jueves, 8 de marzo de 2012

Día 6: Un Derecho de Admisión

Es una de las pocas fotos que hice durante todo el concurso que no tienen fondo blanco. En realidad ese mosaico es irresistible. Me fascinan los baños así. Además la puerta vieja, como de casa antigua, a mi modo de ver era una forma de sugerir que usualmente las mujeres no podemos llegar a dónde llegan los hombres. Nos hemos tenido que ganar el derecho de admisión.

En parte también por eso decidí que yo iba a estar fuera de foco y el letrero no. Es una forma de dar a entender (al menos eso quería comunicar yo) que las mujeres cuando nos metemos en el lugar de los hombres lo hacemos de esa forma. Despacio. Sin que sea demasiado obvio. Demasiado claro. Pero lo hacemos al fin. Un poco por eso la pose, el brazo en jarra. Como diciendo, aquí estoy, y de aquí no me muevo.

Creo que una de las cosas que no me funciona bien de esta foto es la expresión. Tal vez he debido mostrarme un poco más decidida. Pero el anécdota de esta foto es que este baño queda en un edificio y la encargada del condominio estuvo conmigo durante todo el proceso. Es la primera vez que alguien que no conozco bien, que no está involucrado en la foto me ve mientras trabajo y armo mi foto y pienso mi tema y estoy metida en todo mi proceso creativo.

Como son autorretratos la cámara está montada sobre un trípode y yo voy y vengo, ajustando la exposición, el ángulo, entre otras cosas. Esta foto no fue demasiado difícil de tomar, salvo por eso. Porque cada vez que iba revisar la cámara tenía que contestar las preguntas de la señora y vencer la pena.

No soy una persona penosa, pero para este tipo de trabajo sí que lo soy. Eso de hacer autorretratos frente a otra gente me de una pena enorme. A menos que esté agarrando el celular y me lo esté apuntando para tomarme una foto pendeja. En todo caso, esta foto fue un aprendizaje por eso. A veces las condiciones no son las mejores, te mueres de la pena, te ven como si fueses un bacalao inscribiéndose en el Miss Venezuela, y a lo mejor lo eres pero no lo sabes, no importa, igual tienes que seguir.

Yo aquí voy a hacer terriblemente honesta. Yo mientras hacía esta foto, todavía pensaba que tenía chance de ganar. Más adelante tiré la toalla. Lo que no quiere decir que haya dejado la competencia. Ya verán por qué. De hecho. Unas fotos tan terribles que las pienso rehacer.

Y de paso. Feliz Día de la Mujer a todas las lectoras del blog. Sigamos luchando porque en este mundo si no nos metemos en el lugar de los hombres. No logramos nada. Creo que todo ese tema merece un post aparte. A ver si las responsabilidades de hoy me dan tiempo para escribirlo.

No hay comentarios: