miércoles, 26 de marzo de 2014

Nadie sabe el país que tiene, hasta que está a punto de perderlo. Nadie sabe el poder que tiene su voz, hasta que están a punto de callarla. Nadie sabe el valor que tiene, hasta que está a punto de ser sometido a través del miedo. Nadie sabe la fuerza que tiene, hasta que el único recurso que le queda es no rendirse.