jueves, 12 de junio de 2014

Día 11: Una canción de la Banda Sonora de tu película favorita


Mi cultura cinematográfica es bastante escasa. No soy de esas personas que se sabe directores y todos los detalles de una película. Me enfoco en la parte narrativa más que todo, aunque desde que estudié algo de fotografía me fijo en otras cosas y detalles de la parte visual. Colores. Composición de tomas. Aunque eso no hace un experto, simplemente aprecio las cosas de otra forma, como sucede con el arte a medida que uno aprende y experimenta cosas.

No tengo una película favorita a muerte. Sin embargo, la primera que me vino a la mente, sobre todo al tener que relacionarla con una canción fue The Breakfast Club (El Club de los 5). La vi por primera vez en el internado. Mis amigas americanas insistían en esta película que ya tenía por lo menos diez años en ese entonces. La vi una vez y quedé impactada. La veíamos todo el tiempo. Hasta el punto de aprendernos partes.




Esa película es genial. Es sobre un grupo de adolescentes que el director de un colegio deja castigados un sábado por distintas razones que se van descubriendo a lo largo de la película. Encerrados en la biblioteca él director les pide que escriban un ensayo que explique, ¿quién crees que eres?

En realidad el argumento de la película es justamente el intento de los personajes por responder esa pregunta. Cada uno de ellos, son cinco, representa un estereotipo, el deportista, la popular, el nerd, la rara, el delincuente. Poco a poco van saliendo a la luz sus historias y creo que una de las cosas que más me gsuta, es que a pesar de las diferencias van consiguiendo puntos en común. Cada uno en la lucha por ser alguien distinto y a la vez pertenecer a algo, a un grupo, a un colegio, a su propia vida. Es una película que hurga en los componentes de la rebeldía adolescente y la búsqueda de la identidad.

En esta película está una de mis frases favoritas: “When you grow up, your heart dies”. (Cuando creces tu corazón se muere).

Una de mis preocupaciones es esa, la búsqueda de la autenticidad.

El Educador Musical siempre dice que la canción principal de esta película es el tema que U2 nunca escribió. Es de la banda Simple Minds. Una banda que me fascina. Creo que originalmente le ofrecieron a Bruce Springten cantar esta canción y él dijo que no.


Además debo decir, esta canción  me recuerda a mi club de lectura. Y definitivamente es la principal de nuestra banda sonora, porque en el fondo nos parecemos mucho a ese club. Cada uno en su luchar por llegar a ser quien. Yo de vez en cuando la escucho y se las dedico aunque no me oigan.  

No dejen de escuchar la carta que El Club de los 5 le deja al director. Está en inglés, voy a intentar traducirla, es sencillamente genial, creo que tiene mucho que decirnos a todos. 

Sin duda esta película no deja de asombrarme. La veo de vez en cuando. Creo que es de esas películas para que los hijos vean en la adolescencia, pero sin nosotros los padres, incluso que piensen que nosotros no sabemos que la vieron, que se identifican, ni que nosotros lo hicimos o tal vez lo seguimos haciendo. La rebeldía necesita su espacio. Hay que respetarla. 

Chapeau John Hughes, dónde quiera que estés, y gracias.