miércoles, 3 de noviembre de 2010

Sobre Relatos Escalofriantes de Roald Dahl


Este libro no estaba en la cola, lo tenía en la sección de Literatura Infantil y Juvenil que no metí en la cola inicial. De paso aprovecho para contarles que este Halloween le entré a Genealogía de Una Bruja, como para celebrar, y estoy enamorada de ese libro. Quiero ser bruja. Pero bruja de verdad verdad, estoy que voy con mi escoba y le saco placa en el ITTTRUW o como coño se llame ahora el Instituto de Tránsito Terrestre.

En todo caso hace ya varios días terminé esta joya de Roald Dahl. La verdad es que la imaginación de ese hombre es envidiable. Yo quiero ser como él cuando sea grande. En este libro de cuentos, Relatos Escalofriantes, nos da varios textos, cada cual más oscuro y más tenebroso. Confieso que después de leer el cuarto, Un Cuento Africano, me tuve que poner a ver un capítulo de Sex and the City porque sabía que si no me quitaba las imágenes de la mente no iba a poder dormir.

Este libro nos presenta 11 relatos en total. El primero Tatuaje, es sobre un hombre que se tatúa un cuadro en la espalda, y luego entra en una polémica porque le quieren comprar el cuadro y no sabe cómo hacer para venderlo.

Cordero Asado, es sobre un hombre que decide dejar a su mujer. Envidié a Dahl terriblemente con esta narración, porque la forma cómo enfocó la reacción de la mujer es brillante. Es algo que yo he estado tratando de hacer y la verdad que me quito el sombrero. Este cuento además es muy tenebroso, casi enfermizo.

Luego está La Máquina de Sonido, este es sobre un hombre que construye una máquina que le permite escuchar sonidos que están fuera de la frecuencia del oído humano. Puede escuchar por ejemplo los sonidos que hacen las plantas y las flores, hasta un árbol al caer. Este cuento les puede arruinar su experiencia con la flora, se los advierto. Es genial.

Le sigue Un Cuento Africano, sobre un aviador británico que se consigue a un viejo en una cabaña en un lugar desierto en África, en Kenya, si mal no recuerdo. El viejo está totalmente solo en su cabaña, tiene años sin hablar, y no puede evitar contarle al aviador una historia que lo deja a uno totalmente espantado. Aquí Dahl saca su lado fantástico, la verdad es que el don del hombre para imaginar, para incorporar esos elementos a su literatura y hacerte sentir que son totalmente plausibles, es increíble. Creo que de todos los cuentos de este libro, este es mi favorito.

Galloping Foxley es uno de esos cuentos que te mantiene en vilo hasta el final, y al final te quedas que no lo puedes creer. Lo más curioso es que es una de esas cosas que le podría pasar a cualquiera, además de que siempre puedes ir más allá, estirar el final y preguntarte si el autor no te habrá tendido una trampa más que sale de lo que efectivamente escribió.

El Deseo, es un cuento sencillo, pero encantador, sobre un niño que imagina que la alfombra de su casa es una especie de juego en que las manchas negras son unas serpientes que se lo van a tragar si las pisa. Creo que yo fui ese niñito alguna vez.

Está el cirujano, la verdad es que este fue uno de los cuentos que menos me gustó. El cuento en sí está bien escrito, es una gran idea y a pesar de que es uno de los más largos lo leí con interés. Sin embargo, el final no me gustó mucho. Me faltó ese “punch” al que me tenían acostumbrada los demás cuentos.

Ya terminando sigue Apuestas. Bárbaro el cuento, es un tonto que se pone a apostar dinero que no tiene en un crucero, y cómo busca una salida desesperada para recuperarlo. Como suele suceder con estas cosas el remedio es mil veces peor que la enfermedad.

El Campeón del Mundo, es el típico cuento sobre el resentido que quiere fregar al que tiene más que él, y ciego por ese sentimiento también comete una idea bastante estúpida. Este cuento es espectacular, tiene unas imágenes preciosas.

Cuidado con el Perro, me gustó al principio, pero creo que es uno de esos cuentos que le faltó un poco de desarrollo, al menos para mi gusto. Entiendo perfecto lo que quería hacer Dahl, pero no sé, me faltó algo que no puedo definir.

Y ya el último es Mi Querida Esposa, es un cuento divertido y no está mal, pero este y el anterior fueron los que menos me gustaron. No por nada, creo que eran idean fabulosas, pero me hubiera gustado un poquito más de desarrollo, de hecho lo que me tomó por sorpresa de este cuento es que cuando fui a pasar la página ya no había más nada.

En todo caso, los que puedan comprar este libro se los recomiendo. La editorial es Alfaguara. Serie Roja. Y es sencillamente espectacular.

Lo disfruté enormemente. Ahora estoy con Baruca de Numa Frías y con La Nieve del Almirante de Álvaro Mutis, libro del Club de Lectura Ama-gi. Ya les contaré.

No hay comentarios: