viernes, 3 de septiembre de 2010

COSAS DE LA COTIDIANIDAD



- Bañarse. - Todos los días, porque si no me molestan los pies en la cama.


- Peinarme. Un día sí y un día no. El pelo rulo no se peina, porque te pareces a la Pantera Rosa cuando sale de la secadora.

- Rezar. Todas las noches, sino me despierto de madrugada.


- Besar a mi hija. Todos los días. Es que sí no perdemos las dos un día.


- Leer. Ni un día sin leer. Es mi lema desde que lo vi en una campaña española para promover la lectura. No puedo vivir sin leer. No puedo.


- Escuchar música. Todos los días. La vida tiene soundtrack, un día sin música es como si se hubiese detenido el tiempo.


- Escribir. Todos los días. Si no escribo se me acumula todo. Has visto como se pone la acera cuando no recogen la basura? Zona de desastre.


- Comer helado. Una vez a la semana. Es una regla que asumí no hace mucho tiempo. Comer helado mantiene el espíritu joven, sobre todo si es una barquilla. Nada como tener las comisuras de los labios empegostadas.


- Hacer ejercicio. Todos los días...un día sí y un día no...bueno, tres veces por semana...una vez por semana? Ok, ok...debería ser todos los día. Se hace lo que se puede. Soy floja por naturaleza. Voy a volver a correr. Algún día. El día que Forrest Gump el corredor vuelva a aparecer en algún lugar de mi alma. Por ahora sólo escucho al que tiene en las piernas la caja de chocolate.


- Comer chocolate. Todos los días. Nunca sabes si te mueres mañana, y yo no aguantaría morirme y que mi primer pensamiento en el otro mundo sea: motherfucker no me comí ese Toronto.


- Ver tele. Todos los días. Un ratico está bien. Yo veo Friends de lunes a viernes. The Office una vez por semana. No más. La tele embrutece. Es en serio. La apagas y se prenden tantas otras cosas.


- Leer la Hola. Una vez al mes. No está de más ver qué pasa en la vida de los famosos. Si Carolina de Mónaco sigue siendo feliz, que actriz española se está divorciando y que magnate italiano nos muestra su casa.


- Comer Carbohidratos. Todos los días. El tipo este Atkins se murió obeso. No me jodas. No confío en dietas que te mandan a suprimir algo por completo. La vida es demasiado corta. El pan es demasiado rico. Un poquito no le hace mal a nadie.


- Una copita. Mínimo una vez por semana. Con un poco de vino se ve la vida desde otra perspectiva, y es fundamental ver la cosas desde distintos ángulos.


- Bailar. Una vez a la semana, así sea yo sola con el Ipod. El esqueleto lo pide.


- Chatear por el teléfono. Motherfucking aparato. Es una enfermedad.


- Meterme en internet. Me dicen que cuando nací no existía internet. No había email. No les creo. Yo he usado esta vaina toda mi vida. Dios creo que al hombre, a la mujer, la dichosa manzana y la culebra, y lo montó todo en www.paraisoterrenal.com y cuando Adán y Eva mordieron la manzana, trataron de entrar a la página y les salía un error de password, windows les ofreció mandar un report, pero ellos decidieron no hacerlo y se pasaron para Mac. Ergo el logo con la manzanita mordida.


3 comentarios:

Vanessa D'Angelo dijo...

Como me haces reír!!! Menos mal estas escribiendo más seguido de nuevo.

Manuela Zárate dijo...

Vanessa! Gracias, qué bueno. Hacer reír es de las cosas más difíciles. Hago lo que puedo entre el montón de trabajo y las ganas de echar hacia adelante.
Y el dolor de espalda que ni te cuento. Pero ni modo ahí vamos.

Cariños.

Varo's dijo...

Este post estuvo genial. Frescura es lo que hace falta en este mundo (te apoyo en la lectura de la HOLA jejeje).

Saludos,

V