lunes, 15 de mayo de 2017

Tu pana el enchufado

Esta es nuestra triste realidad: todos conocemos un enchufado. Es decir una persona que se amarró al gobierno para hacer negocios millonarios e ilícitos. Lo más triste de todo es que la red de enchufados es tan grande, que no sólo todos conocemos un enchufado, sino que conocemos a más de uno y además todos tienen mayor o menor grado de enchufe, desde el que directamente tiene un puesto en el gobierno hasta el que hizo negocios con uno de estos seres. Sí, los hay que robaron hasta pasar de un modesto apartamento en el oeste de la ciudad, hasta llevar una vida en Miami que hace que las Kardashian parezcan carmelitas descalzas.

El chavismo repartió tanto dinero que en Venezuela se vieron cosas absurdas e inenarrables, el whisky que se tomaba, la calidad y la cantidad, los carros que se manejaban, los aviones que llegaban a los aeropuertos privados, las casas que se construían. Desde la Hummer hasta el famoso caso del funcionario que bebió un Chateau Petrus de 17000 Euros en París como si fuera Frescolita frente a los sommeliers horrorizados, se llevó el derroche a un nuevo nivel. El país despilfarraba su patrimonio, como ya lo había hecho antes, con la diferencia de que en medio de esa nueva orgía petrolera no se construía nada, ni se educaba a nadie, no se invertía, ni se producía, sino todo lo contrario. Se expropiaba, se destruía, se marginalizaba y había que ser un tonto para no darse cuenta o un ladrón para hacerse el que veía otra cosa.

Me pasó más de una vez estar con alguien que se llenaba la boca hablando de valores y honestidad, para luego enterarme de que su esposo manejaba negocios con el gobierno. A lo largo de estos años muchísima gente se escudó en argumentos totalmente vacíos para justificar sus marramucias, una de las más espantosas: es que si no lo hacía yo otro lo iba hacer. Al final cada quien escogió una forma de lavarse las manos, esposas culpando a los maridos, como si ellas fueran lobotomizadas y tontas, o a los suegros, o a los jefes o a la circunstancia,  mientras el país se nos iba derrumbando y ellos con su suciedad operando el buldócer.

Llevo años discutiendo, peleando y luchando porque no me siento a la mesa de un enchufado, ni con un enchufado. No me interesa hacerles carantoñas, ni risitas, ni mucho menos me dejo engatusar por excusas con las que me quisieron presionar, “es que él es super pana”, “es que es mi amigo de toda la vida”, “es que…”. Me tuve que calar críticas, me llamaron radical y hasta grosera porque me indignaba y me quitaba el sueño encontrarme a cada rato con esta gente que nos saqueó el país, que colaboró para que nos quedáramos sin futuro. Hoy por hoy no puedo ver una noticia de que no hay medicinas o alimentos en un hospital porque inmediatamente pienso en las botellas de champaña, en las carteras, los zapatos, los carros de estos engendros en lugares como Miami. Me lleno de impotencia, de asco, de incredulidad, qué clase de seres son, y nosotros cómo permitimos y excusamos eso durante tantos años, como es que todavía hay gente buena que los escuda y los perdona y no es nuevo, no es de la semana pasada y no son sólo los ex ministros de Chávez, es mucha otra gente.

Desde hace unos días se puso de moda el “escrache”. No seré yo quien tire la primera piedra contra quienes demuestran una frustración sincera y justa cuando ven en su cara lo que describo anteriormente. Muchos venezolanos están hartos de la burla, la humillación a la que nos han sometido quienes robaron a sus anchas durante años. No es sólo un daño material, es un daño moral. También muchos venezolanos han dado la cara, se han quebrado familias y roto amistades porque hubo quién no estuvo dispuesto a aguantar cerca de un enchufado. Este fenómeno se ha visto fuera del país, porque en gran parte el saqueo fue para luego llevarse lejos lo que se robaron, pensando que en otro lado ni la moral, ni la justicia, ni Venezuela los alcanzaría. Pero mucha gente se fue del país a pasar un trabajo indescriptible. El que hable de que quienes emigraron están cómodos no tiene ni la más remota idea de lo que habla. Los únicos cómodos son los que tienen tanto dinero que ya ni cuenta se dan de cómo lo gastan y que pensaron además que su nueva fortuna serviría para comprar consciencias y silencio del país al que destruyeron. Chavez y su combo no destruyeron al país solos, tuvieron mucha ayuda y de gente que se tomaba fotos con su gorrita tricolor, pensando que el resto jamás se daría cuenta de ese juego. 



