domingo, 25 de julio de 2010

El Post que Nunca Fue

No voy a postear todo lo que acabo de escribir para el post de hoy. Es que a raíz de ese post surgió una idea, y prefiero guardármela para más adelante. En todo caso tiene que ver con esta reflexión que hago mientras un perro ladra con rabia, con esa rabia que está en el ladrido de los perros que pelean. Una rabia tal que logró el silencio de todos los que estamos en este café, que no es para nada pequeño y que me hace pensar.


Todos tenemos una historia. Todos. Todos tenemos un cuento. Un cuento que sale de lo común. Un cuento extraordinario. Algo que le arrancaría lágrimas al más duro, o risas al más nube negra de nuestros amigos. Todos hemos pasado una verguenza. Cometido un error. Tomos hemos callado justamente aquello que teníamos que decir. Todos tenemos un día en nuestra vida que quisiéramos borrar. Todos tenemos una película que nos llega, un libro que no pudimos terminar de leer, un pintura, una canción, un compositor, que tiene algo que lo hace nuestro. Todos tenemos una oportunidad que perdimos. Todos hemos sido ciegos, y sordos. Hemos juzgado más duro que lo que debíamos, y hemos sido débiles cuando la vida nos exigía entereza.


Todos hemos sentido cada uno a su medida, tristeza y desesperanza. Ganas de tirar la toalla y decir "no sigo más, no creo en nada ni en nadie." Tomos hemos bebido esa copa de más, porque era el único remedio, aunque no arreglara las cosas. Todos hemos querido de más, o tal vez no lo suficiente. Todos hemos herido, con plena conciencia, o por ignorancia. Hemos estado solos y acompañados. Hemos hecho algo por primera vez, y tenemos en la memoria un momento que no volverá, pero que regresa con el sonido de alguna música, o con un cierto olor que a veces queda en el aire.


Todos hemos sentido miedo. Angustia. Felicidad. Amor. Algún tipo de amor. Así haya sido solamente el propio. En algún momento nos hemos perdido y nos hemos encontrado. En algún momento hemos pedido una segunda oportunidad, y hemos sido injustos. Hay algo que nos hace únicos. Y hay algo que nos une a todos.


Por allí está mi búsqueda. La noche de hoy ha sido excelente. Es muy posible que haya llegado a este café, para quedarme.