encanta la gente intensa e intensa en TODO lo que hace y siente, por eso disfruto muchos tus posts.

Y tus quotes pues estupendos, creo que si como mujeres y como mamas lograsemos vivir apegados a ellos y que nuestros hijos los aprendan estaremos realizadas!

Ira Vergani dijo...

Ah y guess what? Ya no posteo como esencialmente anymore...ya no hace falta, la esencialidad ya la llevo en mi no necesito escribirla... jejeje

Coraline dijo...

muy bueno!