Sin embargo, sí quisiera saber si quienes hoy están tan eufóricos aplaudiendo los escraches y mandando a la gente a que escrache: ¿qué va a pasar cuando te llame en tu cumpleaños tu pana el enchufado? ¿Le vas a pedir que devuelva lo que se robó o que se guarde su felicitación? ¿Qué vas a decir cuando te inviten a ese matrimonio? ¿Qué es tu pana de toda la vida? ¿Qué a él si no lo puedes juzgar? ¿Ahí sí te darás cuenta que no eres Díos o serás consecuente con lo que predicas? Cuando estés sentado en una mesa y llegue ese ser que hizo un negocio con uno de los tipos más aberrantes que concibió este régimen, ¿qué vas a hacer? No digo que le grites, ni que le pegues, no hablo de puputovs, ni de escenas exageradas, sino de dignidad, de no prestarse, no hacer el juego, ser consecuente. Me pregunto si irás más lejos, si al menos le emplazarás a que devuelva lo habido ilegalmente, a que repare el daño, a que de la cara. Si le dirás que no es suficiente su supuesta obra social, que con eso no se lava las manos, porque no se vale saquear un país y luego tirar de limosna lo que te sobra. Yo me pregunto si realmente vas a tener las bolas de negarle el abrazo, porque si la respuesta es no, si todavía lo tienes en WhastApp y se comparten fotos de marchas, y de los niñitos, si le das like a sus fotos y se dicen cosas cariñosas, mejor no mandes a nadie a escrachar a otro, al  final de cuentas la doble moral también nos trajo toda esta destrucción.  Si de verdad quieres que el país cambie empieza por exigir que devuelva lo que se robó tu pana…el enchufado.  

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Estay de acuerdo en parte contigo pero se te olvida que todo esto viene de un pasado heredado no muy lejano. Se te olvido que siempre hemos tenido gobiernos corruptos y sociedad permisiva. Que cualquiera es mejor que esto que tenemos? Si, que hicieron más? Si..que a lo mejor robaron menos?...no estoy tan segura. pero igual robaron. Te auerdas de los apóstoles de Carlos andres? Y de que nunca la sociedad los veto y que en todos los gobiernos robaron y dejaron robar y habían muchos enchufados..nadie se perdio una fiesta adeca, etc.no lo justificó ni lo apruebo pero lo que es del cesar al cesar. Tenemos poca memoria.

Juan Bautista dijo...

Difícil pero no imposible el dilema que se plantea em este escrito. Un poco más allá del rechazo a la amistad y al compartir estaría la obligación de la denuncia y de poner a la orden de la justicia a quienes fueron activos en la corrupción en nuestro país. Muchas cosas de la vida nos marcan de acuerdo a como respondemos a cuestiones como estas. Voy a estar muy atento a mis propias reacciones. Saludos

Anónimo dijo...

A Blanca Ibáñez años más tarde la abucheaban en Miami. El guiso siempre existió pero este nivel, no tiene nombre. Y que tal los estudiantes fantasmas con los cupos Cadivi?

Anónimo dijo...

Por lo mismo que hay poca memoría, es que sigue pasando lo que está pasando . Indistintamente de que siempre ha existido la corrupción, en esta V República se han llevado la bandera en corrupción, ladronismo, bandalismo, crímenes, violación a los derechos humanos y, pare de conta; los malos calificativos se extienden más allá de los enchufados que puedan existir .
Sin mas palabras

Anónimo dijo...

Ciertamente en Venezuela siempre ha existido esa cultura de aprovechamiento, dinero rapido y facil y de ser mas vivo que el otro. Esto es lo que nos ha llevado a la larga a nuestra realidad actual. El que este libre de pecado que tire la primera piedra, pero el que pecó debe arrepentirse de corazón y tratar de enmendar el daño hecho. Yo espero que este sacrifico de muchos valga la pena y que cuando salgamos de esto no se repitan los mismos errores. Porque este cancer esta arraigado en todos los sectores y hay que acabar con el para reconstruir la nueva Venezuela!
Cristina Papini

Jardines la Suiza dijo...

