martes, 14 de septiembre de 2010

Odiado Buzón de Mensaje

Odio las grabadoras. Las odio. Yo me imagino que la que grabó el "al finalizar el tono tu llamada será atendida por el buzón de mensajes." estará un programa de protección especial, yo me la encuentro y mínimo le jalo el pelo. Nada más recordarme el timbre de esa voz me desespera.

Es que las contestadoras son puras mentiras. "Te devolveré la llamada a la brevedad posible." La primera mentira, empezando porque esa "brevedad posible" es tipo terminada de novio parrandero, una cosa que se puede interpretar de cualquier manera.

Por otro lado, uno se aprende las contestadoras de la gente a quien llama mucho. Están las apuradas, "déjametumensaje." no pueden ni siquiera decir "hola." Esas contestadoras me asustan, me hacen sentir que llamar fue un error, que interrumpí algo que además no sé qué es, que la persona estaba viendo el teléfono así como "¿Y qué quiere esta ahora?"

Después están las que son todo lo contrario, una lentitud, como si no te cobraran por la llamada, como una que tenía mi hermana:

"Hola, en este momento no te puedo atender, a lo mejor tuve que ir al banco y sabes que en el banco no te dejan tener el teléfono prendido, quizás estoy en el carro y yo no uso el teléfono en el carro, porque hace como dos meses me multó un honguito de Chacao y yo le reclamé, entonces me dijo que se llevaba la unidad detenida, entonces bueno, a lo mejor no te atiendo porque no consigo el celular en la cartera, sí yo sé, me debería comprar otra cartera, pero es que todo está tan caro, en fin, déjame tu mensaje, besos a todos por tu casa y cuídate."

A ella se le dejaba un único mensaje: "Coño chama, cambia ese saludoooooo!!! Joder." y casi siempre terminaba con "ahora no me acuerdo para qué te llamé."

Hubo una época que mi saludo eran mis sobrinitos, que con su voz de niño decían: "este es el teléfono de mi tía Manu, déjale tu mensaje." También me llovían los "ya no me acuerdo para qué te llamé" pero todo era, "demasiado cuchi tu saludo."

Otra contestadora que no soporto es la que sólo dice el nombre. Te sale algo así como: "Raquel Mosquera." Además la gente que tiene este saludo es como si estuviera dándole su nombre a la policía justo antes de que le tomen la foto esa del arresto. Escuchas el nombre y no has ni terminado de pensar en qué vas a dejar como mensaje y ya suena el pito. Entonces uno siempre termina dejando un mensaje de bolsa "Eeee... Raquel...sí, hola es Manu...esteeee, nada te llamaba porque dejaste aquiiiií...eeee, aja sí creo que se te quedó tu sweater en mi casa..." Me choca eso, si vas a tener contestadora deja un saludo.

Después están las contestadoras de vieja, como la de mi mamá, que cómo no sabe usar el celular entonces es algo así como "eee, ya? lo digo? ...ajá, te has comunicado con Fulana, por favor deja tu mensaje. Listo.....ahora a qué le doy?....ya? Se paró?....eso es todo..." Cabe destacar que durante todos los puntos suspensivos uno escuchaba las teclas del celular que la señora apretaba. Y no se le podía decir nada, porque si es te ocurría decir "mamá tu contestadora es un desastre, te salía regaño: "es que claro, USTEDES, no me enseñan a usarla."

Y ni hablar de las contestadoras corporativas. Las que te dicen cosas como: "Gracias por llamar a Fructos de Venezuela, si conoce la extensión márquela ahora, si no espere en línea." A veces suena musiquita, a veces no, a veces te dejan esperando. Esas se ve que son las baratas, las chimbas, las que le hacen a uno perder el tiempo.

Después están las que tienen diez mil tipos de números que marcar, "para comunicarse con ventas, presione el 1. Para comunicarse con mercadeo, presione el 2. Para comunicarse con recursos humanos, presione el 3. Para comunicarse con el almacén, presione el 4. Para hacer un pedido, presione el 5." Pero si no nombran el departamento exacto con el que quieres hablar, te confundes, le das a cualquier botón y te jodes, atiende alguien y te dice:

- Buenas tardes. - Y tú como bolsa. - Hola, sí estoy llamando porque hice un pedido y no me ha llegado. - Sí cariño, pero es que esto es mercadeo. Un momento.

Y te devuelven otra vez a la contestadora. Para que te jodas.

Y de último de las que más odio, son las que tienen música de ascensor y cada dos minutos interrumpen para decirte: "En este momento todos nuestros representantes están atendiendo a otros clientes, por favor espere en línea." Me provoca gritarle y decirle: espero que tus "representantes" estén atendiendo a otros clientes y no comentando el color de los mocos del hijo de la ventas, y ¿qué más quieres que haga además de esperar en línea? ¿Me voy a tus oficinas? ¿A hacer una cola de cuatro horas? Porque en Caracas no hay cola ¿verdad? Porque yo sí que me saco los mocos todo el día, ¿verdad?

Confieso que si me llaman y no atiendo escucharán mi voz diciendo el clásico "te has comunicado con el tal tal tal..." y yo prometeré al final devolver esa llamada. Pero lo más probable es que no lo haga. De hecho, he pensado varias veces en quitarle la careta a mi buzón de voz, y cambiar el mensaje por: "Te has comunicado con un cel que estará sin pilas, en vibrador o detrás de algún sofá olvidado, por favor no dejes tu mensaje, no es personal, es que no los escucho, odio las contestadoras, más rápido me contactas por twitter @manuelazarate."

Eso sería una contestadora sincera. No me quiero imaginar las mentadas de madre de mi familia, y los "¿qué coño te dio ahora con la contestadora?"

No es la contestadora, es que a veces es mejor un pelín de sinceridad. ¿No? Mínimo así no me podrían reclamar con, es que te he dejado mil mensajes.

2 comentarios:

Ira Vergani dijo...

yo no tengo! asi soluciono eso, o te atiendo o me mandas un email o un mensaje bb messenger

La Nena dijo...

Tambien odio el buzon de mensajes de Voz...Yo en vista de que su funcionalidad es nula, la desactive y solo dejo mensajes de voz en emergencias!