jueves, 2 de mayo de 2013

Discutir a Orwell


Yo he evadido muchas cosas en este blog. Y el tema político no es algo que se me haga fácil. Me toca muy de cerca. A veces me cuesta expresar lo que pienso. Y sí. Lo voy a decir. Me da miedo. Me dan miedo un montón de cosas. Porque yo también aprendí el miedo. Porque yo durante mucho tiempo también pensé que en mi burbujita, en mi Suiza mental iba a ser más feliz.

En todo caso esta semana con lo sucedido con María Corina y los demás diputados, me he sentido tan conmovida, que creo llegó la hora de decir ciertas cosas. Por otra razón. Se nos acaban los espacios. Mi esposo detesta el twitter, porque dice que es una pérdida de tiempo. Y sí, tal vez tenga razón. Es una pérdida de tiempo twittear sobre el desayuno que nos acabamos de comer o el café que ansiamos y no podemos tomar. l. Pero, también es una vía de escape, y es una herramienta para el que lo sabe usar. Ni hablar que es de los pocos espacios que nos quedan, no quiero atreverme a decir que el único. Pero eso será pronto.

Son las redes sociales las que han cambiado la forma de hacer política. Son gracias a ellas que se está dando a conocer al mundo lo que ha sucedido en la Asamblea. Quién sabe cómo hubiese reaccionado el país, si las patadas que le dieron a María Corina no hubiesen tenido un efecto casi viral en la red. Y claro que tiene su lado malo. Yo confieso que llamé a verificarlo, porque también hemos leído mentiras, horrores, y se mandan a volar rumores que se hacen mucho daño.

El caso es que creo que para mí como escritora, como venezolana, como hermana, me llega un momento nuevo. Creo que si uno escribe, y tiene un talento, y tiene una visión de las cosas, tiene también una responsabilidad.

Mi vida es promover la lectura, porque creo que así promuevo el pensamiento crítico y la libertad. La libertad interior. Esa es mi lucha y allí me voy a quedar. Y del mismo modo quiero alzar mi voz, y dejar claro que en este momento lo hago por eso. Y que cada vez que menciono un libro.

Quiero lanzar una idea: armar un club de lectura para discutir a George Orwell, la Granja Animal y 1984.  Podemos hacer más de un grupo de discusión. No es sólo leer la obra. Es discutirla. Es hablar sobre ella. Y quiero llegarle a los jóvenes. Mientras escribo esto me vienen a la cabeza otras ideas. Las voy a ordenar y les comento. Pero creo que llegó la hora de que hagamos cosas, creativas, y que ayuden a la gente a abrir los ojos. Y no es algo que se acaba con la caída de un gobierno, o de una forma de gobierno. Es algo que tiene que seguir.

Mi lucha es desde la cultura, y por eso quiero darla. Entre tantos mensajes que he recibido estos días, una amiga me dijo, cada quien lucha en su flanco. Es verdad. Yo no sirvo para hablarle a las masas, ni tengo eso de ser político, pero, yo sé escribir. Coño, sigo aprendiendo pero sé escribir. Y ahora es que estoy empezando.

Así que recapitulando, armemos círculos de lectura para discutir a Orwell. Vamos. Que ahora es cuándo. ¿Quién se anima?

7 comentarios:

Simon dijo...

"Ahora es que estoy empezando". No. Se dice "Ahora es cuando estoy empezando". Creo que quienes aspiramos a crear opinión e intercambio de ideas, debemos ser cuidadosos en el uso del idioma. La mayor falla de nuestro sistema de educación es que la enseñanza del idioma es precaria y no estimula la lectura. Un pueblo que no conoce su idioma y no lo maneja con suficiencia, es fácil víctima de manipuladores y de políticos inescrupulosos, pues es incapaz de saber cuándo le mienten.

Simon dijo...

"... el tema político no es algo que se me haga fácil". Al contrario: nada más difícil que ser apolítico; yo diría que es imposible. El que elige la inactividad o la abstención con base en el argumento de no interesarle la política, se declara conservador del status quo y trabaja -sin saberlo -para mantener en el poder a quien lo detenta.
En cuanto al miedo, lo creo necesario: Lo importante es no inmovilizarse ante el miedo sino actuar contra lo que te lo produce. El que actúa ante el miedo es valiente; el que actúa sin miedo es un temerario.

Manuela Zarate dijo...

Así es Simón. Gracias por la corrección. A veces me sucede, que escribo como hablo, es lo díficil manejarse entre las dos cosas. Pero es así. En cuanto a lo de la política, mi problema es que siempre he evitado el tema aquí en el blog. Por distintas razones. Pero tienes razón, el tema no es no sentir miedo sino enfrentarlo.

Anónimo dijo...

Simply desіre to say your article is aѕ astonіshіng.
Thе clearness to yоur put up іs simply nice and i сan
thіnκ yοu're knowledgeable on this subject. Well along with your permission let me to grasp your feed to stay updated with impending post. Thanks one million and please carry on the rewarding work.

my web-site Http://Www.Sfgate.Com/Business/Prweb/Article/V2-Cigs-Review-Authentic-Smoking-Experience-Or-4075176.Php

Nina dijo...

Te acompaño en la lucha. La cultura es el arma más poderosa. Si alguien la hubiera usado como herramienta antes, no estaríamos aquí metidos.

Ricardo Bada dijo...

Hola, Manuela, te escribo desde Colonia, en Alemania, y me gustaría enviarte un texto mío publicado hace tiempo, acerca de Orwell, y que creo que te va a interesar bastante, según deduzco de la lectura de este texto tuyo. Puedes enviarme un email a esta dirección:
r.bada.hansen@gmail.com
Gracias, y feliz domingo (acá ya lo es). Vale.

Unknown dijo...

¿Cómo vas con el club de lectura entorno a las obras de Orwell? la idea es bastante buena. ¿Qué tipo de apoyo necesitas?