sábado, 14 de junio de 2014

Día 13: una canción que te recuerde un amigo que ya no está en tu vida




Una historia un tanto extraña. Una época de mi vida en que estaba muy perdida. Una persona que yo pensé estaría ahí para mí. Luego, cuando las cosas comenzaron a salirme bien, cuando en vez de soltar la otra mano para caer en el hoyo recuperé la fuerza para intentar salir, la amistad comenzó a fracturarse. Juicios. Comentarios. Como si la vida fuese una competencia.

No soy una persona competitiva en general. Aunque a veces me dejo llevar por un mundo que quiere convencernos de que esto es un todos contra todos, yo no lo creo así. Creo firmemente en que la gente que va derecho y se esfuerza logra lo que quiere, lo que no implica que no haya sacrificios que hacer. Ni esquinas por las que girar, gente que dejas atrás, caminos que no tomas, muchas cosas que dejar ir.

Yo soy muy abierta y tengo todo tipo de amigos. Hago mi mayor esfuerzo por no juzgar. Lo que me molesta es la gente deshonesta y la gente que usa a los demás, que deja que la envidia y el resentimiento se interponga en cada camino en su vida. Me he dado cuenta que esa gente, aunque tenga muchas cosas materiales siempre está vacía. Nunca tiene nada bueno que ofrecer, ni que decir, siempre está viendo qué criticar y te juzga.

Es triste ver cómo alguien en quién confiabas de pronto te da la espalda. Te usa. O peor, se quiere meter en tus sueños, o para vivirlos por ti, o para aprociarse de ellos. Yo con esas cosas soy implacable. De resto no me importa, ni la condición social, ni el color de la piel, ni el credo religioso, ni la orientación sexual, como le digo a mi hija, lo que importa en la gente es el color del corazón.

Esta canción me recuerda una persona cuyo color de corazón no supe ver.


Uno de mis defectos es que confío demasiado en la gente. Esto tiene un precio. 

2 comentarios:

Krn dijo...

En la vida se ven muchas cosas y de cada cosa se aprende. Es cierto que nos duele dejar personas atrás o a un lado, pero al final se vive y a veces se vive mejor.

Siempre te leo, me gusta tu estilo, tu forma de escribir. Espero tener tu libro en mis manos algún día.

Tomo prestada tu fase: lo que importa en la gente es el color del corazón.

Manuela Zarate dijo...

Muchas gracias amiga! Esa frase se la digo ahora a mi hija.

Me encanta tu mensaje, porque estaba pensando en borrar todo el libro. En un momento de dudas. Pero no, superado, sigo trabajando. Espero sacarlo pronto. Trabajo duro! :D

Mil gracias, tu comentario hoy me salvó la vida.

:D