lunes, 13 de abril de 2015

Sobre una propaganda política

Esta mañana escuché una propaganda en la radio en la que una madre y un hijo entablaban el siguiente diálogo:

- Ay hijo estoy muy triste con la noticias en los periódicos sobre los presos políticos.
- Tranquila mamá! Vamos a ganar las parlamentarias y se promulgará una ley para liberarlos!

Me indigna la ligereza, la poca seriedad. Hay que ser honesto con la gente, hay que hablar claro, votar en las parlamentarias es fundamental, es necesario, ganarlas es clave para nuestro futuro. Pero lo cierto es que de hacerlo eso sería apenas el comienzo de una lucha muy ardúa. Esto no es un tema de "tranquilos que el equipo gana". porque lametablemente no es seguro que se pueda promulgar y ejecutar una ley como esa, que primero tendrían que darse una gran cantidad de cambios. La democracia no es el control de un poder. Ganar el parlamento sería el camino para intentar refundar el país buscando renovar los demás poderes públicos, pero creo que a quince años de atropellos sabemos que eso no va suceder de un día para otro.

El país se nos derrumba. Se nos cae a pedazos. Entre la violencia y la diáspora uno tiene que levantarse todos los días y hacer un esfuerzo sobrehumano para echarse encima la esperanza, para no tirar la toalla. Uno se agarra de ciertas cosas e intenta no desvanecerse.  Pero honestamente, de ahí a que un partido  presente el hecho de ganar unas elecciones críticas, relacionándola con la tragedia de los presos políticos que causan una herida social tan profunda, que implica que todas esas familias están destrozadas, cuando lo que nos estamos jugando es el futuro. Un futuro que bien puede ser una transición hacia una democracia (como democracia entiéndase separación de poderes y sistema de pesos y contrapesos en los poderes públicos y respeto a las garantías constitucionales y demás leyes. Un estado de derecho), o la profundización de un proyecto totalitario en el que todas las libertades estarán restringidas y en el que se busca anular al ciudadano como individuo. Donde sólo se va a poder vivir en silencio, humillado y sin posibilidades de movilidad social de ningún tipo. Donde todos los aspectos de nuestras vida, desde la salud, la educación, el deporte, hasta la cultura estarán supeditados a la aprobación del gobierno, sea algo para tomarse tranquilamente, me parece grave.

Yo termino la propaganda poniéndome en los zapatos de esa mamá, que asumo que le responde a su hijo, "pues no hijo, no me puedo quedar tranquilä. Porque sí. yo espero que vamos a ganar las parlamentarias, y deberíamos hacerlo si las elecciones son transparentes, pero eso no es suficiente. Necesitamos mucho más. Llevamos más de una década en esto, ya está bueno de pensar de que unas elecciones lo resuelven todo.

1 comentario:

Maria C Garcia dijo...

No he escuchado la propaganda pero me enferma la ligereza conque la oposición piensa que ganar las parlamentarias es pan comido simplemente porque este gobierno no se aguanta mas. En primer lugar no es pan comido, el CNE lo maneja el gob a su antojo y discreción, y honestamente si yo fuera ellos hago todo lo posible por ganar. (porque tienen mucho que perder). En segundo lugar no es cierto que este gob se este cayendo. A pesar de los pesares , inseguridad e inflación, allí están… gobernando como si nada, El sr viajando y de cumbre en cumbre. Que todavía los países chupacabras apoyen al gob contra la sanción justa de USA dice que todavía apuestan a ganador. A mi me gustaría que la sra de la propaganda dijera: "hijo, tenemos la oportunidad de votar y debemos hacerlo aun sabiendo que es posible que no las roben. Cuidar el voto será vital y para eso debemos prepararnos. Es la hora de estar unidos y luchar por nuestros derechos". Seria mas honesto con la gente que quiere salir de este agobio. Siempre digo que debemos saber a lo que nos enfrentamos y no creer que somos mas listos, porque realmente sistemáticamente nos vienen fregando sin compasion alguna. (por decirlo elegantemente)