Bien dicho pero q haces cuando la autoridad es corrupta y en un lugar donde no hay justicia?

Gizelleina dijo...

No hay comparación .. De Chávez para acá .. Se constituyó LA HIPÉRBOLE ,, EL PANTAGRUELISMO de la Corrupción no debe haber piedad con esos seres , y todos sabemos que medios y personas estan en tal categoría, Ser "Blando" es ser cómplice !

Cindy Herrera dijo...

Vamos a seguir con el tema de la IV. Eso ya es pasado! Tenemos 18 años de chavismo...El presente es el amigo enchufado. Fin

Rubs dijo...

El que ignora lo hecho en el pasado está condenado a repetirlo en el futuro. Así que absolver la IV de su cuota de culpa en todo este peo seria no haber aprendido nada. Estos malditos del PSUV no aparecieron por arte de magia, hubo un cúmulo de circunstancias y hechos que permitieron su nacimiento. Así que sí, vamos a seguir con el tema de la IV

El Aguevoniao dijo...

http://aguevoniao.blogspot.com/2017/05/senales-raras-de-cambio-en-venezuela.html

Ahh.K.Rhajjo dijo...

!No avanzamos ni un centimetro.....el problema no es la flecha....es el indio..!

Anónimo dijo...

Hay que entender y preservar la historia, hay que aceptar que Chavez fue el resultado, la creación por consecuencia de los gobiernos corruptos anteriores. También hay que reconocer que a pesar de la corrupción de los gobiernos anteriores, ellos no destruian, no regalaron al pais, y no acabaron con la libertad del pueblo, y eso hace una diferencia grande, no que se les debe perdonar, pero si tomarlo en cuenta.
Yo espero que los venezolanos aprendan de esta pesadilla y luchen por ser mejor, porque la honestidad y patrotismo dominen, una vez que salgan de este régimen.

Luisa Mayorca dijo...

1000% de acuerdo con Rubs y con lo que dice el "anónimo". Hay veces que vale dejar el pasado atrás totalmente, pero en materia país, el Presente es como es, porque el pasado fue como fue. Y estoy que le agradezco a La vida estar viviendo "esto" que es una ayudadita para depurar mi entorno y mis afectos. Definitivamente los tiempos de la IV trajeron estas tempestades.

Anónimo dijo...

Tendrías razón, si estos a quiénes tratas de justificar, rememorando a los *roba gallinas" de la IV. Este Bodrio que Gobierna al país en estos últimos 18 años no tienen parangón en la escalas de los inmorales.

Unknown dijo...

Hermano saludos. Y que te parece si empezamos a dar nombres, apellidos y cargos de esos "Enchufaos" para que este excelente análisis en realidad retumbe y se pueda cumplir con el "Efecto Deseado" de tu escrito y que creo que es el verdadero mensaje entre líneas. Ya es hora de ponerle rostro a los que han destruido a nuestro país, en especial aquellos que roban sin ningún tipo de impunidad, pero sin ser visibles, a la sombra de los grandes corruptos, los que critican al gobierno de la boca para afuera pero nadan en el mar de la corrupcion y por supuesto ya tienen todo listo en el exterior a la hora de salir corriendo. Que sé empiecen a caer las caretas, señalemos a esos miserables y así tu análisis será más vigente que nunca. Saludos

LaEsquinaTransparente dijo...

Lamentablemente los problemas que han llevado a la cultura de enchufados y/o el chavismo están inculcafos ya en la sociedad Venezolana. Como dice un comentario anterior, este tipo de gente ya existian desde hace 40 años gracias a una generación que fue premiada por el exito de sus padres y por lo que el Venezolano llama "la viveza". El Chavismo manipuló y multiplicó esta cultura en donde se amerita al mas vivo, al mas mentiroso, al mas manipulador. Porque, tristemente, ya en Venezuela no existe una meritocracia desde hace mucho tiempo y muchas de las personas que merecen mérito se van del país dado que no reciben el reconocimiento adecuado; hay medicos de taxistas, profesores limpiando pisos, etc. Por eso, aún asi salgamos del chavismo, hay que asegurarnos de eliminar esa cultura tan dañina. Asi que estoy completamente de acuerdo contigo; al enchufado que lo perdone dios.