jueves, 5 de junio de 2014

Día 4: Una canción que te calme



Las primera dos canciones que pensé son de bandas que me han traído discusiones con el Educador Musical. Una es de Snow Patrol: The Lightning Strike. La otra es de Radical Face, se llama Wrapped in Piano Strings. En realidad me calman de alguna forma, pero las letras son bastante intensas. Así que pensé que dentro de todo no eran las adecuadas para la asignación del día. En el caso de Wrapped in Piano Strings, es alguien que habla desde la muerte, es bellísima la canción, y en cierta forma sí me calma, pero preferí escoger otra cosa. 

La discusión con el Educador Musical es que estas bandas “lo cansan”. Después de un rato todo es igual, Sonw Patrol se pone monótono y fastidioso y el prefiere Electric Presidents que es con los mismos integrantes de Radical Face. Son cosas de él, a mí ambas bandas me encantan.

En cuanto a la canción de hoy escogí The Promise de Tracy Chapman. Esa la escogí en el primer Playlist que le hice a mi primera hija antes de que naciera. Se la ponía y se la cantaba lo más que podía. Me fascina Tracy Chapman. Su voz. Su instrumentación. Su poesía. Su visión del mundo. La forma que tiene de decir tantas cosas sobre tantos temas con sus canciones, jamás un mensaje vacío. Tiene además una forma de crear imágenes, que como escritora valoro muchísimo. Mi canción favorita en el mundo es de ella, pero no la digo por si toca más tarde.

The Promise es una canción que empieza diciendo que siempre hay un lugar en el corazón para ese alguien especial. Alguien que te espera y que recordando su beso, su tacto, su abrazo cálido, encontrarás el camino de regreso a esa persona.

En un momento dice “si sueñas conmigo, como yo sueño contigo, en un lugar que es cálido y oscuro, en un lugar donde puedo sentir el latido de tu corazón”. Siempre imaginé que así se sentirían mis hijos dentro de mí, y que yo los sentía así. Esta canción representa esa seguridad que nos da recordar a nuestros padres. Además siento que el poder de esas palabras y promesas, porque los padres a veces tenemos que alejarnos de nuestros hijos, y nuestra labor consiste en enseñarlos a volar solos, pero jamás los vamos a dejar y siempre de una forma u otra volveremos a ellos.


Al final de la canción dice, estaremos juntos de nuevo, en el lugar donde terminan todos mis viajes, si puedes hacer una promesa, una que puedas cumplir, yo prometo regresar por ti, si esperas por mí, y dirás que tendrás un lugar para mí en tu corazón. Un lugar para mí en tu corazón.