jueves, 15 de enero de 2015

Sobre las declaraciones de el Papa

No entiendo las declaraciones del Papa en cuanto al ataque a Charlie Hebdo. No las entiendo y las cuestiono. No estoy de acuerdo con eso de que "si alguien ofende a mi mamá puede esperarse un puñetazo". Pues no habla por mí. Si alguien me ofende, a mí, a mis creencias, a mi familia, a cualquier cosa que considere sagrada puede esperarse una denuncia, un debate, cualquier respuesta que no implique una agresión física, pues eso no solucionada nada. No creo en límites en la libertad de expresión, creo que así como se debe respetar una Fe, quienes la profesan tienen que entender que sus creencias para otros no son sagradas, y esa es la base de la tolerancia. Es muy fácil hablar de ser tolerante pidiéndole a otro que no se exprese, que se calle, que no ofenda, más complejo es aceptar que la verdad del otro es distinta, la perspectiva, la visión y sí, lo sagrado. Y que si la tolerancia no implica aguantar insultos, sí exige una forma de defenza que no caiga en ofender al otro.  No me identifico con estas ideas y las considero peligrosas. Gran cantidad de abusos se han cometido limitando a la gente en su derecho a denunciar y se enmascaran regímenes que censuran hablando de lo "conveniente" "responsable" que es expresar tal o cual idea. Del mismo modo, el apaciguamiento de los pueblos sometidos por poderes absolutos y autoritarios llega cuando se limita a las personas, principalmente su derecho a expresar sentimientos negativos como miedo, frustración y angustia. Yo me pregunto entonces si el Papa está de acuerdo con los azotes del bloggero en Arabia Saudita, porque las autoridades allá consideran que agrede su fe. Dónde se pone el límite? Quién lo pone? 

2 comentarios:

sh dijo...

aca durante los ultimos 10 años se habia mostrado como opositor al regimen, criticando la corrupcion... llego a papa y se saco fotos con todos los corruptos y se mostro su amigo.. un politico mas, una gran decepcion.

Manuela Zarate dijo...

En nombre de la tolerancia se abrazan con los más intolerantes. Tú me dirás.